>>>La senda más larga del mundo
El recorrido conecta los tres océanos que bañan el país, Atlántico, Pacífico y Ártico.

La senda más larga del mundo

Los 24.000 kilómetros del sendero The Great Trail atraviesan Canadá de punta a punta y convierten al país en un parque multiaventura.
P

aisajes urbanos, montañosos, marítimos o desérticos; recorridos en bicicleta, caminando, esquiando, en moto de nieve o a remo. En The Great Trail la variedad está servida. Esta senda recreativa es la más larga del mundo y se inaugurará este año para celebrar el 150 aniversario de la creación de la Confederación de Canadá.

Hace 25 años que el gobierno, las administraciones locales y los canadienses de a pie se pusieron manos a la obra para lograr su objetivo: disfrutar del sendero más largo del planeta. En unos meses se inaugurará este proyecto por y para la comunidad, un “regalo de los canadienses para los canadienses”, como reza su web. De ahí que el 80% de los habitantes del país viva a menos de 30 minutos de algún punto del recorrido. “Se trata de crear un legado duradero para Canadá”, afirma Leslie Gaudette, que lleva contribuyendo con donaciones más de una decada.

Las donaciones particulares de los canadienses han sido un impulso fundamental para llegar a tiempo para el 150 aniversario.

Una ‘app’ para conquistar el camino

The Great Trail dispone de una aplicación móvil realmente útil para los viajeros. Ofrece mapas, puntos de acceso a las rutas, la posibilidad de medir distancias y desniveles, información actualizada sobre el estado de las pistas, etc. También permite subir fotos y llevar un seguimiento de la actividad y el recorrido realizados.

En 2015 la cineasta Dianne Whelan se embarcó en una aventura profesional y personal. Con la idea de producir un documental y escribir un libro sobre la experiencia, empezó a recorrer The Great Trail, con horarios y etapas establecidas. Pero pronto cambió su mentalidad, dejó de lado “esa carga” y se centró “en el momento”. Un año después sigue caminando y aún no ha completado su objetivo inicial, porque ha aprendido que “The Great Trail no hay que conquistarlo sino explorarlo”.

El camino se ha conformado uniendo casi 500 sendas ya existentes: desde carriles bici hasta rutas de senderismo. Se han construido nuevos tramos para unir unos con otros, y se han recuperado viejas vías de tren en desuso y carreteras secundarias. Una vez completada la senda, la provincia de Ontario contará con el tramo más largo.

Si “cualquier paisaje es un estado del espíritu”, como decía el escritor Henri-Frédéric Amiel, The Great Trail los tiene todos. Conectando 15.000 comunidades, atraviesa el país de este a oeste y se adentra en el norte, en la zona del Yukón. Cruza las principales ciudades, como Vancouver, Edmonton, Calgary, Toronto y Otawa; rodea Parques Nacionales, como los de Banff y Wood Buffalo y cruza superficies acuáticas como el Lago Superior o el estrecho de Georgia. De hecho, el 26% del camino es líquido, y por eso el remo y las motos de agua son dos de las seis actividades destacadas del recorrido.

Aparte de las acuáticas, las otras cuatro modalidades establecidas para recorrer The Great Trail son bicicleta, senderismo, equitación y esquí de fondo. Dada su longitud, no está pensado inicialmente para recorrerse de una vez, sobre todo si se acude con niños. Lo ideal es ir completando secciones en función del tiempo, las necesidades y las preferencias de los viajeros.

El camino arranca en el Museo del Ferrocarril de la Costa en San Juan de Terranova.

Existen itinerarios preestablecidos, como el de la Ruta Verde de Quebec, tan cómodo y colorido que resulta ideal para recorrer en bicicleta con los más pequeños. Para familias de senderistas, la Ruta del Legado de Banff es un camino sencillo y cuajado de lugares donde poder parar a disfrutar de un picnic. Si lo que se quiere es aprender a remar, el Marina Trail, cerca de Vancouver, es una excelente opción en verano.

The Great Trail también apuesta por la conservación medioambiental y promueve un estilo de vida activo, apto para cualquier tipo de viajero. “No importa tu edad, tus creencias o tus pasiones, porque hay un camino que nos conecta a todos”.

Artículos relacionados

Viajar desde el sofá

Google Street View nos acerca a los lugares más recónditos del planeta a través de la pantalla, y sin moverte...

La visita más esperada

Si no te gusta compartir la comida, siéntate lejos de la ventana porque las jirafas que viven en los alrededores...

Vacaciones en la granja

Los urbanitas, cansados del ritmo frenético de la ciudad, se escapan al refugio del huerto y los establos. La granja...

Un paseo de altura

Lagos, picos nevados y, lo mejor, la gente local, serán tus compañeros a lo largo de esta ruta de 120...