>>>#Jordania con ojos de ‘instagramer’
Foto: Michael Tuquib

#Jordania con ojos de ‘instagramer’

No hay selfie que se resista al desierto de Wadi Rum, uno de los lugares más fotogénicos del país. Porque más allá de Petra, Jordania da para mucho ‘postureo’.
L

as puestas de sol nunca fallan. Y menos si son desde el Mar Muerto. El cielo anaranjado se mezclan con rojos inquietantes y el ocre reflectado de la tierra. Una gama de colores tan perfecta que no necesita filtros para obtener ‘likes’. Ni siquiera ‘Valencia’, el más utilizado en las fotos de naturaleza. Pero los atardeceres no son el único recurso de los ‘instagramers’ en Jordania.

 

Más de 95.000 fotografías se han compartido bajo el ‘hashtag’ #visitjordan. Y aunque Petra es la musa de muchas de estas fotos, Jordania ofrece infinidad de estampas. Para convertirse en ‘influencer’ hay que marcar tendencia y ser original. Por eso, nos salimos del encuadre ‘mainstream’, con la fachada de El Tesoro de fondo, para recorrer el Mar Muerto y el desierto de Wadi Rum. Paisajes únicos, casi extraterrestres… y muy ‘instagrameables’.

 

Un selfie en el Monte Nebo

La foto estrella de todo Instagram es el selfie. El Monte Nebo, el lugar desde el que Moisés divisó la Tierra Prometida según la Biblia, es un buen telón de fondo. Lo que hoy se ve desde este pico de más de 800 metros es el Mar Muerto.

La etiqueta #deadsea (Mar Muerto) agrupa más de 400.000 fotos. Hay atardeceres, pero sobre todo cuerpos sin complejos, envueltos en barro, felices. Y es que flotar en el Mar Muerto –la alta densidad y los niveles de sal lo permiten– no es solo cuestión de química, es una sensación adherida a perderse por Jordania. Scott Brown (@skipbroon) y su novia Christine no dudaron en untarse de barro de arriba abajo. Y como la foto lo es todo, antes de salir del hotel en dirección al Mar Muerto, tomó un periódico de recepción. “Se flota sin esfuerzo y esto hace que las fotos queden guay”, explica. Los ‘likes’ le dieron la razón.

 

Fotos que, además, no solo quedarán en la memoria colectiva, sino que se han convertido en los nuevos mapas. Durante el viaje, Brown le enseñaba a su guía Mo (que tenía a Indiana Jones como tono del teléfono) fotos de los lugares que quería visitar. Así consiguió que le llevara a lugares fuera del circuito establecido. El desierto de Wadi Rum superó todas sus expectativas. “Hay campamentos en los que pasar la noche para ver la puesta de sol, y luego mirar las estrellas en cielos completamente despejados, sin nada de contaminación”.

 

https://www.instagram.com/p/BS88Jw9gKKt/?taken-by=mykillburn&hl=es

Para Michael Tuquib (@mykillburn) fue como “explorar otro planeta” y “caminar sobre la luna”. “Hacer hogueras, dormir fuera del campamento, observar las estrellas y sentir la brisa fresca del desierto árabe por la noche es una de las experiencias más maravillosas y relajantes que he tenido”, rememora este enfermero a tiempo parcial/explorador a tiempo completo. Soñaba con recorrer el país desde que, siendo niño, vio una foto de Jordania en un calendario. Su viaje le llevó “de regreso a la antigüedad”, pero él lo trajo de vuelta al siglo XXI compartiendo más de 100 fotografías de sus aventuras por el país.

 

Le faltó hacer ‘check in’ en algunas localizaciones, la mejor excusa para volver a completar su álbum. Por ejemplo, la cercana garganta de Wadi Mujib, la Reserva Natural a menor altitud del mundo, 400 metros por debajo del mar, nombrada Reserva de la Biosfera por la Unesco en 2011. Su belleza paisajística encaja perfectamente dentro de la etiqueta #aventura, pues lo habitual es hacer barranquismo por sus cañones. También Ammán y Aqaba son destinos de foto, desde el laberinto de puestos callejeros de la capital hasta la calma de las bancadas de peces de la ciudad portuaria.

 

Para los viajeros como Michael Tuquib, Jordania se queda “en el corazón”. Y mientras, los no viajeros podrán, al menos, recorrer el país a través de Instagram.

 

Pa-KISS! 😘 #mykillstravels #MykillJordan

A post shared by mykillburn (@mykillburn) on

Artículos relacionados

Jordania: reinos perdidos, lagartos azules y gladiadores

Convertirse en Indiana Jones es solo el principio. A los niños les encantan las historias y Jordania está llena de...

Jordania en su punto

La gastronomía en Jordania es famosa por su contraste de culturas. Guisos beduinos se mezclan con los sabores de los...

Todos los caminos llevan a Petra

Más de 800 monumentos y 500 tumbas ‘escondidos’ en 264 kilómetros cuadrados. Petra es mucho más que la fachada del...

Un paseo por Roma… en Jordania

Deslumbró, hizo historia y desapareció. Jerash, la ciudad descubierta bajo tierra, tiene el privilegio de acoger las ruinas romanas mejor...