>>>Los románticos de la escalada

Los románticos de la escalada

La escalada libre nació en la región de la Suiza Sajona. En los picos que admiraron los pintores los escaladores se sienten vivos cuando tocan la roca con sus dedos.
L
os pioneros de la escalada deportiva recurrían a una amplia variedad de trucos para superar los tramos difíciles en las rocas, desde tallar escaleras, improvisarlas con cuerdas o árboles hasta realizar difíciles movimientos gimnásticos. Estos escaladores de leyenda han sido superados por los avances técnicos, que han facilitado el ascenso y aumentado la seguridad de los deportistas. Menos en el caso de la escalada libre.
Es obligatorio no salirse de los senderos y las rutas de escalada marcadas.

Ruta cicloturística del Elba

El parque también puede disfrutarse en bici. La ruta del Elba (840 km) es la más popular de toda Alemania. Parte de Dresde, cerca de la frontera con la República Checa. Transcurre por paisajes de viñedos, marismas, árboles frutales y bosques próximos a Hamburgo, en el Mar del Norte.

Esta modalidad consiste en escalar solo con la ayuda de las manos, los pies o el cuerpo. Utilizan arneses y cuerdas, pero solo como medida de seguridad, no para el ascenso. Suplen con ingenio, fuerza, habilidad y experiencia las ayudas artificiales. Se sujetan a las grietas mientras eligen el mejor camino para dominar rocas, paredes verticales o muros artificiales.
El lado más extremo de este deporte se denomina escalada en solo o solo integral porque prescinde totalmente de cualquier tipo de cuerda de seguridad. Pero no es un extra de emoción lo que buscan los aficionados a este deporte. Alex Honnold, uno de los practicantes de esta modalidad más conocidos, describe en su libro ‘Alone on the wall’ la sensación de estar suspendido en el aire a veces simplemente de un dedo: “No me gusta el riesgo. Lo hago porque es divertido, es como un juego. Me siento vivo. El dolor desaparece ante la euforia de conseguir un objetivo. No hay subidón de adrenalina. Si eso sucede significa que algo ha ido terriblemente mal porque todo debería ser lento y controlado”.
Desde lo alto del Bastei, las vistas del río Elba son espectaculares.
Parece difícil unir el concepto de escalada con los pintores y escritores románticos alemanes del siglo XIX. Pero es este país el que reclama la creación de este deporte. Concretamente, en las cumbres de arenisca de la Suiza Sajona. El nombre de esta región del sureste de Alemania, cerca de Dresde, se lo dieron en el siglo XVIII dos artistas suizos, Adrian Zingg y Anton Graff, a los que les recordó su hogar.
Hasta 50.000 personas al día visitan el puente y las plataformas del Bastei.
Las caprichosas formaciones rocosas de este parque natural llamaron antes la atención de los artistas que de los deportistas. Ejemplo de ello son los 112 kilómetros de paisajes reunidos en el Camino de los Pintores (Malerweg). Los senderistas lo siguen a través de gargantas, chimeneas, paredes verticales de roca y voladizos buscando sentirse como en los cuadros de Turner o Caspar David Friedrich. En el lienzo más famoso de Friedrich, ‘El caminante sobre un mar de nubes’, un joven de espaldas contempla un paisaje de rocas entre la niebla con el pico Bastei al fondo. Es la formación más emblemática de este parque de 1.100 cumbres y 21.000 tramos de escalada. La espectacularidad de este paisaje surcado por el río Elba es tal que ha servido de escenario de óperas representadas en el claro de un bosque.
Los amantes de la naturaleza son muy conscientes de la singularidad de este paisaje. Quizás por su interés en protegerlo surgió aquí la escalada libre. Para asegurarse de que no se dañen las piedras, prefieren que prime la destreza sobre la modernización.

Artículos relacionados

Portree: la colorida nota discordante

La mejor forma de combatir el gris del cielo escocés es ponerle color. En esta pequeña ciudad pesquera lo saben...

Psicoanálisis natural en los Alpes austriacos

El contacto con la naturaleza combate la depresión. Acaba de ser demostrado científicamente, pero los austriacos llevan años aplicando esta...

Conduce como un pájaro por el fiordo Geiranger

Una serpiente de asfalto culebrea entre montañas y cascadas con vistas a los fiordos. 106 kilómetros de curvas cerradas y...

Yorkshire, el dominio de las Brontë

Han pasado 200 años desde el nacimiento de Charlotte Brontë, pero los páramos del norte de Inglaterra, como en toda...