>>>Shibuya para ‘shopaholics’
Foto: Sean Pavone / Shutterstock.com

Shibuya para ‘shopaholics’

Si amas los ‘juguetes’ tecnológicos, marcas tendencia y eres un friki del manga, Tokio es tu hogar. En Shibuya verás el cruce más transitado del mundo y apabullantes zonas comerciales.
S
i eres antropofóbico, huye. Los japoneses llaman ‘taijin kyofusho’ a esta especie de rechazo al contacto social. No nos extrañaría que el origen de esta sensación naciera en Tokio, en un lugar que los japoneses conocen como ‘Scramble Kousaten’. Su nombre, que significa lucha o espantada, no es cosa del azar. Se trata de un cruce con un stop sincronizado, de modo que cuando se pone en rojo para los coches, los peatones lo inundan, cruzando en todas direcciones. Está en Shibuya, delante de la estación del mismo nombre y es el cruce más transitado del mundo. Pero si más que misántropo te consideras sociable, extravagante, disparatado, vanguardista y moderno hasta el exceso, Tokio es tu lugar. Atravesando el cruce de Shibuya, te sentirás el rey de la pista. Un pista formada por cinco pasos de cebra en los que pueden estar cruzando en el mismo instante más de 1.000 personas.
Aunque el de Shibuya sea el más popular, en Japón hay unos 300 cruces de estas características.
Foto: NorGal / Shutterstock.com

Lo primero que visitaría Richard Gere

Imperdible para los amantes de los animales es la estatua del perro Hachiko. La zona se conoce por su nombre porque fue el lugar desde el que el animal esperó durante diez años a que su dueño fallecido regresara a por él.

‘Si se ha inventado, estará aquí’. Esa es la filosofía de Shibuya. Las calles de alrededor, Bunkamura-dori y Dogenzaka, ofrecen un turismo de ‘shopping’ a gran escala: decenas de complejos comerciales donde decir que se venden las últimas tendencias es quedarse corto. Loft, Tokyu Hands, Marui o Seibu son algunas de las firmas con refugio en Shibuya. Hay zonas centradas en otros sectores. Shinjuku para las nuevas tecnologías, Ginza para el lujo y Sugamo para ir de mercadillos. Pero Shibuya es la zona de referencia para ‘shopaholics’ en cuestión de moda y accesorios.
La calle Takeshita es la favorita de las adolescentes, especialmente entre las que optan por el estilo ‘Harajuku’, una mezcla de tendencias que se dan cita en esta calle peatonal. Por ella transitan ‘lolitas’ (estilo infantil y victoriano, a veces con un toque gótico y barroco), ‘decora’ (recargado y con predominio del rosa), ‘ganguro’ (rubias muy bronceadas, como en California), o ‘cosplay’ (disfrazadas como sus ídolos del manga).
‘Hachiko, siempre a tu lado’ es la película que Richard Gere protagonizó sobre este perrito de raza akita.
Foto: Tooykrub / Shutterstock.com
Si se buscan negocios independientes y tiendas de ropa antigua, hay que detenerse en Ura-Harajuku y Cat Street, con los más modernos diseñadores. Una dosis extra de lujo se encuentra junto a los árboles Zelkova, en la calle Omotesando. Allí mismo está también el centro comercial Omotesando Hills. Como centro de culto, la mejor opción es Shibuya 109, justo en el mencionado y loco cruce. Diez plantas para abandonarse al consumismo salvaje.
Tokio es desenfado e imaginación: de las chicas ‘kawaii’ a las extravagantes ‘visual kei’.
Foto: Greir / Shutterstock.com
Para reposar las compras, la zona ofrece restaurantes y los denominados hoteles del amor. Son alternativas de hospedaje económicas para novios fogosos a los que les atraigan locales más estrafalarios, bajo neones de un rojo intenso, con bañeras de hidromasaje y camas vibratorias.
El futuro de Shibuya ya está decidido. De manera simultánea, se están desarrollando cuatro proyectos destinados a activar (aún más) la zona. El planteamiento es comenzar en 2018 para concluir en 2027. Cambios relativos al transporte, reforzar la competitividad internacional y mejorar las infraestructuras son el punto de partida. “Puede sonar pretencioso”, reconoce el alcalde Ken Hasebe, cuyo objetivo es que la gente piense en el barrio de Shibuya igual que si fuera Londres, París o Nueva York.

Artículos relacionados

Dormir entre libros

A ti, devorador de páginas, si quieres dormir rodeado (literalmente) de libros, sigue leyendo: hemos encontrado tu hotel.

Misión (casi) imposible: Tokio en 48 horas

Con más de 13 millones de habitantes repartidos en 23 distritos, Tokio es una de las ciudades más grandes y...

Hotel Watergate, a prueba de espías

Casi 50 años después de la caída de Nixon, el hotel testigo de una de las mayores conspiraciones políticas de...

Oslo: planes baratos en la ciudad más cara

Oslo, recurrente en las listas de capitales europeas más caras, tiene un alma generosa y económica: sus parques, sus museos...