>>>Isla y hotel: todo en uno

Isla y hotel: todo en uno

Si te contamos que hemos encontrado un resort de lujo con spa pensarás que no es nada nuevo. Pero, ¿y si te decimos que el resort tiene su propia isla?
Se trata de Sveti Stefan, un pequeño islote a treinta minutos de Montenegro, y que destaca por ser…¡un hotel spa de lujo! Sí, has leído bien: la isla entera es un complejo hotelero. Forma parte de la cadena Aman Resorts, y distribuye sus habitaciones y suites por todo su territorio ¿Por qué ir a un hotel en una isla cuando puedes ir a una isla que es un hotel?
Este paraíso se encuentra en la bahía de Villa Miločer, en Montenegro, situado en la costa del Mar Adriático. Montenegro es un país cuya belleza le ha merecido el título de “la joya del Mediterráneo”. Allí te recibirá un impresionante entorno de montañas, bosques antiguos y playas vírgenes de agua color esmeralda. Al sur de Budva, entre los pueblos de Pržno y Sveti Stefan, te abrirá sus puertas el complejo de Aman Sveti Stefan, un singular resort de lujo que cuenta con dos kilómetros de costa. En esta se encuentran dos de las playas de arena rosa más famosas de Montenegro: la playa Milocer y la playa de la Reina.

Déjate mimar

Aquí también podrás disfrutar de Aman Spa, el centro de bienestar de Sveti Stefan, que cuenta con cuatro salas de tratamiento, habitaciones de relajación y terrazas de reposo privadas con vistas al estanque y los jardines. Todo estará preparado para que tú solo tengas que preocuparte de relajarte.

Sveti Stefan era un pequeño poblado pesquero cuando en 1934 la reina María de Yugoslavia mandó construir allí su residencia de verano, en una finca rodeada por más de 800 olivos. A principios de los años 60, los pintores Petar Lubarda y Milo Milunovic decidieron reformar la villa ya abandonada y transformarla en un complejo turístico…y el proyecto se les fue de las manos. De este modo, lo que antes eran viejas casas de pescadores acabaron por convertirse en dependencias donde alojar a los huéspedes que viajaban hasta allí con la idea de evadirse del mundo. Las dos playas de arena rosa que rodean el istmo le daban un toque especial a este particular olimpo que pronto se convirtió en el preferido de las estrellas de Hollywood. Por la isla han pasado ‘celebritiesicónicas como Marilyn Monroe, Shopia Loren, Claudia Schiffer, Kirk Douglas, Bobby Fischer o Willy Brandt.
El glamouroso complejo es un destino en sí mismo. Ofrece ocho suites en el que fue el palacio de la reina y un total de cincuenta habitaciones, cabañas y suites repartidas por toda la isla. Todas las estancias tienen algo en común, y es que sus interiores conservan los muros originales para recordar los orígenes del pueblo.

Una isla para saborear

La isla está repleta de opciones gastronómicas. Aman es el restaurante principal del complejo, y cuenta con terrazas superiores que ofrecen unas vistas increíbles al mar Adriático. Todo apunta a que tu romance con esta isla-hotel tan solo acaba de empezar.

Aunque las opciones dentro del resort son múltiples e invitan al relax, puedes aprovechar tu visita para hacer alguna excursión por sus alrededores. El pueblo de Budva te conquistará por lo pintoresco de sus estrechas calles. Cetinje, el lugar de residencia del presidente de Montenegro, es una ciudad de gran importancia histórica, pero si te gustan las iglesias y la arquitectura barroca, no puedes perderte Perast. También merecen la pena el Lago Skdar, el más grande de la península de los Balcanes, y la ciudad de Kotor, Patrimonio de la Humanidad por la impresionante muralla que la rodea. Unas vacaciones de auténtico lujo.

Artículos relacionados

La reina de la selva

Entre los árboles se alza majestuosa una colina que esconde un conjunto arqueológico con los jardines más antiguos de Asia.

La última playa desierta

La isla paradisíaca de Phi Phi Leh parece el decorado de una película, pero es real: es posible pisar sus...

El festival itinerante sobre el mar Adriático

De isla en isla, parando en siete destinos babilonios de la costa croata, una aventura hedonista a través del paraíso...

Cinco spas que merecen un viaje

El bienestar tiene un precio. Cada año la búsqueda de la belleza mueve más de 82 millones de dólares en...