>>>Seychelles, el paraíso accesible para todos los bolsillos

Seychelles, el paraíso accesible para todos los bolsillos

¡Millonarios, abran paso! Seychelles ha dejado de ser un destino prohibitivo y da la bienvenida a los turistas de a pie. Porque los mortales también tenemos derecho a nuestro trozo de paraíso.
V

er una puesta de sol en una solitaria playa de arena blanca, bañarse a la luz de la luna o respirar aire puro en lo alto de una montaña. Está demostrado: las mejores cosas de la vida son gratis. Y visto así, ¿quién te impide disfrutarlas en Seychelles? Vivir la magia de las cosas pequeñas también es posible en este paraíso de 115 islas en medio del Índico. Tan solo sigue estos sencillos consejos y podrás vivir las vacaciones de tus sueños sin dejar a cero tu cuenta bancaria.

Casa tradicional en La Digue
1. Olvídate de los ‘resorts’ y vive una experiencia más auténtica

Seychelles es mucho más que exclusivos ‘resorts’ de cinco estrellas en islas privadas. Y aunque nos encantaría compartir hamaca con George Clooney y Salma Hayek, los que viajamos con un presupuesto ajustado preferimos empaparnos del destino y conocer de primera mano la vida de sus habitantes. El secreto mejor guardado de Seychelles son sus alojamientos alternativos, que aseguran una experiencia de lujo a un precio muy económico. Una buena idea son los ‘guesthouses’, villas criollas reconvertidas en casas de huéspedes y gestionadas en su mayoría por locales. También hay ‘bed & breakfasts’ y apartamentos, así como encantadores hoteles boutique que harán que no eches de menos la pulserita del ‘todo incluido’.

Seychelles
2. Escoge el momento oportuno y reserva con tiempo

Durante la temporada baja (de octubre a abril) los precios de los vuelos y los alojamientos suelen descender y es el momento ideal para encontrar gangas y reducir costes. Coincide con la estación lluviosa, pero que no cunda el pánico, en Seychelles siempre es verano y el clima tropical hace que cualquier época del año sea perfecta para visitar el archipiélago. Además, es la mejor época para pescar y navegar por la zona noroeste de las islas, con vientos de entre ocho y doce nudos. Ten en cuenta que cuanto antes reserves tus vuelos, mejores ofertas conseguirás, incluidos los vuelos entre islas. Pero ojo en diciembre y enero. Aunque es temporada baja, muchos turistas aprovechan las vacaciones de Navidad para huir del frío y los precios pueden subir.

Chica en bici por La Digue
3. Muévete como un local

Si en tu ciudad utilizas el transporte público, ¿por qué no hacerlo también cuando estás de vacaciones? En Seychelles es la opción más económica (unos 40 céntimos por trayecto) y te permite llegar a la mayoría de los rincones de las dos islas principales, Mahé y Praslin. Hay más de 41 rutas con cerca de 1.100 viajes diarios. En La Digue, la cuarta isla más grande de Seychelles, lo ideal es hacerse con una bicicleta, el medio de transporte preferido por los locales: práctico, eco-friendly y muy barato. En estos tres destinos encontrarás playas de agua cristalina como Anse Source D’Argent o Grand Anse, pero si además quieres conocer el resto de islas, es recomendable planear el itinerario con antelación. Si viajas en grupo, intenta alquilar un barco privado para moverte a las islas más apartadas. Suele ser más barato que contratar excursiones de un día.

Mercado de Victoria en Mahé
Foto: byvalet / Shutterstock.com
4. Come comida casera

Está más rica, es más sana y podrás ahorrarte unas cuantas rupias. Además, es la excusa perfecta para conocer los mercados de las islas, el mejor lugar para conocer locales y entablar conversación con ellos. Una simple pregunta como “¿a cuánto está el pulpo?” puede llevar a una larguísima discusión sobre cuál es la mejor manera de prepararlo, con curry o a la plancha con un toque de chile y jengibre. Al final puede que hasta te acaben invitando a probar ambos platos típicos. En Mahé, los mercados de Victoria y Beau Vallon (los miércoles, de 16:00 a 20:00) son los más conocidos.

Anse Major Trail
Foto: Office du Tourisme des Seychelles
5. Y recuerda, los mejores planes… ¡son gratis!

Nadar en la playa, tomar el sol, hacer una ruta por sus frondosas junglas… Para disfrutar de la naturaleza de Seychelles no hace falta gastar ni un euro. Todas las playas son públicas y hay senderos de acceso gratuito para hacer excursiones como el ‘Anse Major Trail’ que pasea por la costa rocosa de Mahé para llegar a la solitaria playa de Anse Major, o el de Copolia, también en Mahé, que finaliza con una vista 360 grados en lo alto de un pico. Si llevas tu propio equipo, también podrás hacer snorkel y conocer el otro lado de las Seychelles, sus corales y fondos marinos.

Artículos relacionados

Seychelles, donde viven las musas

Islas apartadas del mundo, vegetación salvaje y mercados llenos de color. Si las hijas de Zeus se encuentran en algún...

Luna de miel en el Jardín del Edén

George y Amal, Salma y François-Henri, Kate y William… Y ahora tú y tu pareja. No hace falta tener sangre...

El lujo más salvaje de África

Los tradicionales ‘cinco grandes’ atractivos de la sabana –el león, el guepardo, el elefante, el rinoceronte y el búfalo– tienen...

Un chapuzón al borde del abismo

Las Cataratas Victoria son un auténtico espectáculo de por sí, pero los viajeros más intrépidos no tienen por qué conformarse...