>>>Untersbergbahn o cómo surcar las nubes austríacas

Untersbergbahn o cómo surcar las nubes austríacas

Gracias a este teleférico, senderistas y viajeros alcanzan una de las zonas de recreo más transitadas de Salzburgo. De regalo, las mejores vistas de la ciudad.
E

n el interior de la montaña Untersberg se esconden cuevas que han hecho brotar el imaginario de los locales. Una leyenda cuenta que en estas cuevas descansa Carlomagno acompañado de su corte y de miembros de su ejército (en otras versiones estos son sustituidos por enanos), y que el emperador solo sale de su refugio para ver si los cuervos siguen revoloteando por su montaña. Al comprobar que no censan en su vuelo, regresa a su guarida. La misma que acoge cada fin de semana a quienes escapan de Salzburgo en busca de aire –aún más– fresco.

Los curiosos que quieran comprobar si la leyenda es cierta, solo pueden llegar hasta allí en el teleférico Untersbergbahn, uno de los más emblemáticos de Austria. Utilizado cada año por unos 100.000 pasajeros, no es el más moderno de cuantos surcan el cielo alpino, pero sí puede presumir de cifras de vértigo. La más importante: cubre un desnivel de 1.320 metros, los que separan la estación del valle en Grödig / St. Leonhard –al sur de la ciudad de Salzburgo– y la estación de montaña de Geiereck.

Cuervo
Untersbergbahn se llega a distanciar 286 metros del suelo.

Untersbergbahn funciona gracias a un sistema de dos cables. Se diseñó así a mediados del siglo XX, aunque el proyecto comenzó algo antes. A principios de siglo ya se empezó a trabajar en una conexión entre Salzburgo y Untersberg, pero hasta 1945 no se ideó el proyecto definitivo, que pudo empezar a construirse en 1959 (un año antes se había fundado la Sociedad del Teleférico de Untersberg). La inauguración se hacía oficial en 1961. Actualmente, un trayecto de ida y vuelta en el Untersbergbahn cuesta 25 euros para los adultos y 12 para niños (los menores de seis años viajan gratis). El horario varía en función de la estación del año, siendo el más extendido el de verano (del 1 de julio al 30 de septiembre), de 8.30 a 17.30 horas.

 

Tras un recorrido de algo menos de diez minutos, los viajeros llegan hasta la estación de montaña de Geiereck, desde la que poder divisar no solo la ciudad, sino también la región de Berchtesgaden, el valle Rosittental y, si hay buena visibilidad, el lago Chiemsee y otros humedales de la región de Salzkammergut. La montaña Dachstein y la cordillera Hohe Tauern completan el paisaje a vista de prismáticos.

Geiereck
En Geiereck hay un monumento dedicado a los cazadores de montaña.

Pero el prometedor paisaje es solo un aliciente, muchos de quienes suben en el Untersbergbahn lo hacen con una mochila a la espalda y buen calzado. Y es que el pico Geiereck es punto de partida de muchas rutas senderistas, sobre todo durante los meses más cálidos. Eso sí, se trata de rutas de alta montaña alpina, ya que la estación se encuentra 1.776 metros de altitud. Existen varios refugios, como el de Zappezauerhaus, que atienden a los aventureros y ofrecen algo de picar a quienes hayan subido solo por las vistas. El restaurante de montaña Hochalm prepara comida casera típica de la región de Salzburgo (salchichas, apfelstrudel…), acompañada de una cerveza fresca –o de un café caliente, según la temporada–.

Untersbergbahn
El teleférico parte de la estación de Grödig / St. Leonhard a 456 metros de altitud.

Artículos relacionados

Romance en Swarovski Crystal Worlds

¿Cómo negarse a una proposición en un jardín con nubes de cristal? No decimos que el mundo mágico de la...

‘No molesten’: estamos en el Tirol

Nada como un spa en mitad de la montaña para relajarse. O quizá sí, ¿un lago escondido entre valles? Las...

La caravana más chic

¿Quieres tener la sensación de viajar en una caravana sin renunciar a la comodidad de un hotel? Es la modalidad...

Arquitectura natural en Innsbruck

¿Zaha Hadid o la madre Naturaleza? Ambas se disputan el orgullo de haber creado la obra más asombrosa de la...