>>>La catedral del vino

La catedral del vino

Las paredes de la bodega Solar de Samaniego (Laguardia, Álava, España) casi hablan. Las columnas de los antiguos depósitos de hormigón, de más de diez metros de altura, han cobrado vida gracias al muralista Guido Van Helten. Sobre ellas, el artista australiano ha retratado a siete personajes de la zona y ha plasmado los procesos de creación de la literatura y del vino.

El de Rafael Bauza, un empleado de la bodega desde hace 40 años, es el primer rostro con el que se topa el visitante. Aprovechando las irregularidades del hormigón y su textura para definir los rasgos, Van Helten ha conseguido dotar de vida a un lugar hasta ahora abandonado. Su objetivo es “capturar a la gente a través del retrato y los elementos humanos, y combinarlos con espacios industriales”. “Quiero que las figuras se alcen como estatuas en una catedral, que creo que es un espacio bello donde adentrarse y observar”, asegura. El proyecto se ha bautizado como ‘La catedral del vino’ y forma parte del amplio programa eno-cultural de esta bodega alavesa, titulado ‘Beber entre líneas’.

Artículos relacionados

Madrid y la fiesta mundial del Orgullo

¡Viva la vida! Este es el lema de Madrid como sede del World Pride 2017. La capital española se prepara...

La gastronomía brilla en la Costa del Sol

La tres nuevas estrellas concedidas por la Guía Michelin 2016 a restaurantes de la Costa del Sol ejemplifican la renovación...

Isla de Lobos, minimalismo natural en Fuerteventura

Cuatro kilómetros, ni un carretera y un solo restaurante. Así es este discreto islote del archipiélago canario.

Historia de dos ciudades

Es puro capricho. “Insolente e ideal”, dice Almodóvar. A veces se pone cosmopolita y otras se deja llevar por la...

Ibiza nunca cierra

La isla pitiusa baja el ritmo en los meses más fríos del año, pero no descansa. Cultura, gastronomía y turismo...