>>>“Más que mi trabajo, los murales son mi estilo de vida”
Entrevistamos a Guido van Helten, artista urbano especializado en murales a gran escala

“Más que mi trabajo, los murales son mi estilo de vida”

Una fábrica abandonada, un silo de grano o un reactor nuclear de Chernóbil son algunos de los lugares elegidos por Guido van Helten para plasmar sus retratos a gran escala.
C

on un solo color y mucha dedicación, el australiano Guido van Helten es capaz de imprimir vida en muros de piedra, dotándoles de rostro, manos y ropa. Este artista urbano se ha especializado en los murales a gran escala y ha reinventado paredes por todo el mundo: desde los muros malditos de Chernóbil hasta una bodega de vino de Rioja. Su detallismo fotográfico y su implicación con las comunidades locales hacen de sus obras un lugar de peregrinación y un soplo de vida para los barrios que las acogen.

¿Cómo pasaste de ser un aficionado al grafiti a convertirte en profesional?

Desde que comencé a los 15 años nunca he dejado de trabajar. Disfruto pintando y creo que si no dejas de hacer algo que amas, al final se acaba convirtiendo en el trabajo que te define. Estudié arte a nivel profesional, pero mis habilidades las he aprendido a lo largo del tiempo, y a través de mi dedicación al grafiti, más que en las aulas.

Murales sobre la fábrica de ‘OK Foods’, en Arkansas (EEUU)
Los murales sobre la fábrica OK Foods, en Arkansas (EE.UU.), fueron pintados en menos de dos semanas.

¿Cuál es la diferencia entre arte mural y arte callejero?

Creo que ambas palabras son solo etiquetas, la gente suele aplicar el arte callejero a este nuevo movimiento de murales a gran escala. Imagino que grafiti y arte callejero dan mayor sensación de energía y velocidad, mientras que el arte mural parece ser más tradicional.

¿Qué significan para ti los murales?

Una combinación de trabajo, pasión y amor. Más que mi trabajo, son mi estilo de vida

¿Cómo lidias con un formato tan grande y complicado?

He desarrollado técnicas que me ayudan, pero se trata de práctica. Uso diferentes materiales, sobre todo pintura en spray y pintura acrílica normal. Antes de comenzar cada proyecto estudio el lugar y hago un enorme trabajo de planificación. Es un proceso complicado que puede llegar a tomar mucho tiempo, ya que tengo que aprehender la superficie y todos sus detalles para poder guiarme cuando dibuje la imagen sobre ella.

¿Cuáles son los lugares en los que más has disfrutado trabajando?

Disfruté mucho de un proyecto que hice en Brim, Australia, sobre un silo. Marcó una diferencia para la ciudad y para sus habitantes, y se ha convertido en una atracción turística. Es muy gratificante ver que tu trabajo ayuda a transformar a una comunidad que se apropia de él. En el verano de 2016 desarrollé un interesante mural en una bodega de Laguardia (Rioja Alavesa, España) que se perfila como otro de mis favoritos. Allí unimos el proceso de elaboración del vino con la literatura. También he vivido y trabajado mucho en países del norte incluyendo Islandia, Dinamarca, y Finlandia. Algo que me llama especialmente la atención es trabajar sobre lugares que previamente ya han tenido un mural, los hace muy interesantes.

Sueles trabajar sobre fotografías de personas de la zona en la que dibujas. ¿Cómo eliges a esa gente?

Me interesa mucho la fotografía documental y siempre tomo fotografías cuando viajo. En los lugares en los que trabajo procuro recopilar todas las imágenes posibles con mi cámara, hablar con la gente y aprender todo lo que me sea posible sobre el lugar antes de comenzar mis proyectos. Es importante que las imágenes que plasmo sobre los muros pertenezcan culturalmente a ese lugar y a su gente.

Depósito de agua en Winton
El artista homenajeó a los bomberos voluntarios de Winton (Australia) retratando a uno de ellos sobre un depósito de agua.

BIOGRAFÍA

Guido van Helten nació en Brisbane (Australia) y desde los 15 años se aficionó al grafiti. Especializado en murales a gran escala de formato fotográfico, ha dejado su huella en países como Australia, Ucrania, España, Islandia, México o Estados Unidos. Muchos de sus murales han sido realizados sobre lienzos peculiares, como un reactor nuclear de la central de Chernóbil, un silo de grano o los depósitos de vino de una bodega.

Artículos relacionados

“La isla de Skye es uno de los mejores sitios del mundo para montar en bici”

Tiene más de 200 millones de visitas en Youtube. No importa si es en lo alto de un acantilado, por...

Los dragones verdes de Liubliana

La dormida ciudad austrohúngara, capital de Eslovenia, es la Capital Verde Europea 2016. En un tiempo récord, ha pasado de...

Aarhus, para quienes se lo piensan dos veces

Será Capital Europea de la Cultura 2017. Si recorres los espacios culturales de Aarhus entenderás que no es puntual; esta...

Los mil metros más brillantes del mundo

Si cada diamante vendido en cualquier parte del planeta ha realizado una visita a Amberes, ¿por qué no seguir su...