>>>La catedral del vino

La catedral del vino

Las paredes de la bodega Solar de Samaniego (Laguardia, Álava, España) casi hablan. Las columnas de los antiguos depósitos de hormigón, de más de diez metros de altura, han cobrado vida gracias al muralista Guido Van Helten. Sobre ellas, el artista australiano ha retratado a siete personajes de la zona y ha plasmado los procesos de creación de la literatura y del vino.

El de Rafael Bauza, un empleado de la bodega desde hace 40 años, es el primer rostro con el que se topa el visitante. Aprovechando las irregularidades del hormigón y su textura para definir los rasgos, Van Helten ha conseguido dotar de vida a un lugar hasta ahora abandonado. Su objetivo es “capturar a la gente a través del retrato y los elementos humanos, y combinarlos con espacios industriales”. “Quiero que las figuras se alcen como estatuas en una catedral, que creo que es un espacio bello donde adentrarse y observar”, asegura. El proyecto se ha bautizado como ‘La catedral del vino’ y forma parte del amplio programa eno-cultural de esta bodega alavesa, titulado ‘Beber entre líneas’.

Artículos relacionados

Madrid y la fiesta mundial del Orgullo

¡Viva la vida! Este es el lema de Madrid como sede del World Pride 2017. La capital española se prepara...

Compras ‘made in Baleares’

No solo partiremos con paisajes en las retinas. De Islas Baleares llevaremos abarcas, cerámicas y recuerdos de un rincón cuya...

Vida de barrio en Madrid

Vivos, en evolución, modernos, sociales y colaborativos. Así son los barrios donde todavía puedes pedir sal a los vecinos y...

Ruta gastronómica (y navideña) por Madrid

Si la oferta culinaria de la capital de España es siempre sobresaliente, en Navidad redobla su apuesta y la dulcifica...

Ibiza y Formentera, pedaleos contra sus tópicos

Además de ofrecer fiesta y calas idílicas dignas de Instagram, Ibiza y Formentera se presentan como el destino natural para...

Pongamos que hablo –y canto– de Madrid

Joaquín Sabina tituló así una de las canciones más famosas de cuantas hay dedicadas a la ciudad. Pero Madrid ha...