>>>Naturaleza XXL en Seychelles
Foto: Photo courtesy of Bird Island

Naturaleza XXL en Seychelles

Tiene una de las capitales más pequeñas del mundo. Quizá por eso la Naturaleza decidió compensarle a lo grande.
N

o es fácil decidir qué sorprende más: su peso (300 kilos), su edad (200 años) o que Esmeralda sea en realidad un macho. Se trata de la tortuga terrestre salvaje más pesada del mundo y vive en Bird Island, la isla más septentrional de Seychelles. Esta isla contaba en su día con una considerable población de tortugas gigantes. Hoy quedan unas 20 campando libremente por sus costas. Los principales inquilinos son ahora las aves, especialmente las gaviotas monja. Más de un millón de ellas ponen sus huevos en este territorio entre mayo y septiembre.

El actual hogar de las tortugas se encuentra algo más al sur, en Curieuse Island. Es una pequeña isla granítica nombrada parque nacional marino en 1979. La que fuera utilizada como refugio para enfermos en cuarentena es ahora un santuario para la biodiversidad de Seychelles. En ella habitan cientos de tortugas gigantes, introducidas entre 1978 y 1982. Es habitual verlas paseando con ritmo pausado por las zona de Baie Laraie. Sus caparazones llegan a medir hasta un metro y sus patas tienen que levantar más de 200 kilos de peso.

Tortuga gigante en Curieuse Island
Las tortugas gigantes de Aldabra se encuentran entre los animales más longevos del planeta.

Otros tesoros de Seychelles

En Seychelles no solo hay tesoros naturales, también hay de los de verdad. De los de los piratas. Se cree que el famoso pirata francés Olivier Levasseur, ‘el Buitre’ escondió en Mahé uno de sus botines (se dice que está valorado en más de 160.000 dólares). Para encontrarlo, se puede hacer un tour temático guiado por Bel Ombre, el lugar donde se cree que están ocultos.

El gigantesco reptil es el principal atractivo de la isla, pero no el único. Entre los imprescindibles está el sendero natural que parte de Baie Laraie y acaba en la playa de Anse St. José tras atravesar un frondoso bosque de manglares. Otro es la Casa del Doctor, una mansión colonial construida en 1893 a cuya playa acuden a poner sus huevos las tortugas marinas. La excursión puede terminar con una barbacoa (existen instalaciones gratuitas disponibles para los visitantes) y una copa de ron Takamaka, el licor nacional de Seychelles, producido en la isla de Mahé.

 

Curieuse Island es, junto con la isla de Praslin, el único lugar del mundo donde la palmera de coco de mar crece de forma natural. Se trata de una especie endémica de Seychelles y su semilla es otro ejemplo de naturaleza a lo grande. Puede pesar hasta 20 kilos y está considerada la mayor semilla del reino vegetal. Pero lo llamativo no es su tamaño, sino su forma redondeada y sensual que recuerda al cuerpo femenino o masculino, según el árbol en el que haya nacido (existen dos tipos de palmera).

Coco de mar
Las hojas de la palmera coco de mar pueden medir más de 14 metros.

En la reserva natural del Vallée de Mai, en Praslin, se conserva el mayor bosque de este árbol, alrededor de 6.000 ejemplares que no desentonan en este paraíso verde al que confundían con el jardín del Edén. Es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1983 y además del coco de mar, en él habita otra rareza de las Seychelles: el loro negro.

 

El atolón de Aldabra también ha sido distinguido por la Unesco y también bate récords. En él habitan más de 150.000 tortugas gigantes, la mayor colonia de este animal en el mundo. La lejanía (está a más de 400 kilómetros de la tierra más cercana) y la protección que le brinda el arrecife coralino que rodea sus islas, hacen que se conserve prácticamente intacto.

Vallée de Mai
Además del coco de mar, en el Vallée de Mai hay otras cinco especies endémicas de palmeras.
Foto: soseychelles via Visual Hunt / CC BY

Existen otros enclaves naturales igual de recomendables, como Ile Cocos y su parque marino, ideal para un excursión de un día desde Praslin o La Digue, o el parque nacional Morne Seychellois. En este último se encuentra el monte Seychellois, de 906 metros. Es el punto más alto de las islas aunque al lado de tortugas, cocos y demás grandezas, su tamaño ya nos parece el estándar de Seychelles.

Artículos relacionados

Hasta el fondo de Seychelles

Tiene 115 islas, pero aquí manda el océano. Sumergirse en sus aguas transparentes es la única forma de conocer Seychelles...

Luna de miel en el Jardín del Edén

George y Amal, Salma y François-Henri, Kate y William… Y ahora tú y tu pareja. No hace falta tener sangre...

Seychelles, el paraíso accesible para todos los bolsillos

¡Millonarios, abran paso! Seychelles ha dejado de ser un destino prohibitivo y da la bienvenida a los turistas de a...

El dinero no da la felicidad, pero Seychelles sí

Pasar una semana en el paraíso ya parece un regalo, pero con estas ideas llevarás tus vacaciones al siguiente nivel.