>>>Paisajes marcianos para futuros astronautas

Paisajes marcianos para futuros astronautas

El proyecto Mars One ofrece un viaje a Marte sin retorno. Si te sientes menos héroe, pero te gustaría experimentar los paisajes marcianos, hay alternativas en la Tierra.
Marte está de moda. La NASA acepta solicitudes desde el 14 de diciembre para aspirantes a astronautas y con las miras puestas hacia el planeta rojo. En septiembre de 2015, el director de ciencias planetarias de la NASA, Jim Green afirmó que “Bajo ciertas circunstancias, se ha hallado agua líquida en Marte”. Esta tibia afirmación explora la posibilidad real de que el planeta sea capaz de albergar vida.
Petrified Forest presenta una de las mayores concentraciones de bosque petrificado del mundo junto a Dakota del Norte, Argentina y Egipto.

Marte desde la gran pantalla

El planeta rojo ha sido protagonista en el cine. Algunos ejemplos son ‘The Martian’ (2015), rodada en el desierto de Wadi Rum, en Jordania, ‘Planeta Rojo’ (2000), protagonizada por Val Kilmer; ‘Desafío Total’(1990), con Arnold Schwarzenegger; o ‘Misión a Marte’ (2000) de Brian de Palma.

Ridley Scott lo llevó el año pasado a la gran pantalla junto con Matt Damon y el proyecto Mars One pretende hacerlo, no sin controversia, a modo de reality show, orquestado por el holandés Bas Lansdorp. El objetivo: establecer una colonia humana en Marte para el año 2026.
Como ya se sabe que las cosas del espacio van despacio, la Tierra ofrece alternativas. El desierto de Atacama, en Chile es uno de los paisajes terrestres que más recuerdan a las condiciones extremas del planeta rojo. Es el desierto más seco de la Tierra. La Cordillera de la Costa, con una altura de 2.500 metros, es la que impide la entrada de humedad en este lugar de temperaturas extremas. Por el día se pueden alcanzar los 40° C y por la noche bajar a 0° C.
Zabriskie Point es perfecto para contemplar el amanecer o el atardecer.
Sin abandonar el Cono Sur, Argentina también alberga algunos paisajes dignos de aparecer en una superproducción de ciencia ficción. Como el Parque Nacional de Talampaya, al noroeste del país (La Rioja). Una superficie de 215.000 hectáreas, prácticamente yerma, que es una sucesión de planicies, cañones y quebradas de un color rojizo.
El Parque Nacional Namib-Naukluft cuenta con una extensión aproximada de 50.000 km2. Es el más grande de África y el cuarto más grande del mundo.
Estados Unidos alberga dos paisajes de aspecto extraterrestre: El Petrified Forest, en Arizona, y Zabriskie Point, en el Parque Nacional Death Valley, en California. El primero es conocido por sus troncos fósiles, aunque si lo que buscamos es un paisaje marciano, el Desierto Pintado, gracias a su diversidad de minerales, es el lugar indicado. Zabriskie Point es el acceso al llamado Valle de la Muerte. Un mirador hacia la belleza yerma de este parque, al que conviene llegar provisto de agua, pues el calor suele ser implacable.
En las Islas Canarias (España) la semejanza con Marte es evidente. En Lanzarote se encuentra el Parque Nacional de Timanfaya, una superficie originada por diversas erupciones volcánicas ocurridas durante los siglos XVII y XVIII. Amplias extensiones de magma solidificado, planicies de lapilli, conos volcánicos de tonos rojizos, ocres, naranjas y negros.
En este mismo país, la NASA estuvo investigando formas de vida extremófilas en las aguas de un pequeño río de color rojo: el Río Tinto (Huelva). El tono de sus aguas lo provocan el óxido de los metales que se extraían de los yacimientos cercanos y también el ácido sulfúrico.
En África resulta bastante marciano Dead Viei, el punto más árido del Parque Namib-Naukluft, en Namibia, considerado el desierto más antiguo del planeta y con las dunas más altas. Hace más de 900 años fue un oasis plagado de acacias. Al secarse, también lo hicieron los árboles, quedando sus troncos petrificados y conformando un paisaje inquietante.

Artículos relacionados

Te dejará de piedra

Si buscas un lugar en el que resguardarte del sol, no acudas al Bosque de Shilin.

La cueva más grande del mundo

En Vietnam, el remoto pueblo Son Trach ‘esconde’ la cueva Son Doong, gran estrella del Parque Nacional Phong Nha-Kẻ Bàng.

Coober Pedy: vivir bajo tierra

Después de que los ‘forty-niners’ arrasaran las ‘doradas’ tierras de California, el ‘outback’ australiano desató otra fiebre más silenciosa, la...

El astroturismo, especialidad chilena

Tenemos el escenario perfecto para disfrutar del turismo astronómico en compañía. Millones de estrellas decoran el cielo del desierto de...