>>>‘No molesten’: estamos en el Tirol

‘No molesten’: estamos en el Tirol

Nada como un spa en mitad de la montaña para relajarse. O quizá sí, ¿un lago escondido entre valles? Las dos alternativas – y algunas más– están disponibles en el corazón de los Alpes.
C

ada día, 80.000 litros de agua fluyen hacia las piscinas del resort termal Aqua Dome, en Längenfeld. Proveniente de manantiales, se calienta hasta llegar a los 34-36 grados, la temperatura que alcanzan las dos piscinas del área Ursprung Spa Dome. De todos los espacios relajantes que Tirol brinda a sus visitantes, este es uno de los más sorprendentes. Con una panorámica de 3600 a las montañas del valle de Ötztal, la perspectiva desde la sala de relajación es impresionante, pero gana la zona termal al aire libre de Talfische. La culpa la tienen sus tres piscinas. De aspecto futurista, parecen estar suspendidas en torno a un cono de cristal.

Aquí no hay estrés que valga gracias al entorno, pero también al diseño. Además de con vidrio, Aqua Dome está construido con granito y madera de pino. Y en el spa se utilizan hierbas, maderas y minerales de la zona; los tratamientos más populares son los masajes con piedras del valle o con hierbas de la montaña. Este complejo de más de 50.000 metros cuadrados incluye –además de piscinas y zonas termales– saunas, gimnasio, espacios de juego para los más pequeños y un hotel.

Längengeld
En Aqua Dome Längengeld también hay espacios para los más pequeños.
Foto: ©Austrian National Tourist Office. Christoph Schoech

¡En marcha!

En unas vacaciones de relax también puede haber espacio para el turismo activo. Las montañas de Tirol invitan a ello: largas caminatas, paseos en bicicleta, escalada para los más preparados… La Escuela Alpina de Innsbruck organiza excursiones con guías de montaña y de senderismo de junio a octubre. Parten de Innsbruck y son gratuitas.

El agua es uno de los recursos naturales más utilizados en Tirol para terapias de bienestar. En muchos centros se aplica el método Kneipp. Ideado por el doctor Sebastian Kneipp, el agua se aplica –casi siempre a chorro– en distintas temperaturas según la dolencia a tratar. Junto al lago Stillebach, en St Leonhard (Pitztal), se puede disfrutar de este tratamiento en unas instalaciones al aire libre. Abiertas desde mediados de junio hasta septiembre, hay una piscina con agua fría y varios circuitos para sumergir manos, pies o piernas enteras. Y por si no ha sido suficiente ‘remojo’, el baño está permitido en el Stillebach, aunque a 1.400 metros de altitud, no promete temperaturas cálidas.

 

En otros lagos, como Schwarzsee (Kitzbühel), la temperatura del agua –rica en minerales y con propiedades curativas– puede alcanzar los 27 grados en verano. Algo más fresco es Natterer See, cerca de Innsbruck, que suele rondar los 22-25. Aquí se pueden alquilar barcos para navegar o tirarse por trampolines al agua. Una de las actividades acuáticas de moda en la zona es el ‘blobbing’, que garantiza más descarga de adrenalina que relax. Consiste en saltar a una enorme bolsa de aire flotante desde una plataforma. En el otro extremo de la bolsa se sitúa otra persona que saldrá despedida hacia al agua cuando el compañero que salta desde la plataforma caiga a la bolsa.

Montes del Kaiser
El gobierno de Tirol hace un seguimiento constante de la calidad del agua de sus lagos.
Foto: ©Austrian National Tourist Office. Jens Schwarz

¿Y fuera del agua? Además de sumergirse en una piscina termal o en un lago, existen otras formas de parar el tiempo en Tirol. Practicando yoga en AlpenRetreat, por ejemplo. Con vistas a la estación de esquí Zugspitz Arena y los valles circundantes, apuesta por un ambiente informal para cursos de yoga o retiros más prolongados en una posada con 500 años de historia. Del 30 de agosto al 2 de septiembre se celebra el Mountain Yoga Festival. Cuatro días para relajarse en St. Anton am Arlberg, una localidad situada a 1.340 metros de altitud, perfecta para desconectar en plena naturaleza.

Niños en Schwarzsee
La región de Tirol goza de temperaturas templadas durante los meses de verano.
Foto: ©Austrian National Tourist Office. Peter Burgstaller

Artículos relacionados

Guía rápida de Salzburgo: siete cosas que hacer sí o sí

Su centro histórico es imprescindible por ser Patrimonio Cultural de la Humanidad, pero no es el único lugar que no...

Las ventajas del verano austriaco

Pasear por un glaciar nevado y bañarse (sin neopreno) en un lago de aguas cristalinas. ¿Todo en el mismo lugar?...

Psicoanálisis natural en los Alpes austriacos

El contacto con la naturaleza combate la depresión. Acaba de ser demostrado científicamente, pero los austriacos llevan años aplicando esta...

Romance en Swarovski Crystal Worlds

¿Cómo negarse a una proposición en un jardín con nubes de cristal? No decimos que el mundo mágico de la...