>>>Puerto Rico se bebe ‘despacito’
Foto: Caneca Coctelería, Lote 23

Puerto Rico se bebe ‘despacito’

Piña colada y ron, pero también cócteles de autor y cervezas artesanales. Las noches boricuas pueden tener muchos sabores, pero todas acaban bailando hasta el amanecer.
E

s la bebida oficial de Puerto Rico desde 1978 y tiene hasta su propia fiesta, el Día Nacional de la Piña Colada, el 10 de julio. Aun así, en la coctelería más famosa de la isla triunfa el ‘Lavender Mule’, un original trago que mezcla vodka, cerveza de jengibre e infusión de lavanda. Es una de las creaciones de Leslie Cofresí, uno de los ‘bartenders’ estrella de Puerto Rico y el culpable, junto con su socio Roberto Berdecia, de que La Factoría se haya colado en la lista de ‘World’s 50 Best Bars’ durante tres años consecutivos.

Su ‘alta coctelería’ ha revolucionado el Viejo San Juan y le ha dado una nueva vida al antiguo local de Hijos de Borinquen, epicentro bohemio de la ciudad en las décadas de los 80 y 90. Más de cinco mil millones de personas han podido comprobar “la buena onda” de La Factoría, ya que en 2017 apareció en el videoclip de ‘Despacito’, el megahit de Luis Fonsi y Daddy Yankee que logró convertirse en la canción con más reproducciones en YouTube. La fiesta que se pegan los dos cantantes puertorriqueños a partir del minuto 2:34 se repite casi cada fin de semana en su salón principal. Sus dueños empezaron como la canción, “poquito a poquito”, en abril de 2013, sin anuncios ni campaña publicitaria. Llenaron el local con sus amigos y, desde entonces, “nunca más volvió a vaciarse”. Cinco años después, se han convertido en una institución de la vida nocturna del Viejo San Juan, aunque su objetivo sigue siendo el mismo: “que quieras regresar”.

Hotel Caribe Hilton
El hotel Caribe Hilton está reconocido como uno de los Hoteles Históricos de América.

¿Quién inventó la piña colada?

Tres ‘bartenders’ se disputan la autoría de la bebida nacional de Puerto Rico. Ramón ‘Monchito’ Marrero y Ricardo García, compañeros en el Beachcomber Bar del Caribe Hilton –hoy llamado Caribar– afirman haberlo preparado en 1954, mientras que una placa en la puerta del restaurante Barrachina –en la calle Fortaleza del Viejo San Juan– atribuye el mérito a su ‘barman’ de 1963, Ramón Portas Mingot. Ambos lugares continúan sirviendo la receta ‘original’ de sus inventores.

El ron, cómo no, protagoniza muchos de sus cócteles. Por algo estamos en su capital mundial. Sin embargo, sin pretender destronarlo, empiezan a surgir alternativas. También a la piña colada y al chichaíto (otro clásico boricua con ron, anís y granos de café). Nos referimos al ‘boom’ de la cerveza artesanal. Después de conquistar Brooklyn y Portland, la fiebre del ‘Do It Yourself’ en su versión cervecera llega también a Puerto Rico.

 

Como afirman desde The Beer Box, “la cerveza tiene un potencial que el ron no tiene”. Y de ese potencial están tirando las micro-cervecerías que protagonizan el ‘craft beer movement’ de Puerto Rico. La revolución de las cervezas artesanales empezó hace menos de una década, y continúa hoy, como demuestran desde esta tienda-bar con un catálogo de 60 cervezas que se va renovando periódicamente. The Beer Box fue la primera tienda dedicada exclusivamente a las cervezas artesanales, una especie de ‘boutique’ cervecera que hoy cuenta con una barra de 16 grifos, entre cervezas autóctonas e importadas, además de una selección de latas y botellas “cuidadosamente curada”.

La Factoría
La Factoría cuenta con siete barras, cada una con su ambiente y música particular.

Desde 2014 producen su propia bebida bajo la marca BoxLab Brewing Co. y recientemente adquirieron la micro-cervecería Del Barril, una apuesta por el futuro tras el huracán María. De las cervezas boricuas destacan las ganas de hacer productos de alta calidad y la experimentación con ingredientes locales, desde miel producida por apicultores a tamarindo, yuca y coco tostado. “Se están cocinando cervezas bien ricas e interesantes”, opinan desde su local en Aguadilla, en el extremo noroeste de la isla.

The beer box
En The Beer Box también sirven comida con la que ‘maridar’ sus cervezas artesanales.

Taberna Boricua, alejada de las áreas turísticas de San Juan, también demuestra que no se trata de una moda pasajera y orientada al turismo. Es uno de los rincones favoritos de los locales por su ‘beer garden’ y sus 150 tipos de cervezas artesanales. La Taberna Lúpulo fue una de las pioneras y siempre tienen novedades en su carta, mientras que en Rincón Beer Company se lo ponen fácil a quienes no quieren elegir entre cerveza o cóctel y ofrecen ambas opciones.

Y si, al final, ves que tus sentidos van pidiendo más, tómalo sin ningún apuro y ve a La Factoría a terminar la noche bailando ‘despacito’.

Artículos relacionados

El aroma de Puerto Rico

Espresso, cortadito o con leche. Así suelen tomar el café los puertorriqueños. Una tradición de más de tres siglos que...

El eterno guardián del puerto

Atrás quedaron las guerras, los asedios y las hazañas bélicas, pero el viejo San Juan de Puerto Rico no solo...

5 experiencias que vivir (en Puerto Rico) antes de morir

Lanzarse en una tirolina a 150 kilómetros por hora, descender en rapel por una cueva de 25 metros, remar en...

Puerto Rico ‘on the road’

Entre selvas y grandes olas recorremos esta montañosa isla vigilada por dos mares. Olvida el GPS, cualquier carretera te lleva...