>>>Nueva York más allá de los rascacielos

Nueva York más allá de los rascacielos

Lejos del ajetreo de Manhattan, el estado neoyorquino tiene mucho que ofrecer. Descubrimos la cara más desconocida de Nueva York.
M
anhattan no llega ni al 1% de la superficie total del estado de Nueva York, por mucho que el Empire State, el puente de Brooklyn y demás ‘habitantes’ de la Gran Manzana se lleven todo el protagonismo. En sus 114.300 kilómetros cuadrados hay verdaderos tesoros, eclipsados por los gigantes de cristal y acero. La sombra de los rascacielos es alargada, pero lejos de Wall Street hay un paisaje donde no llegan las luces de Times Square.
Wild Walk cuenta con puentes colgantes, túneles atravesando la cortezas de los árboles y hasta un nido de águila gigante.

El ‘High Line’ más natural

Al famoso paseo elevado le ha salido un competidor. Wild Walk se sitúa a la misma altura que el de New York City, pero bajo los pies de los visitantes no hay ni rastro de las calles de Chelsea, sino un frondoso bosque. Está en The Wild Center, en el condado de Franklin.

Alicia Keys se equivocaba cuando cantaba aquello de que Nueva York era una “jungla de cemento”. La naturaleza está presente por todo el territorio empezando por las archiconocidas cataratas del Niágara. 3.160 toneladas de agua por segundo que marcan la frontera con Canadá y que cada año visitan treinta millones de turistas. Pero contemplar la caída del agua y huir de las multitudes también puede ser compatible. Basta con conducir dos horas hasta Letchworth State Park y subirse a un globo aerostático.
El conocido como ‘Gran Cañón del Este’ tiene hasta cincuenta cascadas. La más alta, Middle Falls, mide 32 metros. Los indios Seneca creían que era la culpable de que el sol desapareciera en medio del día. Acantilados y bosques completan un paisaje donde la estrella es el río Genesee. Se recorre haciendo ‘rafting’ entre las paredes de un desfiladero con paredes de hasta 182 metros. Los aventureros de secano también pueden hacer ‘hiking’ en sus más de 100 kilómetros de rutas o esperar al invierno para practicar esquí de fondo y hacer excursiones con motos de nieve.
El Gorge Trail, en Watkins Glen State Park, pasa por las atracciones naturales más conocidas del parque como Cavern Cascade y Rainbow Falls Bridge.
Otras cataratas que merece la pena conocer, en verano o en invierno, son las del Watkins Glen State Park, en el oeste neoyorquino. Hay casi una veintena en  poco más de tres kilómetros de recorrido. El parque es el más conocido de la región de los Finger Lakes, un conjunto de lagos de aguas cristalinas llamados así por su forma alargada, similar a los dedos de las manos. El ‘spot’ más mágico es un estrecho puente de piedra, el Rainbow Falls Bridge. El agua fluye por debajo del puente de forma escalonada, pero también junto a él, en una finísima cortina transparente.
La región de Finger Lakes es conocida por sus vinos. Hay más de ochenta bodegas repartidas entre sus once lagos.
En la región de las Finger Lakes prefieren el vino al Cosmopolitan. McGregor Vineyard es una de las bodegas más antiguas, y sus viñedos tienen las mejores vistas del Kekua Lake. Se trata de un negocio familiar capitaneado por el adorable matrimonio formado por Bob and Marge. Tienen una sala de catas abierta todos los días, en la que se puede probar el fruto de su cosecha acompañada de platos de queso y chocolate. En julio y agosto cuentan con música en vivo, pero tienen eventos durante todo el año. Para que luego digan que es Manhattan la que nunca duerme.
 

Artículos relacionados

Para fans de Tim Burton

Dedicado a la figura del director de ‘Pesadilla antes de navidad’ y ‘Charlie y la Fábrica de Chocolate’, el bar...

¿Es verdad que Nueva York nunca duerme?

La hiperactividad de “la ciudad que nunca duerme” es contagiosa. Cuando hay tantas opciones para pasar la noche en vela...

El mejor atardecer de Nueva York

El sol se alinea con la cuadrícula que forman las calles de Manhattan dos veces al año. Este fenómeno se...

El hotel de cristal

La emblemática casa francesa Baccarat lleva más de 250 años fabricando cristales de la más exquisita calidad. Su nombre es...