>>>Los hoteles que aman los ‘millennials’
Foto: Jeremie Mazenq/ Joe&Joe Hossegor

Los hoteles que aman los ‘millennials’

Los nuevos alojamientos se adaptan a los tiempos ‘millennial’ y a otra manera de viajar. El lujo ya no son los espacios, sino lo que se puede hacer en ellos.
N

os gustan las historias que van acompañadas de cosas y creemos que, donde quiera que estés, debes sentir que estás allí.” Así explica la cadena Ace Hotel parte de la filosofía de sus modernos alojamientos, ubicados en ciudades punteras como Los Ángeles, Portland o Nueva York. Un nuevo espíritu hotelero alineado con los actuales viajeros ‘millennials’. Jóvenes nacidos entre los años 1980 y 2000, convertidos en eternos buscadores de ideas y experiencias, que aspiran a vivir con un propósito, y por defecto, viajar con un propósito. Es probable que se apunten a escalar edificios o a bucear con tiburones en una reserva, pero no los verás en resorts de cinco estrellas.

Bicicletas, hamacas que cuelgan del techo, libros, plantas naturales, largas mesas de ‘coworking’ y barras con batidos ‘healthy’ ocupan los actuales lobbies, convertidos en punto de encuentro donde se interactúa con otros viajeros. La eliminación de las barreras arquitectónicas y los espacios abiertos es una de las claves de estos nuevos interiorismos. “No queremos reinventar el hotel, sino reformular sus tradiciones para mantenerlas renovadas, energizadas y humanas. Sabemos que el hotel tiene la capacidad de convertirse en una comunidad real y dinámica.”

Camarero sentado en bar del hotel Rum
El hotel Rum cuenta con en el bar TOP RUM en la azotea con bebidas exclusivas y vistas increíbles a la ciudad.
Foto: Hotel Rum

Un mundo más ‘BIO’

Respetuosos con el medio ambiente, los ‘millennials’ exigen lo mismo a los alojamientos. El grupo Selina apoya iniciativas de reforestación a través de Selina Gives Back. Otro ejemplo es el hotel Scandic Hasselbacken, en Estocolmo, donde los materiales y plásticos sintéticos son reemplazados por madera, algodón y lana. Además cuentan con menús ecológicos y el champú es biodegradable.

En el Ace Hotel de Los Ángeles, ubicado en el histórico distrito de Fulton Market, la estética con vidrio y hormigón de su edificio emula los atrevidos diseños de la New Bauhaus. Su restaurante Whitfield y el bar del vestíbulo funcionan como hervidero de ideas y lugares de reunión, para residentes del hotel y vecinos.

Buscadores activos de ocio, los ‘millennials’ tratan de distanciarse todo lo que pueden de la etiqueta ‘turista’ y buscan involucrarse con el destino al que viajan. La compañía hotelera Selina, que opera en América Latina, ofrece una experiencia inmersiva en las comunidades en las que se encuentran sus alojamientos. Muchos de ellos edificios rehabilitados donde los huéspedes pueden participar en jornadas de limpieza de playas. El hotel Rum, un vanguardista espacio en Budapest, organiza exposiciones de artistas locales en cooperación con la galería Art Forward. Y en el corazón del Berlín Occidental, el hotel Bikini Berlin -de la cadena 25hours- pone a disposición de sus clientes modernas bicicletas, ropa de ‘running’ y hasta un Mini para poder conocer la ciudad en itinerarios diseñados en exclusiva por el hotel.

Vestíbulo del hotel Bikini Berlin
El diseño de Bikini Berlin imita a una jungla urbana con plantas frondosas colgando de los techos.
Foto: 25hours hotel/Bikini Berlin

La marca Joe&Joe, de AccorHotels , va un paso más allá y propone el concepto ‘Open house’. En su alojamiento de Hossegor, en la costa surfera de Francia, todo el mundo es bienvenido a las estancias compartidas del hotel, tanto viajeros como residentes del barrio. ‘Happy House’ es un espacio privado reservado a los huéspedes que les permite relajarse, trabajar, cocinar o lavar su ropa como si estuvieran en casa. Y en ‘Together’ el espacio se vuelve modulable para poder acoger entre ocho y doce camas.

Habitación hotel Radisson Red Minneapolis
Los pedidos de comida y bebida que se hacen a OUIBar + KTCHN, en Radisson RED, se gestionan con la app del hotel.
Foto: RadissonRed Minneapolis

Pero si hay algo que caracteriza a los ‘millennials’ es la tecnología. Su corazón es digital y su relación con lo analógico no va más allá de la nostalgia ‘vintage’ por los reproductores de discos de vinilo o las máquinas de ‘pinball’. Ya no basta con tener wifi gratis, ahora la tecnología tiene que estar integrada en la dinámica del hotel y favorecer la inmediatez. Los huéspedes de EMC2, un inteligente hotel de Chicago inspirado en el arte y la ciencia, disponen en su habitación de una unidad Amazon Echo que realiza tareas mediante comandos de voz.

Algo similar a lo que ofrece la cadena Radisson RED, que cuenta con una aplicación que además de dar acceso a la habitación, permite llamar a un taxi, pedir más toallas o recibir el desayuno en la cama. Todo ello envuelto siempre en una cuidada y ultramoderna decoración. No hay que olvidar el culto al ‘hashtag’ y la búsqueda de localizaciones instagrameables es parte del lenguaje de esta generación.

Ya lo escribió Yukio Mishima: “A todo el mundo le ocurre lo mismo, todos los seres humanos son iguales. Pero creer lo contrario es el privilegio de la juventud”.  Y de los ‘millennials’. #dontDisturb.

Artículos relacionados

Las mejores suites para dos

Camas con vistas para dormir abrazados… o para no dormir en absoluto. Tú decides. Pero te garantizamos que estas son...

Dime qué edad tienes y te diré cómo viajas

No se viaja igual a los 20 que a los 50. La buena noticia es que a medida que perdemos...

El desierto que se comió Kolmanskop

Vivió su máximo esplendor durante la primera mitad del siglo XX gracias a los diamantes que escondían sus tierras. Hoy...

Vivir como un rey en Rajastán

Salones tapizados, trofeos de caza y camas con dosel. Los maharajás han transformado sus palacios en hoteles de lujo que...