>>Michael Greilsammer

Michael Greilsammer | Cantante y violinista

“Escuchando el sonido de Jerusalén es sencillo encontrar inspiración”

Define su estilo como “música de mundo”, pero sus raíces se encuentran en Jerusalén, la ciudad donde nació y donde vive junto a su familia. Sus calles y rincones le inspiran tanto como ellos.

Texto: Lucía Martín | Fotos: Patricia Martínez Sastre/Meged Gozani | Video: Patricia Martínez Sastre/Meged Gozani

M
ichael Greilsammer no decidió ser músico, fue la música “la que le decidió a él”. Empezó a tocar el violín con cinco años y desde entonces no se ha despegado de su instrumento, aunque ahora además canta y compone sus propias canciones. “Soy músico desde que tengo memoria”, afirma sentado en el patio del centro cultural Hamiffal de Jerusalén. Traducido como ‘La Fábrica’, este espacio donde Michael recuerda sus inicios es un antiguo edificio del siglo XIX, abandonado hasta que el colectivo de artistas Empty House lo resucitó para convertirlo en un centro cultural y artístico en constante ebullición. Cada semana programan talleres, conciertos y exposiciones “por y para el público”, el verdadero motor de este proyecto, según sus creadores.
El público también motiva muchas de las canciones de Michael. “La música es algo que conecta a las personas y las más feliz. Eso para mí es lo más importante, así que eso es lo que hago”. Sus conciertos son la mejor muestra. Asistimos a uno en el bar Nocturno, un café-restaurante donde es posible escuchar música en directo “con un rollo más acústico”, según nos cuenta el propio artista, que también destaca la calidad de su comida. Está situado en el oeste de la ciudad, al principio de Bezalel Street, y es uno de los espacios preferidos por los músicos locales.
“Hacer música es más fácil que hablar”, nos confiesa. Sus palabras cobran sentido cuando le vemos sobre el escenario. Toda su timidez se transforma en energía. Junto a él se encuentra su mujer, Shimrit, también cantante, que le acompaña con la guitarra. La pareja se ha convertido en uno de los duetos más exitosos de la música israelí con su mezcla de violín, guitarra acústica y “música del mundo”.
“Para mí hacer música es más fácil que hablar”
Michael Greilsammer tocando el violín
Michael Greilsammer
En ocasiones también tocan junto a una banda. El conjunto suena a una mezcla de Oriente y Occidente que combina estilos como drum & bass, reggae y rock&roll con melodías más tradicionales. “Con el violín toco una mezcla de música celta e irlandesa mezclada con un sonido ‘jazzy’ y ‘gypsy’ de Oriente Medio junto al ‘qanun’ (un instrumento sirio con 80 cuerdas) y la ‘darbuka’, provenientes de los países árabes, mientras que Shmirit canta con un estilo folk”. Michael intenta describir con palabras lo que sucede durante sus actuaciones pero tenía razón, no es fácil. Es mejor hablar de las emociones que provocan en la audiencia: “cuando oyen este tipo de música se mueven y bailan, y siempre salen de nuestras actuaciones con una sensación positiva. En nuestros conciertos, además de actuar, nos gusta crear unidad con el público”.
HaMiffal
Bar del centro social HaMiffal de Jerusalén
Cuando hablamos de música en Jerusalén, es obligatorio mencionar Yellow Submarine o “la casa de los músicos”, como la define Michael. Esta sala de conciertos acoge actuaciones más multitudinarias y destaca por su ambiente joven y sus propuestas de diferentes estilos. Además cuenta con locales de ensayo, estudios de grabación y programas educativos para los que están empezando. HaMazKeka, otro de los locales imprescindibles, también cuenta con un estudio de grabación. “Es más pequeñito que los otros, pero muy interesante para escuchar música indie y diferente”, nos aclara el artista. Yellow Submarine, Nocturno y HaMazKeka son sus lugares favoritos para descubrir nuevos sonidos. Al preguntarle de dónde proviene su inspiración, nos habla de la necesidad de conectar a las personas. De hacer algo original y que haga sentir mejor a los demás y a sí mismo. Para crear sus canciones se fija en artistas como Bob Marley, Dylan o Led Zeppelin, pero se inspira también en la gente que encuentra en su vida cotidiana en Jerusalén. “Es siempre cuando voy caminando por las calles que encuentro inspiración, mirando a la gente, escuchando todo tipo de idiomas: árabe, hebreo, francés, inglés, ruso… Es muy interesante. Incluso simplemente escuchando el sonido de la ciudad, tan tranquilo, es sencillo encontrar inspiración”.
“Soy músico desde que tengo memoria”
Una de las cosas que más le fascinan de su hogar es que no es una “ciudad orientada” y, por tanto, es perfecta para los que prefieren encontrar sus propios rincones y no quedarse solamente con lo obvio. “Jerusalén es diferente, es una verdadera mezcla de gente de distintas culturas. Creo que es una ciudad muy especial y única. Mezcla lo muy antiguo y lo nuevo, la juventud…”. Su consejo es caminar durante diez minutos por cualquiera de sus barrios y buscar “el lugar más sencillo” para sentarse y disfrutar de un plato de hummus, una de las especialidades gastronómicas y que él considera “la mejor del mundo”. Vegano convencido, reconoce su amor por este puré de garbanzos y las variadas opciones de ‘street food’ que ofrece Jerusalén, desde falafel a berenjenas asadas en pan de pita.
Michael Greilsammer en concierto.
Michael Greilsammer en concierto.

Además de buscar inspiración para sus canciones entre paseos y cafés, la vida del artista es exigente. Requiere ensayar para los conciertos, trabajar en su nuevo álbum, actualizar las redes sociales para mantenerse cerca de su público… y compaginar todo eso con su vida familiar. Una de sus últimas canciones, ‘Full Time Dad’, habla sobre esta búsqueda del equilibrio entre ser padre y artista. Para Michael, una de las soluciones es que los niños empiecen a amar la música desde el principio. Uno de sus hijos ya acude a clases de piano y de batería, y quién sabe si en unos años podrá compartir escenario con sus padres. Michael asegura que “el futuro es siempre mejor que el presente”, así que probablemente lo consiga.

Los lugares favoritos de Michael Greilsammer

 

Cafés & pubs

Emek Refa'im St 23

Shoshana Bar
Shoshan St 7

 

Live Music

Ha-Rekhavim St 13

Betsal'el St 7

Shoshan St 3

 

Restaurantes & Street Food
1-Ha-Shikma St

Shilo St 1

Agripas St 83

Beit Lehem Rd

 

Otros lugares
Derech Ruppin 11

Otros Passengers 6A
Federico Sánchez
Arquitecto
“El hombre no existe desnudo”
Leer entrevista >
Virgilio Martínez
Chef y empresario
“A Lima hay que comérsela entera”
Leer entrevista >
Gaggan Anand
Chef del restaurante Gaggan
“Yo no elegí Bangkok, fue el destino”
Leer entrevista >