>>>Un año de aventuras en Gales
Foto: ©VisitBritain / Joe Cornish

Un año de aventuras en Gales

Con sus colinas y acantilados agrestes y 15 cumbres de casi 1.000 metros de altura, la región británica de Gales es un paraíso para el trekking y otros deportes.
Gales ha sido siempre una tierra de luchadores. Bien contra romanos, vikingos o ingleses. Desde hace siglos, sus habitantes se han enfrentado a la dura tierra para extraer hierro y carbón de sus minas. La pelea es ahora contra el declive de la industria minera. El arma elegida, un parque de surf con la ola artificial más alta del mundo. Surf Snowdonia ha sido construido en el emplazamiento de una abandonada fábrica de fundición de aluminio en Dolgarrog, una pequeña localidad al norte de Gales.
El coasteering combina diversos deportes mientras se recorre la costa.

No te metas con las montañas en Gales

Hugh Grant se ganaba la enemistad de todo un pueblo en la película ‘El inglés que subió una colina pero bajó una montaña’ al intentar medir la montaña local. Así de orgullosos se muestran los galeses de su orografía, formada durante la Edad de Hielo. Esta vez no hablamos de la película.

Es la nueva osadía del país que inventó el ‘coasteering’. Esta variante del ‘trekking’ consiste en recorrer la costa buceando, trepando, explorando las cuevas y haciendo rápel entre las rocas. Para ello, Gales cuenta con parajes idóneos, pues su costa es bastante escabrosa y salvaje. Toda la región es un paraíso para los deportes de aventura gracias a sus colinas agrestes y 15 cumbres de más de 3.000 pies de altura (915 metros). Este tipo de actividad turística emplea a más de 8.200 personas.
“El turismo de aventura está en pleno auge aquí”, asegura Sean Taylor, gerente de Zip World, la tirolina más larga de Europa y la más rápida del mundo. Hasta cuatro personas pueden a la vez sobrevolar sobre los páramos de la localidad minera de Blaenau Ffestiniog, en la zona de Gwynedd. En sus minas subterráneas de pizarra se puede saltar sobre trampolines gigantes y cruzar mediante redes y toboganes las cuevas iluminadas por luces multicolores.
La tirolina más larga y rápida de Europa se encuentra en Gwynedd.
Foto: Blazing Minds via Foter.com / CC BY-ND

En busca de comida

El ser humano sigue siendo en el fondo un cazador recolector. Quizás por eso nos gusta tanto recoger setas, moras o nueces. Establecimientos de Gales como el restaurante Foxhunter o la granja Trehale organizan rutas para buscar, y cocinar después, setas, algas o cangrejos.

Gales no es un recién llegado en el turismo al aire libre. Sus parques naturales son uno de los destinos favoritos desde hace décadas, o siglos, para los amantes del ciclismo de montaña o el senderismo. El Parque Nacional de Snowdonia, al norte de Gales, es el más conocido. En él sobresale el pico más alto de Gales, Snowdon, de 1.085 metros de altura. Aunque se puede llegar a la cima en tren, no desmerece de cualquier cumbre de los Alpes. En él y en las otras 15 montañas de más de 900 metros de altitud que reúne este parque se encuentran múltiples oportunidades para nadar, hacer rafting, rápel o escalada y, por supuesto, simplemente caminar entre lagos y cascadas.
El monte Snowdown es el más alto de Gales, con más de 1.000 metros.
Foto: ©VisitBritain / Joe Cornish
Entre Snowdonia y el Parque Brecon Beacons se sitúan los Montes Cámbricos, en el centro del país del dragón rojo. Sus valles son perfectos escenarios para observar pájaros, tomar fotografías o hacer snorkel en sus lagos. Mientras que las actividades que se pueden realizar en Brecon Beacons se amplían a rutas en pony, canoa o bicicleta de montaña, exploración de cuevas, pesca, canyoning o vuelos en parapente. Con tan amplio catálogo de actividades no es extraño que el Gobierno galés haya denominado 2016 como el Año de la Aventura. Haría falta más de un año para disfrutar de todas las que ofrece Gales.

Artículos relacionados

Videocámara de acción HDR-AS50 de Sony

La última cámara de acción de Sony incluye un zoom x3 y estabilizador de imagen mejorada para no perder ninguna...

Río de Janeiro a 360 grados

Tres horas te separan de las mejores vistas de la capital del Carnaval brasileño. Es lo que dura el ascenso...

Río 2016 calienta motores

El evento deportivo del año aterriza en América del Sur por primera vez. La ciudad brasileña se prepara para encender...

El fin del mundo está en Tasmania

Three Capes Track abrió al público con la promesa de “encender los sentidos”. La ruta de senderismo más esperada por...