>>>La bahía sin fin

La bahía sin fin

Actividades acuáticas, playa y shopping durante el día. Y restaurantes y clubes al ponerse el sol. Todos los atractivos de Isla Mauricio se concentran en Grand Baie.
L

os holandeses del siglo XVII la llamaron ‘De Bogt Zonder Eyndt’, la bahía sin fin. Hoy, el pueblo costero de Grand Baie es el destino turístico más popular de Isla Mauricio y ofrece ocio diurno y nocturno también sin fin. Situado al norte de la isla, a unos 25 kilómetros de Port Louis, la capital, Gran Baie se asoma a un mar de aguas turquesas. Este imán para los turistas ofrece barra libre de todo lo que puedan necesitar: alojamiento, playas blancas, actividades acuáticas para todos los gustos, compras, restaurantes, bares y discotecas.

La playa de la Cuvette es un refugio tranquilo y resguardado de las masas y del tráfico, perfecto para quien busque un descanso sosegado en aguas que podrían pasar por caribeñas. Su cercanía al centro y sus servicios hacen de ella un lugar muy cómodo. En contraste, la gran playa pública de Grand Baie bulle de vida y actividad. Accesible desde cualquier punto de la ciudad, animan la arena coloridos puestos de comida y bañistas, y sus aguas están tomadas por barcos y buceadores. En una parte acotada de la playa se puede tomar el sol y darse un chapuzón, mientras que el resto se reserva para las múltiples actividades acuáticas que se ofertan en Grand Baie: catamaranes, surf, vela, esquí acuático, motos submarinas…

Grand Baie es el punto de partida de las excursiones a las islas del norte.

Barcos y ‘dodos’ invaden las calles

Un ave extinguido en el siglo XVIII, el ‘dodo’, invade las calles en forma de imanes, peluches y todo tipo de ‘merchandising’. El otro gran souvenir son las maquetas de barcos antiguos. Los artesanos que las fabrican reproducen a escala los planos originales de cada una de las naves.

Dada su orografía, Grand Baie es perfecta para la navegación. De este punto parten yates, cruceros, catamaranes y veleros, que ofrecen excursiones (privadas o en grupo) alrededor de la costa o a islas cercanas como la de San Gabriel. Una de las actividades más demandadas son las motos submarinas (‘sub-scooter’), sobre las que se puede “rodar” bajo el agua a una profundidad de unos cuatro o seis metros. Y en lugar de casco, los ‘motoristas’ se enfundan una escafandra que les permite respirar bajo el agua.

Para reponer fuerzas los puestos improvisados sobre la arena de la playa ofrecen apetecibles jugos de frutas. También se puede comprar pescado fresco. Los propios pescadores acuden a la playa a vender los ejemplares recién capturados, traídos directamente de los pesqueros fondeados en la bahía.

Además de las maquetas, los turistas buscan cestas de mimbre, manteles de Madagascar y tallas de madera

Si lo que se busca son compras más sofisticadas, Grand Baie ofrece un sinfín de opciones para todos los gustos. Los artesanos conviven con los centros comerciales y las marcas internacionales más prestigiosas en las calles de este antiguo pueblecito de pescadores, especialmente en Sunset Boulevard.

Los centros comerciales de La Croisette o Super U son muy populares.

Grand Baie es agua, es playa y es ‘shopping’. Pero, sobre todo, es noche. Según se va apagando el sol, se van encendiendo las luces de los restaurantes y los clubes nocturnos, dando paso a noches vibrantes, especialmente en el fin de semana. Los mejores bares y discotecas de la isla se concentran en la Royal Road y sus alrededores. En Banana Beach Club se puede disfrutar a diario de grupos en directo; alrededor de la barra circular del Budha Bar se bebe y se baila; y en los tres pisos de Les Enfants Terribles suenan todo tipo de estilos musicales. Probablemente, si los holandeses del siglo XVII vieran hoy esta céntrica calle, la bautizaran como ‘fiesta sin fin’.

Artículos relacionados

El sueño del aventurero

Bajo el disfraz de un Caribe del Océano Índico, con aguas turquesas y playas de arena coralina, Isla Mauricio esconde...

Isla Mauricio, el lujo de relajarse

¿En busca de un rincón donde relajarte, dar paseos por la playa, recibir masajes y descubrir la armonía? Millón y...

“Mauricio es lo opuesto a la vida ajetreada”

La instructora de ‘kitesurf’ Kathrin Ernest desvela cuáles son los mejores lugares para practicar deportes náuticos en Isla Mauricio, uno...

Donde el Ganges llega a África

Mark Twain escribió que Islas Mauricio sirvió como modelo para el paraíso. El archipiélago del Índico es también un centro...