>>>Portugal se consagra en el firmamento culinario
Marisco y pescado son los ingredientes principales de Il Gallo d’Oro.
Foto: ©Il Gallo d’Oro

Portugal se consagra en el firmamento culinario

De 14 a 21 restaurantes distinguidos en un año. La Guía Michelin reconoce el imparable progreso de la gastronomía lusa. Descubrimos los nombres que la han lanzado al estrellato.
E

s un respaldo a la gastronomía portuguesa al más alto nivel. La guía es muy influyente a nivel mundial y las nuevas estrellas incrementarán el interés de los visitantes de todo el mundo”. Son palabras de Ricardo Costa, chef de The Yeatman, tras recibir su segunda estrella Michelin. En su última edición, la mítica guía pone en posición de excelencia a la gastronomía lusa. Ya son 21 los restaurantes distinguidos con una o dos estrellas, siete más que en la edición anterior.

Doblando la apuesta

The Yeatman (Vila Nova de Gaia) se suma, junto a Il Gallo d’Oro (Funchal, Madeira), al club de las dos estrellas del que ya formaban parte Ocean, Vila Joya (ambos en el Algarve) y Belcanto (Lisboa). Mientras que en The Yeatman tratan de mostrar lo mejor de la región del norte del país, centrándose en productos frescos como pescados y mariscos con una técnica sofisticada, en Il Gallo d’Oro se basan en la cocina francesa a partir de productos regionales e ibéricos. “Il Gallo d’Oro es un restaurante por el que merece la pena tomar un desvío”, asegura su chef, Benoît Sinthon. Y no le falta razón, se encuentra en la isla de Madeira, a unos 800 kilómetros de la península ibérica. Le pedimos a Sinthon que defina brevemente la gastronomía portuguesa y elige una sola palabra: sabores.

Vistas del río Duero desde The Yeatman.
The Yeatman se encuentra en el hotel del mismo nombre.
Foto: ©The Yeatman

El sabor del sur

El sur de Portugal, concretamente la zona del Algarve, bien merece una visita culinaria. Además de las dos estrellas de Ocean y Vila Joya, otros cuatro restaurantes de la región cuentan con una: Bon Bon-Carvoeiro (Rui Silvestre), Henrique Leis-Almancil (Henrique Leis), Sao Gabriel-Almancil (Leonel Pereira) y Willie’s-Vilamoura (Willie Wurger).

Sabores como el pescado del Atlántico, los guisos de cuchara o los postres elaborados con huevo y azúcar están entre los más característicos y tradicionales del país. Pero la innovación también se va abriendo camino en los fogones portugueses. Y gran parte del dulce momento por el que atraviesan se debe a ese progreso. “La cocina está en constante evolución y es importante para nosotros estar al tanto de las nuevas tendencias”, asegura Costa, que cocina con el Duero de fondo.

 

Primerizos

Precisamente Oporto es una de las referencias más importantes en el mapa de la gastronomía portuguesa. Además de las dos estrellas de Costa, otros cuatro restaurantes de la región figuran en la guía (con una estrella): Pedro Lemos, Largo do Paço, Antiqvvm y Casa de Chá da Boa Nova. Estos dos últimos están entre los recién incorporados. Antiqvvm, ubicado en Quinta da Macieirinha, ofrece cocina mediterránea con técnicas sofisticadas; mientras que el plato estrella de Casa de Chá da Boa Nova es la Cataplana de pescado y mariscos. Esta receta, una de las más representativas de Portugal, debe su nombre al tipo de sartén en la que se elabora.

Vecino aventajado

La guía Michelin de Portugal se publica junto a la de España, en una sola edición. A pesar de la progresión de los lusos, sus vecinos cobran aún mucha ventaja en esta carrera culinaria. Nueve restaurantes españoles cuentan con tres estrellas, 23 locales se alzan con dos y 150 tienen una.

En Lisboa, el chef Alexandre Silva ha conseguido la primera estrella para Loco, donde prepara recetas portuguesas a partir de técnicas experimentales e innovadoras. Silva, que ganó el concurso televisivo Top Chef en 2012, tiene su gran apuesta en los productos orgánicos y de temporada. También en la capital, el restaurante Alma puede presumir desde este año del mismo reconocimiento. Su cocina, dirigida por Henrique Sá Pessoa, combina sabores portugueses y asiáticos. La lista de nuevas incorporaciones la completan LAB del catalán Sergi Arola (Sintra) y William en Belmond Reid’s Palace (Funchal). Y otro más la recupera: L’And en Alentejo.

Comedor del restaurante Ocean.
Ocean forma parte del resort Vila Vita Parc de Porches.
Foto: ©Ocean

Productos locales con nuevas técnicas y alguna combinación internacional son las bases de la revolución que está viviendo la gastronomía portuguesa. Para encumbrarse solo falta que llegue la tercera estrella a algunos de estos locales. Parece que el mejor situado para conseguirlo es Belcanto, en Lisboa, donde un menú ronda los 145 euros. Al mando de sus fogones está José Avillez, considerado el mejor chef de Portugal. Tendrá que trabajar duro para ser el primero en conseguirla porque la competencia es cada vez más fuerte (y estrellada).

Artículos relacionados

Imperturbable Comporta

La han comparado con Ibiza, St. Tropez, los Hamptons e incluso con el Marrakech de Yves St. Laurent en los...

Historias callejeras

Brilla Lisboa reflejada en el río Tajo, por cuyas recuperadas orillas los lisboetas pasean ahora con más orgullo, pues el...

Hoteles enamorados de Cristiano Ronaldo

Querer ser John Malkovich, como en la película de Charlie Kaufman, es cosa del pasado. El personaje del momento es...

“Es la gente la que hace las ciudades”

Raquel Tavares, integrante de la nueva generación de fadistas, y Rodrigo Leâo, uno de los músicos portugueses más internacionales, nos...