>>>Punk rural y aventuras ‘millennials’ en Sabah

Punk rural y aventuras ‘millennials’ en Sabah

Viajar improvisando, conectar con tribus antiguas, compartir la selva y llevarse un tatuaje de recuerdo. Sabah es el nuevo destino de moda en Malasia ‘solo para verdaderos viajeros’.
C

asas con tejados de paja chamuscados por el sol, sombreros de arroz cónicos, largos pendientes de cuentas colgando de las orejas y tatuajes tribales. Sabah es el lugar perfecto para la generación ‘millennial’ y su deseo de experiencias de viaje significativas y fuera de radar. Con más de 30 razas étnicas y más de 80 dialectos locales, Sabah cumple con su necesidad de conectarse con las personas y la cultura del destino al que viajan.

Entusiastas de la aventura y la vida salvaje llegan hasta este extremo al norte de Borneo –el estado más oriental de Malasia– donde el 55% del territorio está cubierto de bosque ecuatorial, repleto de animales extraños y rodeado por montañas que trepan hasta las nubes. Su capital Kota Kinabalu, conocida como KK, es una ciudad costera presidida por el majestuoso monte Kinabalu (4.095 metros), que sirve como punto de partida para explorar el resto del estado. Antes de dejarse arrastrar por los guías locales que invaden el aeropuerto preguntando si “¿vas a escalar la montaña?”, merece la pena sumergirse en la cultura local de la capital.

Niño subido a las palmeras en Sabah
Los bosques tropicales de Sabah nunca se han visto afectados por los grandes cambios climáticos.
Foto: Kulimpapa/visualhunt.com

En los mercados de comida, abiertos día y noche, se saborean platos de pescado y carnes nativas tan inusuales como cocodrilos y mantarrayas. Junto al torbellino de los puestos de comida ambulante conviven modernos negocios de estética ‘hipster’, donde no falta wifi y café espumoso, como Woo!, un restaurante que sirve platos tan sugerentes como cordero prensado con hongos enoki fritos.

La inmersión en KK pasa por tomar clases de cocina en alguno de sus mercados, visitar a los tatuadores de Borneo, o entrar en contacto con Pangrok Sulap, los autodenominados punks rurales de Sabah. Se trata de un colectivo de artistas locales, músicos y activistas que buscan proteger los pueblos tribales y las especies animales en peligro de extinción a través del arte. “Aquí en Sabah, la industria artesanal tribal todavía está muy viva”, explica Rizo Leong, uno de los miembros de Pangrok Sulap, cuyo nombre proviene de la pronunciación local de “punk rock” y “sulap”, un tipo de cabaña utilizada por los agricultores de Sabah.

La ciudad da paso a la naturaleza que se abre camino en la selva más antigua del mundo. Los bosques de Sabah palpitan con especies como el rinoceronte de Sumatra, los monos narigudos, el oso malayo o el famoso orangután de Borneo. Lugares primarios donde acampar entre orquídeas, árboles gigantes y cascadas a los que se llega a través de pasarelas que cuelgan entre árboles. Además del Parque Nacional Kinabalu, el valle de Danum, Tabin y Sepilok son otros lugares imprescindibles para descubrir la magia del ‘verde esmeralda’.

 

Casas de los bajau en Sipadan
Aunque son nómadas, los bajau viven en el mar y no suelen pisar tierra firme.

La búsqueda de lugares remotos en Sabah se puede alargar hasta el extremo norte, en la región de Kudat. Allí aguarda una gran biodiversidad, dentro y fuera del agua, en playas escondidas como Pantai Avoi, donde la mayor actividad es un coco que cae de un árbol. Justo en el extremo contrario –al sudeste– surge el parque marino de la isla de Sipadan, la mejor zona donde bucear además de aprender sobre los bajau, una fascinante comunidad de gitanos del mar que sobrevive completamente de los recursos marinos.

Acercarse a la vida de este pueblo tan auténtico es acercarse a la parte de Sabah que se esfuerzan por mostrar desde Pangrok Sulap: “decir lo que necesita ser escuchado, revelar lo que se necesita encontrar”.

Artículos relacionados

Un museo para los “locos” de los gatos

Si los motivos felinos inundan tu ropa y amas a tu gato más que a tu pareja, el primer museo...

Malasia: capital Metrópolis

48 horas en Kuala Lumpur: o cómo posar en las Petronas como un superhéroe, disfrutar del mejor pollo a la...

Amante de la naturaleza, Sabah es el viaje de tu vida

En el exterior, tres mares; en el interior, los bosques más viejos del mundo donde reinan los orangutanes. Y más...

Expedición al reino de hielo

El nombre de Groenlandia significa ‘tierra verde’. Aunque si nos embarcamos en un crucero por el Mar Ártico descubriremos que...