>>>Una selva inteligente dentro del hotel

Una selva inteligente dentro del hotel

Dubái es la ciudad de los récords y está dispuesta a superarse llevando la selva tropical al desierto. Se ubicará en el interior del Rosemont Hotel and Residences Dubai, perteneciente a la cadena Hilton, que tiene previsto abrir sus puertas en 2018. Repleta de cascadas, con piscina y cafetería, la selva contará con un simulador de humedad que recrea lluvia alrededor pero que impide mojarse. El complejo, diseñado por ZAS Architects, estará formado por dos torres de 53 pisos cada una y contará con 448 habitaciones de hotel y 280 apartamentos equipados con los últimos avances en domótica. La selva tropical, de 7.000 metros cuadrados, será su principal atractivo, aunque compartirá protagonismo con una playa artificial, una ‘infinity pool’ y un cielo estrellado gracias a una cubierta de vidrio que se ilumina.

Artículos relacionados

Las cifras de Dubái

Como un oasis en medio del desierto, se erige como una ciudad de récords y cifras. Lo más grande, lo...

Nimbin: regreso a los 70

Comunas todavía activas, caravanas con el símbolo de la paz y camisetas psicodélicas en plena naturaleza. Viajamos en el tiempo...

Los planes más terroríficos para Halloween

Ponerte en la piel de un preso, caminar por un callejón lleno de fantasmas o ‘dormir’ en un hotel rodeado...

Christchurch: la ciudad improvisada

Hace cinco años un terremoto arrasó la segunda ciudad más grande de Nueva Zelanda. Hay algo que no destruyó: el...

Lugares donde retornar al pasado

Mercadillos, hoteles, tiendas y restaurantes ‘vintage’ donde los huérfanos de la máquina del tiempo encuentran el ambiente de épocas pasadas...

Los reyes de la India

Tradicionalmente, el león ha ostentado el título de rey de la jungla, pero en India las cosas son diferentes. Reinan...

Los mejores ‘resorts’ espirituales

Buda decía que la paz viene de dentro y no hace falta buscarla fuera, pero en una ‘infinity pool’ en...

París a oscuras

Hay un lugar donde no llegan las luces de la Torre Eiffel ni los neones del Moulin Rouge. Coge una...