>>>Portree: la colorida nota discordante

Portree: la colorida nota discordante

La mejor forma de combatir el gris del cielo escocés es ponerle color. En esta pequeña ciudad pesquera lo saben y han convertido su puerto en una postal.
Si hay algo que abunda en Escocia, además de castillos, buen whisky y ‘kilts’, es el color verde de sus paisajes. Pero no todo es verde: entre ondulantes colinas y acantilados, descubrimos una llamativa localidad llamada Portree, situada en Skye, la mayor de las islas Hébridas. El puerto de Portree, flanqueado por casitas de colores, es una de sus principales atracciones. No solo sus coloridas fachadas le dan un aire de cuento, también las pequeñas embarcaciones de las que se sirven los pescadores para llevar la comida a escasos metros: del mar a la mesa. Puedes degustarlo en alguno de sus restaurantes ‘fish and chips’. Los que tengan alma de marineros también pueden embarcarse para contemplar de cerca de los leones marinos, delfines y ballenas que habitan sus aguas.

Talisker, cosecha de 1830

La más antigua de la isla y una de las más importantes de Escocia desde 1830. Ubicada en el pequeño pueblecito de Carsbost, es conocida por producir whiskies ahumados y salinos. Conoce los secretos de su elaboración en el tour de la destilería y descubre por qué es tan especial.

Portree es además la base desde donde organizar excursiones por la isla y sus parajes bucólicos. Hacia el norte en dirección a Trotternish, discurre una estrechísima carretera en la que hay que sortear, además de ovejas, a los coches que vienen de frente, por lo que no es aconsejable embobarse con las vistas, al menos hasta llegar al Old Man of Storr. Este pináculo de roca de 55 metros de altura es uno de los iconos isleños. Te llevará aproximadamente una hora llegar hasta arriba, pero merece la pena. Se trata de un paisaje de película y no lo decimos a la ligera: fue escenario de ‘Prometheus’, dirigida por Ridley Scott y ‘La leyenda del samurái: 47 Ronin’, protagonizada por Keanu Reeves.
No puedes irte de Trotternish sin pasar por el acantilado de Kilt Rock, así llamado porque sus cuadros de basalto recuerdan a los pliegues de la típica falda escocesa. Y ascendiendo un poco más te toparás con la meseta de Quiraing, tan accidentada como fotogénica, incluso bajo un cielo gris y rodeada de niebla.

Haló, Trotternish

Como curiosidad, has de saber que en Trotternish la huella gaélica es más profunda que en otras zonas, así que si te cruzas con algún local olvídate del ‘hello’ y prueba con ‘halò’.

Los aventureros encontrarán en las famosas Cuillin el compañero de viaje perfecto. Esta cadena montañosa no solo está reservada para los aficionados al ‘trekking’, también para escaladores. Si bien su punto más elevado (Sgurr Alasdair) solo llega a los 992 metros de altura, no te confíes demasiado. Su ascenso abrupto y escarpado supone un auténtico desafío hasta para los alpinistas más experimentados. Además, las Cuillin guardan un tesoro acuático: las Fairy Pools o piscinas de las hadas. Contemplando su color turquesa uno puede llegar a creer en la existencia de la magia, aunque un baño en sus gélidas aguas te devuelve a la realidad en cuestión de segundos.
Si es el frío escocés es lo que no te convence, conocemos la mejor manera de entrar en calor y pasa por una visita a la destilería Talisker. Un tour degustación te permitirá conocer la destilería y por supuesto catar este preciado licor escocés de pura malta. No se nos ocurre una forma más tradicional de decir adiós, o ‘beannachd leat’, a Escocia.

Artículos relacionados

A dos metros bajo tierra

La ciudad subterránea de Edimburgo desapareció en el siglo XIX, pero las historias de quienes la habitaron están más vivas...

El camino más peligroso del mundo

Construido en las paredes del Desfiladero de los Gaitanes y posteriormente abandonado, el Caminito del Rey terminó por convertirse en...

“La isla de Skye es uno de los mejores sitios del mundo para montar en bici”

Tiene más de 200 millones de visitas en Youtube. No importa si es en lo alto de un acantilado, por...

La alfombra de luces del desierto

“Como la semilla dormida en el desierto, florecería en el crepúsculo al suave ritmo de la luz bajo un flameante...