>>>Viaja a las mejores ciudades del mundo para vivir

Viaja a las mejores ciudades del mundo para vivir

No son las más grandes, las más modernas o las más cosmopolitas, pero son algunos de los núcleos urbanos con mejor calidad de vida del mundo. Si vas, desearás quedarte. No digas que no te avisamos.
D

ecía Italo Calvino que “las ciudades son un conjunto de muchas cosas: memorias, deseos, signos de un lenguaje; son lugares de trueques de palabras, de deseos, de recuerdos”. The Economist va más allá en su informe “The Global Liveability Report” y determina hasta 30 factores, divididos en cinco categorías –estabilidad (política y económica), salud, cultura, educación e infraestructura–, para elegir cada año las mejores ciudades del mundo donde vivir.

Sinatra cantaba a Nueva York, Borges escribía a Buenos Aires y Nietzsche afirmaba que para los artistas no hay más hogar que París… A las urbes que figuran en el top 10 de dicho informe no les han dedicado muchas canciones ni poemas, pero deberían. Volamos con KLM hasta nuestras cinco favoritas.

Vista general Melbourne
Melbourne (Australia)

Situada en la costa sur de Australia, Melbourne ha sido elegida por séptimo año consecutivo como mejor ciudad del mundo para vivir. Espaciosas zonas verdes, una red de transporte público muy accesible, modernas infraestructuras y un clima envidiable hacen de esta urbe el paraíso de la calidad de vida. A esto se suma un espíritu vanguardista que la ha convertido en la capital cultural de Australia. La mitad de las librerías del país se acumulan aquí. Arte, gastronomía y pintura se suceden en sus calles. Aclamados circuitos de ‘street art’, como Hosier Lane, son visita obligada. La cercanía del océano es otro de sus atractivos, además de la península de Mornington –uno de los patios de verano clásicos de la ciudad– y la playa urbana Brighton Beach.

Centro histórico de Viena
Foto: Visualhunt.com
Viena (Austria)

Viviendas asequibles, un excelente sistema educativo, un rico patrimonio cultural, fácil acceso al entorno natural y una baja contaminación lumínica y acústica convierten a Viena en la segunda ciudad mejor valorada de la lista y la mejor de toda Europa para vivir. Una de las ventajas de Viena, según el informe, es el precio y la calidad de la vivienda. El 60% de su población reside en apartamentos subvencionados, incluso algunos edificios de viviendas sociales fueron diseñados por Harry Glück, un importante arquitecto austríaco. Su red de transporte público U-Bahn, abierta las 24 horas los fines de semana, hace que sea muy fácil llegar a cualquier parte. Además, el asequible tamaño de la capital austriaca es perfecto para recorrer su apasionada herencia cultural, que cobra vida en palacios imperiales como Hofburg, o para llegar en bicicleta a alguno de los bosques que se abren camino hacia los Alpes.

Toronto (Canadá)

La cuarta ciudad más grande de América del Norte es también la más segura y la que tiene uno de los costes de vida más baratos, por debajo de Montreal, Chicago, Los Ángeles o Nueva York. Ocupa el número cuatro de la lista gracias a las oportunidades educativas superiores y un sistema de salud de primer nivel financiado con fondos públicos.

La mezcla de casi 200 nacionalidades de Toronto crea un interesante mosaico de culturas y etnias que le dan una identidad cultural única reflejada en propuestas gastronómicas (‘food trucks’, tostadas artesanales o cócteles moleculares) y en barrios emergentes como West Queen West. Los teatros y galerías de arte se suceden entre los rascacielos (se la conoce como la Dubái de América del Norte), que se han triplicado en los últimos años y apuntan a un cielo muy poco contaminado.

Vista del puerto de Auckland
Foto: kirsten-drew/Unsplash
Auckland (Nueva Zelanda)

Economía bien gestionada, altos niveles de seguridad personal y naturaleza salvaje (y cercana) crean el ambiente idílico de Auckland, la octava mejor ciudad del mundo donde vivir. Los 48 conos volcánicos que rodean la ciudad, y una impresionante variedad de playas de acceso gratuito –no dejes de visitar el buque abandonado en la playa de Motueka– son algunas de sus maravillas naturales impregnadas de cultura maorí.

Otra de las señas de identidad de la ciudad más grande de Nueva Zelanda es la diversidad de sus barrios. Un carácter multicultural que se extiende a diferentes áreas como la comida –cualquiera de los restaurantes étnicos del distrito Isthmus es prueba de ello– o a festivales como Diwali (festival hindú de las luces), que reúne miles de personas cada año.

Canales de Hamburgo
Foto: cristina-gottardi/Unsplash
Hamburgo (Alemania)

La ciudad donde los Beatles se dieron a conocer cuenta con el segundo puerto más grande de Europa, dos lagos y más de 2.000 canales para explorar. Estas son algunas de las ventajas que la sitúan a Hamburgo en el décimo puesto de las mejor valoradas, destacando también por su sistema sanitario, cultura e infraestructura.

Propuestas culturales más elevadas como la sala de conciertos de la Filarmónica del Elba –inaugurada el año pasado– se mezclan con el ocio más mundano de los barrios obreros de Schanzenviertel y Karolinenviertel, transformados en áreas de entretenimiento de moda, o en el mítico club Indra, donde tuvo lugar la primera actuación de los Beatles.

Artículos relacionados

Christchurch: la ciudad improvisada

Hace cinco años un terremoto arrasó la segunda ciudad más grande de Nueva Zelanda. Hay algo que no destruyó: el...

Los dragones verdes de Liubliana

La dormida ciudad austrohúngara, capital de Eslovenia, es la Capital Verde Europea 2016. En un tiempo récord, ha pasado de...

Bailando en las calles de La Habana

Las ciudades son sus personas. Y para el fotógrafo Omar Z. Robles, son sus bailarines. Les fotografía realizando piruetas en...

Kotor, la (ex) gran desconocida

Se ha colado en todos los ránkings de “lugares que visitar en 2016”, por eso tienes que ir antes de...