>>>Los planes más terroríficos para Halloween

Los planes más terroríficos para Halloween

Ponerte en la piel de un preso, caminar por un callejón lleno de fantasmas o ‘dormir’ en un hotel rodeado de fenómenos extraños. ¿Te atreves a un Halloween sin disfraces?
O

lvídate de Freddy Krueger, el muñeco diabólico y otros personajes de ficción. Las historias que se cuentan sobre estos lugares sucedieron de verdad. Visitarlos en Halloween da pánico. El resto de días, también.

Un jardín de monstruos – Parque de Bomarzo (Viterbo, Italia)

“Vosotros, los que vais por el mundo, errantes, tratando de ver estupendas maravillas, venid aquí, donde están los rostros de horrendos elefantes, leones, osos, ogros y dragones”. Con esta invitación daba a conocer el duque italiano Pier Francesco Orsini su estrambótica creación. Las aterradoras esculturas incluyen ogros, un perro de tres cabezas y gárgolas. Su infeliz existencia puede ser la explicación de este excentricismo: era jorobado, se crió sin madre y perdió a su joven (e infiel) esposa.

Oscar Wilde y Mark Twain fueron clientes habituales de Langham Hotel

Pensión completa con fantasma incluido

“De repente los grifos en el baño se abrieron sin ninguna razón”. Lo aseguró Stuart Broad, de la selección inglesa de críquet, durante su estancia en el lujoso hotel Langham de Londres. Se cree que habitan siete fantasmas. La habitación 333 es la más embrujada.

Entre rejas – Karosta Prison Hotel (Liepāja, Letonia)

¿Dormirías en la antigua cárcel donde miles de hombres sufrieron y murieron durante casi un siglo? La prisión de Karosta era el último destino de las personas que Hitler condenaba por desertar durante la Segunda Guerra Mundial. Ningún recluso consiguió escapar de ella. Los viajeros más atrevidos firman un consentimiento para que el personal carcelario pueda humillarles durante toda una noche. Duermen en camas de hierro hasta que les despiertan los gritos. Incluye duchas heladas e interrogatorios.

El inframundo – Mary King’s Close (Edimburgo, Escocia)

Bajo el asfalto de la Royal Mile vivieron durante tres siglos los ‘apestados’ de Edimburgo. Sin espacio para levantar más viviendas, los pobres fueron desterrados a un espacio lúgubre y sin ventilación, lleno de ratas, que trajeron la peste y otras enfermedades. Los cadáveres se amontaban en callejones como Mary King’s Close y pronto se extendieron las historias de demonios y fantasmas. En 2003 se reabrió al público como atracción turística. El fantasma más famoso es Annie, una niña abandonada allí por sus padres.

Los visitantes de Mary King’s Close suelen llevar peluches o muñecas para el fantasma de Annie
Foto: The Real Mary King’s Close

Olas de sangre – Changi Beach (Changi, Singapur)

Han pasado más de 70 años desde el final de la Segunda Guerra Mundial y los pescadores aseguran que todavía quedan atrapados cráneos en sus redes. Miles de personas fueron torturadas por los militares japoneses en Malasia y Singapur. La playa de Changi fue uno de los primeros lugares donde se llevaron a cabo las ejecuciones. Los visitantes aseguran que se escuchan gritos y llantos. Incluso afirman haber visto manchas de sangre en la arena. Quienes no temen a los espíritus acuden hasta aquí para ver una de las puestas de sol más espectaculares de Singapur.

Beelitz-Heilstätten sirvió como hospital militar soviético en la Segunda Guerra Mundial

El hospital de los dictadores – Beelitz-Heilstätten (Potsdam, Alemania)

Hoy es escenario de películas como ‘El pianista’ de Roman Polański pero durante años los horrores no pertenecieron a la ficción. Se creó en 1898 como sanatorio para enfermos de tuberculosis. Durante la Primera Guerra Mundial acogió soldados heridos del ejército alemán. Adolf Hitler fue uno de ellos. El hospital trató también al exdictador Erich Honecker, que padecía cáncer de hígado. Tras su abandono en 1994 pasó a ser un cementerio de escombros. A pesar de su deteriorado estado, son muchos los que se atreven a visitarlo.

Artículos relacionados

Nimbin: regreso a los 70

Comunas todavía activas, caravanas con el símbolo de la paz y camisetas psicodélicas en plena naturaleza. Viajamos en el tiempo...

‘Single’ o no, nunca viajarás solo

Solteros, separados, divorciados o viudos, seas la clase de ‘single’ que seas, viajar sin pareja nunca había sido tan excitante.

La isla de las máquinas

¿Qué pasa cuando se junta la imaginación de Julio Verne y el ingenio de Leonardo Da Vinci? La respuesta está...

El Tánger que dejó el Protectorado

Apenas queda un esbozo: la huella que dejaron los cafés parisinos, el Teatro Cervantes o el cine Alcázar. Viajamos por...