>>>Tú a Venus y yo a Marte

Tú a Venus y yo a Marte

La distancia entre los hábitos de ellas y ellos a la hora de viajar no llega a ser planetaria, pero casi. Aquí algunos de los tópicos que nos diferencian.
E

llos se atreven más a viajar solos, prefieren los destinos exóticos o de aventura y suelen improvisar sobre la marcha. A ellas les gusta viajar en pareja o en grupo, disfrutan con las visitas culturales y no dejan ni un detalle al azar en la planificación del viaje. Son algunos de los estereotipos más comunes que dividen las costumbres viajeras por sexos. Para no crear suspicacias, recurrimos a las cifras.

Ellas viajan más

Según un estudio de SpringHill Suites realizado a 1.000 estadounidenses, las mujeres viajan con más frecuencia que los hombres. Esto se debe, en parte, a que ellas suelen destinar más dinero de sus ahorros para sus escapadas. Coinc, un portal español que estudia la organización de los ahorros, establecía en 2015 que las féminas destinaban un 3% más de sus ahorros a viajar que los varones. Durante el viaje, las mujeres gastan dinero en moda y productos del ‘duty free’, mientras que los hombres prefieren consumir comida y bebida. No lo decimos nosotros, sino una encuesta de International Currency Exchange. Y las barras de los bares.

Mujer con una maleta.
Las mujeres llegan con mayor antelación al aeropuerto que los hombres.

Ellos saben relajarse

Una vez en destino, la forma de ‘tomarse el viaje’ también entiende de sexos. Princess Cruises hace una encuesta cada año sobre este tema y los resultados suelen repetirse: a las mujeres les cuesta más desconectar que a los hombres, aunque suelen apreciar más el nuevo entorno que ellos.

Viajes en pareja: ¿quién decide?

Ellos suelen dejarse llevar a la hora de planificar. Sí, la iniciativa es femenina –como en otros muchos momentos vitales–, tanto en lo referente a la fecha, a las pequeñas decisiones durante el viaje o al destino en sí mismo (así lo corrobora un estudio realizado entre viajeros británicos por Sunshine.co.uk). El último click en el momento de la reserva es suyo y prefieren destinos culturales y urbanos. Además, apuestan por paquetes de viajes, mientras que las reservas de los hombres suelen comenzar asegurando la disponibilidad del hotel.

Aunque las mujeres suelen planificar más el viaje y con más antelación, también llevan mejor los imprevistos que puedan surgir. En cambio, los hombres prefieren improvisar pero reaccionan peor ante un retraso o problema durante el trayecto. La paciencia (o impaciencia) también entiende de sexos.

 

Sobradas de equipaje

SpringHill Suites refleja que los viajeros suelen hacer su equipaje en las horas previas al viaje, mientras que las viajeras son más previsoras. Eso sí, ellas cargan mucho más la maleta, y el 91% confiesa que no llega a ponerse todo lo que mete en ella. Una encuesta de The Holiday Hypermarket Poll, realizada a turistas británicos, establece que para un viaje de una semana ellas empaquetan 36 artículos. Justo el doble que ellos, que llevan una media de 18.

Hombre saltando en la montaña con una mochila a la espalda.
Los destinos de aventura son, mayoritariamente, cosa de hombres.

Tú pasillo, yo ventanilla

En los aviones, los asientos de ventanilla suelen estar ocupados por mujeres. Así lo confirman compañías como Delta o Virgin Airlines, que han realizado estudios sobre el comportamiento de sus pasajeros, incidiendo también en las diferencias entre sexos. Ellas lo eligen porque consideran que es el asiento más cómodo y en el que menos molestan al resto de pasajeros. Los hombres, en cambio, prefieren el pasillo y no tienen problemas en ocupar los reposabrazos (aunque estos sean compartidos). Las pasajeras de Virgin suelen entretenerse viendo alguna película durante el viaje, mientras que los pasajeros buscan algún evento deportivo entre la oferta multimedia. Nada que no suceda en tierra firme.

Pareja en un coche orientándose con un mapa.
La orientación depende de las habilidades espaciales de cada persona y no del sexo.

Artículos relacionados

San Francisco es nombre de cóctel

Cada barrio tiene una esencia propia que lo hace único, un sabor característico, unos colores…que solo tienen sentido si los...

“No puedo creer que me paguen por esto”

Jon Bowles ha unido su oficio de piloto con su pasión por la fotografía. Es consciente de que tiene “el...

Santiago es amor a primera vista

Hay quien necesita tiempo para conocer una ciudad, pero Santiago de Chile es un flechazo. Recorremos los principales lugares de...

El as bajo la manga de Macao

Para visitar Las Vegas y Lisboa al mismo tiempo solo hay que viajar a China. Bienvenidos a Macao, capital de...