>>>Surfea sin olas

Surfea sin olas

En el deporte extremo que te proponemos no te harán falta. Ni siquiera necesitas estar cerca del mar. Bienvenido a la ‘adrenalina waterproof’.
Preparas tu traje de neopreno y la tabla de surf, pero cuando llegas al mar no hay ni un mínimo ajetreo en el agua dispuesto a garantizarte una jornada de emociones fuertes. No te preocupes, hemos encontrado la solución para que puedas surfear hasta agotarte, aunque el mar no esté de tu parte. La solución es sencilla: cambia de escenario. Si crees que sólo se puede surfear en el agua, todavía no conoces las ventajas del ‘ashboarding’, un deporte extremo que ha llegado para demostrar que cuando se trata de surf, las olas son lo de menos.
Foto: Ryan Faas

No enfades al volcán

Cerro Negro es un volcán activo que hasta la fecha ha tenido 23 erupciones. La última fue en agosto de 1999, con fuentes de lava de hasta 300 metros de altura. Las posibilidades de que vuelva hacerlo son escasas.

El ‘ashboarding’, al que también podemos referirnos como surf volcánico, te permite deslizarte sobre las faldas de un volcán, unas dunas o cerros de arena, montado sobre una tabla hasta alcanzar altas velocidades. Si gana adeptos por todo el mundo es porque permite practicar un deporte extremo al tiempo que contemplas un entorno paisajístico único, prácticamente sin contaminación. Éste es el escenario que te espera si practicas ‘ashboarding’ en el Cerro Negro de Nicaragua, y que te brinda la oportunidad de descender con tu tabla por la ladera de un auténtico volcán en activo.
Es una de las razones que atraen cada mes a cerca de tres mil turistas al volcán nicaragüense: en pocos lugares del mundo encontrarás una capa de negras cenizas y de rocas volcánicas como estas. Siendo el volcán más joven de Centroamérica es también el más activo de Nicaragua. Está situado a 108 kilómetros de Managua, en León, y aunque descenderlo puede ser muy tentador, tenemos que advertirte del peligro que supone. Escalarlo no se parece en absoluto a ascender ningún otro volcán: la subida es empinada y difícil en muchos de los 500 metros de altura que lo forman, y en algunos tramos deberás ayudarte con las manos.

Que no falte en tu maleta

Los dos principales inconvenientes de practicar ‘ashboarding’ en Cerro Negro son el calor y el sol, así que te conviene llevar un traje especial para protegerte del calor y posibles rozaduras, suficiente agua y un buen protector solar.

Cuando llegues a la cima, sentirás que ha merecido la pena: las vistas te permitirán apreciar la cadena volcánica que atraviesa varias zonas de Nicaragua, alineando un volcán con otro, como el Telica y el San Cristóbal, mientras sientes el calor que emana del cráter. Descender es mucho más fácil que subir, pero no menos excitante . Puedes alcanzar los 50 kilómetros por hora sobre tu tabla, así que será mejor que hayas entrenado. Para guiarte en tu camino, puedes contratar el tour de Bigfoot Hostels, que incluye el transporte al volcán, el equipo de seguridad y hasta cerveza y ‘cookies’ para el descenso.
Si estás preparado y te sientes capaz, podrás ser el protagonista de una actividad que no tiene precio. Bueno, sí, pero es simbólico: a la entrada se debe pagar una tarifa porque te encuentras en un área protegida. Así que prepara tu tabla y…¡nos vemos abajo!

Artículos relacionados

Cámara deportiva SJCAM SJ5000 Plus

¿Quieres revivir tus vacaciones? Las cámaras de acción nos lo ponen cada vez más fácil. Este modelo, con sensor Panasonic,...

Río 2016 calienta motores

El evento deportivo del año aterriza en América del Sur por primera vez. La ciudad brasileña se prepara para encender...

La carrera del Polo Norte

A 30 grados bajo cero hasta el sudor se congela. La Maratón del Polo Norte, la carrera más septentrional del...

Hoteles enamorados de Cristiano Ronaldo

Querer ser John Malkovich, como en la película de Charlie Kaufman, es cosa del pasado. El personaje del momento es...