>>>Sumergirse en la relajación

Sumergirse en la relajación

El bullicioso ajetreo de las calles comerciales del barrio de Mongkok en Hong Kong no llega hasta la piscina de la azotea del Hotel Cordis. Con solo el cielo azul a la vista, comenzar el día nadando con música, gracias a su sistema de audio submarino, solo es comparable a relajarse con un cóctel en una tumbona al atardecer.

Artículos relacionados

Si no compras, no estás en Hong Kong

En Hong Kong puedes comprar hasta caer rendido. Pero no creas que te saldrá barato. La calle Causeway Bay de...

La nueva cara del Ritz

El mítico hotel Ritz de París reabre al público fiel a la obsesión por los detalles de su fundador, César...

El desierto que se comió Kolmanskop

Vivió su máximo esplendor durante la primera mitad del siglo XX gracias a los diamantes que escondían sus tierras. Hoy...

Lugares donde retornar al pasado

Mercadillos, hoteles, tiendas y restaurantes ‘vintage’ donde los huérfanos de la máquina del tiempo encuentran el ambiente de épocas pasadas...

Las mejores suites para dos

Camas con vistas para dormir abrazados… o para no dormir en absoluto. Tú decides. Pero te garantizamos que estas son...

Los planes más terroríficos para Halloween

Ponerte en la piel de un preso, caminar por un callejón lleno de fantasmas o ‘dormir’ en un hotel rodeado...

Los mejores ‘resorts’ espirituales

Buda decía que la paz viene de dentro y no hace falta buscarla fuera, pero en una ‘infinity pool’ en...