>>>La isla de las máquinas
Foto: Copyright: Jean-Dominique Billaud/LVAN

La isla de las máquinas

¿Qué pasa cuando se junta la imaginación de Julio Verne y el ingenio de Leonardo Da Vinci? La respuesta está en Nantes y sus máquinas vivientes.
U
n elefante de 12 metros de altura emerge de una nave industrial a orillas del Loira, en la ciudad de Nantes. Residentes y visitantes no se alarman. Contemplan al paquidermo, 48 toneladas de acero y madera, que avanza lentamente, barritando y expulsando agua por la trompa. En su lomo se han subido algunos turistas para formar parte del paseo de 30 minutos que el animal realiza por l’île de Nantes, una isla fluvial en el corazón de la urbe. Un recorrido por los mundos mágicos que poblaban la imaginación de Julio Verne, el habitante más célebre de esta ciudad de la bretaña francesa. “Llegará un momento en que las creaciones de la ciencia superarán a las de la imaginación”, dijo el autor de ‘La vuelta al mundo en 80 días’. Fue profético. Estas máquinas rebasan los sueños de cualquier alma, infantil o adulta.
La araña transporta a cuatro visitantes cuando es despertada y sacada de su oscuro agujero.
Foto: Copyright: Jean-Dominique Billaud/LVAN  

Hasta las olas son mecánicas

El Carrousel des Mondes Marins, situado frente al Museo Jules Verne, es un acuario custodiado por 16 pescadores oriundos de todos los océanos. El visitante podrá interactuar con criaturas abisales como el Calamar a retropropulsión, el Cangrejo gigante o el Pez pirata.

El Grand Èlephant se ha convertido en el símbolo extraoficial de la ciudad, tanto que protagoniza postales y souvenirs. Es también el emblema de la compañía de teatro callejero ‘La Machine’ y forma parte del proyecto artístico ‘Les Machines de l’île’.
Este se desarrolla en el lugar donde se emplazaban los antiguos astilleros de la ciudad. El punto de partida de los paseos diarios del Grand Èlephant son las naves que albergaban los talleres de calderería gruesa. Hoy las oníricas criaturas de Nantes forman un atípico parque de atracciones al aire libre.
El Carrousel de los Mundos Marinos recibió en 2014 el premio ‘Thea’ por ser considerado un “logro excepcional” y una “instalación de arte única”
Foto: Copyright: Jean_Dominique Billaud Nantes
El Taller es la nave donde nacen todas las ‘machines’, esculturas fantásticas que cobran vida gracias a los mecanismos que forman parte de su esqueleto. Desde sus pasarelas asomadas al trabajo diario de los artesanos, los visitantes han podido asistir al proceso de creación de una garza voladora gigante, una manta raya, un dragón chino o una enorme araña. Pero en este taller-laboratorio los detalles solo se intuyen, los fabricantes se cuidan mucho de desvelar el resultado definitivo hasta el final.
El Cangrejo Gigante, el Pez Pirata o el Barco Tempestad pueden ser montados y accionados por los visitantes.
Foto: Copyright: © Franck Tomps
Frente al Taller se encuentra la Galería, que alberga un bestiario de máquinas que se pueden accionar y probar. Es el escenario donde se da a conocer el gran proyecto de la compañía, que se encuentra aún en estudio. Se trata del ‘Arbre aux Hérons’, un árbol de acero de 50 metros de diámetro y 35 de alto que se construirá -si se confirma su viabilidad- en el centro de la ciudad. Estará coronado por dos garzas mecánicas y poblado por criaturas que transportarán al visitante entre sus terrazas y pasarelas. De momento se puede subir a su única rama construida, que se encuentra en la entrada de la Galería.
Los seres fantásticos cobran vida gracias a los mecanismos robóticos y a la acción de los escenógrafos François Delarozière y Pierre Orefice. Son los padres de las criaturas y del proyecto artístico que conecta los mundos inventados de Julio Verne, el imaginario mecánico de Leonardo Da Vinci y la historia industrial de la ciudad de Nantes. El objetivo de sus arquitecturas vivientes es “soñar las ciudades futuras y transformar la mirada que dirigimos a nuestro espacio urbano”. Puede parecer una quimera, pero ya lo decía Verne: “Prestándole atención a los locos se hacen los grandes descubrimientos”.

Artículos relacionados

Cazadores de grafitis

Capturar el color en la uniformidad del lienzo urbano y encontrar las mejores piezas, escondidas en muros y fachadas. Ese...

La leyenda durmiente

Fueron el hogar de auténticas celebridades, testigos mudos de su genialidad y algún que otro ‘affaire’. Hoy son hoteles para...

Cómo colarte dentro de tu peli favorita

¿Quieres regresar al futuro en un DeLorean o sucumbir al poder de la fuerza en la cantina de Mos Eisley?...

Drácula: persona non grata

Hace unos años trató de inaugurarse en Transilvania el parque temático 'Draculaland'. El proyecto fue prohibido por el gobierno rumano,...