>>>Hay un París para ti (y todos los que se te antojen)

Hay un París para ti (y todos los que se te antojen)

No tenemos que ‘venderte’ París ni convencerte para viajar a uno de los lugares más visitados del mundo, pero sí podemos informarte de que vas a poder ir más a menudo. Desde finales de marzo, Air France amplia su oferta desde Madrid, Valencia y Málaga, y añade nuevas rutas desde Sevilla y Alicante para que descubras (y redescubras) la Ciudad de la Luz.
R

ick le dijo a Ilsa eso de “siempre nos quedará París” porque no les quedaba más remedio que conformarse con el recuerdo, pero tú puedes escaparte a París una y otra vez. A partir del 29 de marzo, Air France va a ofrecer 12 nuevos vuelos semanales desde Madrid a París, contando así para el próximo verano con 8 vuelos diarios. Ve planeando tus vacaciones porque también abrirá dos nuevas rutas: Sevilla-París a partir del 1 de junio, con un vuelo diario; y Alicante-París a partir del 4 de abril, con un vuelo semanal que será diario entre el 13 de julio y el 30 de agosto. A todo esto, se suma también desde el 4 de abril un vuelo adicional desde Málaga y otro desde Valencia (los sábados).

Con tantas opciones para viajar, ya solo queda planear qué hacer una vez que llegues. Elige la opción que más vaya contigo o, ¿por qué no? Quédate con todas.

Boutique de Patrick Roger
El París más dulce

Desayunar un croissant recién hecho o un ‘pain au chocolat’ apretujados en una terraza de París es un ritual necesario. Como también los es dejarse tentar por sus ‘pâtisseries’ y todos los dulces habidos y por haber de la repostería francesa. Empezando por la más antigua de la ciudad, Stohrer, fundada en 1730 por el pastelero del rey Luis XV. Declarada hoy monumento histórico, solo contemplar su interior ya merece la pena. Allí la especialidad es el ‘baba au rhum’, un brioche con forma de corona y sirope de ron. Para probar ‘macarons’ hay infinidad de opciones en París, pero Ladurée es ese clásico que no falla. Esta casa, que puede presumir de haber inventado el ‘macaron’ doble, vende más de quince mil unidades al día. Para sabores más arriesgados está Pierre Hermé –considerado el ‘Picasso de la pastelería’–, con ‘macarons’ de autor cuyas combinaciones incluyen caviar de limón, rosa, lichi y frambuesa o chocolate, yuzu y especias de pan de jengibre. Por su parte, los amantes del chocolate tienen cita en las boutiques de Patrick Roger. Sus esculturas de cacao elevan el dulce a la categoría de arte.

Prix de Diane Longines
El París más chic

Chanel, Dior, Louis Vuitton, Prada o Gucci tienen su casa en la Avenue Montaigne, una de las avenidas más exclusivas de París. Conectada con los Campos Elíseos, recorrerla supone ya un homenaje a la moda, que se completa con una visita al Musée Yves Saint Laurent, una oportunidad de contemplar más de 5.000 vestidos del mítico diseñador francés, así como el estudio donde pasó casi 30 años dando vida a sus colecciones. Desde aquí, cruzando el Pont de l’Alma llegarás hasta el Musée du quai Branly, en cuya azotea se encuentra el restaurante Les Ombres, diseñado por Jean Nouvel y con unas vistas colosales de la Torre Eiffel. Aunque la altura gastronómica de la capital se la lleva Epicure, un tres estrellas Michelin situado en el lujoso hotel Le Bistrol. Sus macarrones rellenos de trufa negra, alcachofa y foie gras de pato provocan suspiros.

En un viaje por el París más chic no debería faltar tampoco un tour privado por los Jardines y el Palacio de Versalles. Y si viajas en junio, no te pierdas una visita a Chantilly. Conocida como la capital del caballo, esta localidad a una hora de París celebra en su hipódromo el Prix de Diane Longines. Un lujo más desenfadado que el de Ascott, pero donde no faltan carreras de caballos, pamelas gigantes y pícnics en la hierba.

Musée Cognacq-Jay
El París más artístico

Cuna histórica de la vanguardia y lugar de encuentro de escritores y pintores que solían curarse los males del alma con su arte y alcohol. Como decía Hemingway, “París no se acaba nunca”, y sigue respirando creación en barrios icónicos como Montmartre, pero también en sus pinacotecas. Más allá de los pesos pesados como el Louvre, el Pompidou o l’Orangerie hay mucha vida. Espacios dedicados a artistas como el Museo Picasso –con la mayor colección de obras del artista malagueño del mundo–, el Museo Rodin o la casa de Víctor Hugo, donde el escritor francés escribió parte de “Los miserables”. Algunas opciones interesantes y menos conocidas son la colección permanente del Musée Cognacq-Jay, que exhibe piezas representativas de la sociedad burguesa y del arte francés del siglo XVIII, o el Musée d’Art moderne de la Ville de Paris, con 8.000 obras dedicadas al arte del siglo XX.

Sainte Chapelle
Foto: Xuan Nguyen/Unsplash
El París más escondido

El incendio de Notre Dame en 2019 nos privó hasta nuevo aviso de uno de los monumentos más emblemáticos del mundo, pero si se quiere visitar otra joya gótica menos conocida, conviene acercarse hasta Sainte Chapelle, una capilla situada en la Île de la Cité, en pleno corazón de París, que fue construida en el siglo XIII para acoger las reliquias de la pasión de Cristo. Es casi imposible apartar la vista de sus 15 vidrieras de 15 metros de altura, que representan 1.113 escenas del Antiguo y Nuevo Testamento. Antes de salir de la Île de la Cité, merece la pena visitar La Conciergerie, el palacio-prisión donde estuvo encarcelada María Antonieta.

A solo 500 metros del famoso Sacré Cœur se halla otro secreto parisino que a veces pasa desapercibido: ‘le mur des je t’aime’. O lo que es lo mismo, el muro de los ‘te quiero’. Está compuesto por 612 azulejos de lava esmaltada en los que se puede leer 311 ‘te quiero’ en 250 idiomas. Y para terminar con otro toque romántico, en la ciudad del amor aún quedan rincones para dos lejos de las hordas de turistas. El parque Monceau es uno de los pulmones verdes más elegantes de la capital. No te pierdas su estanque rodeado de columnas corintias.

Porque lo bueno de tener tantas cosas que hacer en París es que siempre hay una excusa para volver. Recuerda que este verano Air France refuerza su oferta de vuelos a París desde Madrid, Valencia y Málaga, y abre dos nuevas rutas desde Sevilla y Alicante. À bientô.

Artículos relacionados

La banda sonora de París

Pionera en la celebración de la Fête de la Musique, la capital francesa conquista también por el oído. Descubre el...

Intenso sabor a mar

El Mar Mediterráneo baña el centro de París en el restaurante Etoile-Sur-Mer, del chef Guy Savoy. El chapuzón puede comenzar...

La nueva cara del Ritz

El mítico hotel Ritz de París reabre al público fiel a la obsesión por los detalles de su fundador, César...

8 razones para enamorarte de París este verano

Moda, arte, palacios, Yves Saint Laurent, moderneo, rock… y hasta una playa. Descubre por qué “París era (y es) una...