>>>Vetados para el turismo
El Nido se encuentra en la provincia filipina de Palawan.

Vetados para el turismo

La democratización del turismo tiene una cara amarga. El exceso de visitantes ha provocado el control y cierre de algunos de los lugares más turísticos del planeta. Pero hay alternativas.
L

a imagen de sus casas de colores construidas en un acantilado sobre el mar, repetida miles de veces en redes sociales y revistas de viajes, ha convertido a Cinque Terre en uno de los lugares imprescindibles de Italia, el quinto país más visitado del mundo. En 2015 lo visitaron dos millones y medio de personas. No es mucho si se compara con las 9,7 millones de visitas del Museo del Louvre de París. Pero sí demasiado para cinco pequeños pueblos conectados entre sí por una sola carretera.

“Puede parecer un poco excéntrico querer reducir el número de turistas, pero para nosotros en una cuestión de supervivencia. Sin duda la gente nos criticará, pero vamos a tener que limitar el número a 1,5 millones”, explicó Vittorio Alessandro, el director del Parque Nacional Cinque Terre, en el periódico ‘La Repubblica’. Las restricciones, que comenzaron en el verano de 2016, incluyen prohibir el acceso al tren a las personas sin entrada reservada y a la carretera cuando se completa el cupo diario de visitantes. “Sin intervención, Cinque Terre se asfixiaría bajo un turismo tan agobiante”. La alternativa es visitar otros pueblos cercanos con encanto como Tellaro, Sestri Levante, Lerici, Camogli o Portovenere.

Manarola, Cinque Terre, Italia
Una app permitirá saber en tiempo real el nivel de visitantes en cada pueblo de Cinque Terre.

Roma eterna se renueva

La firma de lujo Bulgari ha invertido un millón y medio de euros en restaurar las escalinatas de la Plaza de España, uno de los lugares más frecuentados por los turistas en Roma. Para evitar futuros daños y manchas de bebida y comida, ha pedido que se cierren durante la noche.

Cinque Terre no ha sido el único lugar que ha acusado los perjudiciales efectos del exceso de público. El blanqueamiento de los corales ha alertado de la sobreexplotación turística de las Islas Marietas, en el Pacífico mexicano, y la isla de Koh Ta Chai, en Tailandia. El motivo de la popularidad de las Islas Similan, en el mar de Andamán, son sus aguas transparentes y fondos coralinos donde bucear junto a manta rayas y tiburones leopardo.

El cierre anual de abril a noviembre no ha sido suficiente en esta ocasión. Las autoridades han prohibido las visitas hasta nuevo aviso. Los que deseen explorar la belleza de las playas y fondos marinos del sur de Tailandia pueden optar otras islas menos conocidas, como Koh Racha Yai y Koh Lanta.

Snórkel en Koh Ta Chai, Tailandia
Los buceadores podrán acceder a determinadas zonas de Koh Ta Chai, pero los touroperadores podrían perder su licencia si desembarcan en la isla.

Una buena noticia es que el cierre de las Islas Marietas ha sido solo temporal y se ha recuperado ya el 50% de la riqueza submarina dañada. No obstante, la entrada a la playa del Amor, uno de los mayores atractivos de esta zona de la Riviera Nayarit, se limitará a 116 personas diarias de miércoles a domingo. La actividad sostenible alternativa es un nuevo sendero abierto en Isla Larga para la observación de aves.

Playa del Amor o Hidden Beach
Los visitantes solo podrán permanecer 30 minutos en la playa del Amor, también conocida como Hidden Beach.

Filipinas todavía se considera un destino asiático emergente, pero ya está viviendo situaciones parecidas. Las autoridades se están planteando cerrar de cuatro a seis años la isla Shimizu, un enclave popular para hacer snorkel en Bacuit Bay. Sí permitirán el buceo en otros seis lugares alrededor de El Nido, la localidad más turística de la zona, que recibe 80.000 visitantes anuales. La efímera naturaleza de la belleza nunca ha sido más demostrable.

Artículos relacionados

De profesión, sirena

Romper la frontera entre realidad y fantasía para dar vida a estos seres mitológicos. Del Mediterráneo al Pacífico, el ‘mermaiding’...

Descubre el norte de Argentina en siete colores

Cuentan las leyendas que los niños de Purmamarca, aburridos del monocromatismo del cerro, pasaron siete noches coloreándolo. Hoy es uno...

El templo perdido de Ta Prohm

Durante siglos pareció que se lo había tragado la tierra. Cuando fue redescubierto por el hombre, el templo más fascinante...

Un safari dentro del cráter

Visto desde arriba, parece la huella de un enorme meteorito que se hubiera estrellado contra la Tierra. Pero en lugar...