>>>Restaurantes monoproducto: cuando menos es más

Restaurantes monoproducto: cuando menos es más

Manzana, trufa o patata, un único producto para que el comensal descubra todas sus posibilidades. Creativas propuestas culinarias que nacen de la ultra especialización.
C

omer ya no se trata solo de comer, sino de vivir una experiencia. Cada vez más restaurantes ofrecen al cliente una inmersión completa en el universo del producto. Haciendo oídos sordos a aquello de “lo poco gusta y lo mucho cansa”, la tendencia que toma fuerza pasa por convertir un solo alimento en un símbolo gastronómico.

Ningún producto es una mala opción para la ultra especialización. Los británicos consumen 11.500 millones de sándwiches al año, por lo que no es extraño que el restaurante Melt Room, en Londres, haya convertido el sándwich de queso fundido en un plato gourmet. Ingredientes de gran calidad y pan artesanal para preparar sus famosos sándwiches de generoso queso fundido. Siempre protagonista en diversas combinaciones: con lechuga y mostaza, con champiñones, con hummus e incluso con Nutella y mascarpone.

Erin y Allison con macarrones con queso.
Erin y Allison dejaron sus trabajos de oficina para montar su restaurante especializado en macarrones con queso.
Foto: Home Room

Lluvia de albóndigas

The Meatball Shop, restaurante especializado en albóndigas, es una institución en Nueva York. El menú permite elegir qué tipo de carne prefieres (con una opción vegetariana), tu salsa favorita y diferentes complementos. Su ‘brunch’ Balls Benedict mantiene las albóndigas como protagonistas en una irresistible adaptación del clásico.

Siguiendo con el queso como plato estrella, Home Room en California está especializado en los tradicionales Mac&Cheese. Macarrones con queso para todos y de todas las formas posibles. Treinta variedades, desde el plato clásico con cheddar, hasta alternativas llenas de sabor con jalapeños, salchichas italianas, espinacas, bacon ahumado o ajo. Cada semana sirven más de 5.000 platos.

La magia se encuentra en propuestas que convierten un producto humilde en algo extraordinario. The Potato Project es un restaurante londinense que eleva a ‘gourmet’ la patata asada. Más allá de la tradicional, elaborada con mantequilla, encontramos propuestas con toques asiáticos como la Patata dulce con pollo thai y curry de lima y coco o la Patata de otoño con champiñones, espinacas, queso azul y aceite de trufa.

Universo quesero

Poncelet Cheese Bar, en Madrid, cuenta con Cheese Tours, visitas guiadas para conocer el proceso de elaboración del queso. Un circuito lácteo-turístico que comienza visitando la granja y quesería de la finca en Vega de San Martín y termina con una degustación en el restaurante.

Pomze, en París, transforma la manzana en la reina del restaurante. La carta incluye 120 platos que permiten al comensal probarla en todos sus formatos como los Filetes de caballa con salsa ravigote de manzana Granny Smith. Sea cuál sea el plato elegido, habrá que acompañarlo con una de las 30 sidras de diferentes regiones francesas con las que cuentan.

También surgen alternativas más exclusivas. Maison de la Truffe, un clásico restaurante de la capital francesa con más de 80 años a sus espaldas, es pionero en la tendencia del monoproducto. Cada plato se ofrece con tres alternativas: sin trufa, con trufa de la estación o con trufa negra. No existe mejor lugar para disfrutar de la Omelette a la trufa.

Tres perritos calientes de Bubbledogs
En Bubbledogs sirven 20 variedades de perritos calientes y cuentan con más de 60 variedades de champán.
Foto: BubbleDogs

Otros como Bocadillo de Jamón y Champán, en Madrid, apuestan por combinaciones atrevidas. El restaurante ha encontrado la excelencia en el bocadillo de jamón buscando la máxima calidad en el producto y la tradición. Y propone un buen espumoso como perfecto y divertido maridaje. Su ‘versión londinense’ es Bubbledogs, una propuesta de perritos calientes y champán. ¡Chinchín!

Artículos relacionados

Cazadores de grafitis

Capturar el color en la uniformidad del lienzo urbano y encontrar las mejores piezas, escondidas en muros y fachadas. Ese...

Lugares donde retornar al pasado

Mercadillos, hoteles, tiendas y restaurantes ‘vintage’ donde los huérfanos de la máquina del tiempo encuentran el ambiente de épocas pasadas...

Christchurch: la ciudad improvisada

Hace cinco años un terremoto arrasó la segunda ciudad más grande de Nueva Zelanda. Hay algo que no destruyó: el...

San Francisco es nombre de cóctel

Cada barrio tiene una esencia propia que lo hace único, un sabor característico, unos colores…que solo tienen sentido si los...