>>Raquel Tavares

Raquel Tavares | Cantante

“Es la gente la que hace las ciudades”

Raquel Tavares, integrante de la nueva generación de fadistas, y Rodrigo Leâo, uno de los músicos portugueses más internacionales, nos guían por Lisboa.

Texto: Guadalupe Rodríguez | Fotos: Carlos Luján | Video: Kreativa Visual

E
l fado, un género de música popular portuguesa que nació en el siglo XIX, es considerado transgresor y ‘bairrista’ (propio de los barrios populares). Al igual que lo es la cantante Raquel Tavares, quien en su último disco, ’Raquel’, demuestra cómo ha evolucionado desde que comenzó cantando fados a los seis años. Defiende la Alfama lisboeta donde vive con toda la pasión de sus raíces gitanas.
La Alfama donde se encuentra el Museo del Fado, donde aparece su imagen en el mural que recoge las fotos de la nueva generación de fadistas a la que pertenece por edad, junto a nombres como Mariza, Carminho o Ana Moura. En lugar del retrato posado de frente, ella se presenta de perfil, cantando sobre el escenario en uno de los conciertos que ofrece por todo el mundo. Aunque no ha perdido la afición por acudir, ahora como público, a las casas de fado donde cantó desde que tenía 17 años, a veces hasta en tres diferentes cada noche.
“El fado sucede donde hay un cantante, una guitarra portuguesa y un bajo. Ahora, ¿dónde se puede oír? Hay muchas casas de fado, afortunadamente, en los barrios de Alfama, Barrio Alto, y Mouraria. Aunque confieso que ya no voy tan asiduamente, hay tres específicamente que son importantes para mí: Senhor Vino, A Adega O Faia y Casa de Linhares. Tres casas donde me gusta ir, la comida es genial, la gente es fantástica, el ambiente es bueno, tradicional, se escucha buena música y me siento como en casa”.
Y se siente en casa en el barrio de Alfama, donde las tascas de cocina tradicional se suceden a las casas de fado y los vecinos que tienden la ropa en los balcones se saludan por la calle y acogen a los turistas que alquilan por unos días sus casas como uno más de la familia.
Lisboa se convirtió en cosmopolita sin dejar de ser tradicional
El cantante André Baptista en Casa de Linhares
El restaurante y club de fado Casa de Linhares, en el barrio de Alfama, tiene como cantantes residentes a André Baptista, Vânia Duarte y Silvana Peres.
También adora en Lisboa, que “se tornó cosmopolita sin dejar ser tradicional”, el barrio de Chiado. “Es un lugar donde hacer compras en el centro antiguo. Es un lugar épico como Baixa y el Castelo de São Jorge por motivos obvios. No solo por sus vistas increíbles, sino también por su historia. Como es increíble la zona arquitectónica de Belém y el Monasterio de los Jerónimos”.
Raquel Tavares en Alfama
La cantante de fado Raquel Tavares ha grabado en las calles de Alfama el video del tema ‘O meu amor de longe’.
Aunque reconoce que le gusta el lado más popular de la ciudad. “Donde voy quiero estar con la gente que vive allí. La verdad es que ir a Belén es hermoso, pero es la gente la que hace las ciudades. Es, por tanto, que me parece más interesante recorrer los barrios: Bairro Alto, Mouraria o Cais do Sodré con todo tipo de música de noche, con gente sin prejuicios, porque Lisboa es una ciudad muy abierta.”
Lisboa es una ciudad muy abierta
El tamaño de la ciudad, de un millón de habitantes, la seguridad, y la facilidad de moverse en taxi son algunas de las ventajas que Raquel Tavares encuentra para visitar la capital portuguesa. “De cada diez restaurantes, nueve son buenos. ¡Es difícil comer mal! ¿Qué más puedo decir? Soy de Lisboa, se me nota mucho. ¡Venid a Lisboa!
Rodrigo Leão
Ex miembro del grupo Madredeus, Rodrigo Leão compuso la banda sonora de la película ‘El mayordomo’.

Rodrigo Leão | Compositor y músico

“Lisboa está presente en mi música”

La carrera de Rodrigo Leâo es una metáfora de la evolución de Portugal. Sin renunciar a sus raíces y tradiciones, ha absorbido influencias del exterior, para llevar su música a todo el mundo.

Texto: Guadalupe Rodríguez | Fotos: Carlos Luján | Video: Kreativa Visual

D

esde que comenzó en los años 80 como integrante de los grupos Sétima Legiâo primero y Madredeus después, el compositor, teclista y guitarrista Rodrigo Leâo ha bebido de las raíces de la música portuguesa, reivindicando instrumentos como el acordeón. Las ha mezclado con influencias de lo más variadas, desde pop británico a ‘new age’ y música brasileña, para armar una carrera como compositor de bandas sonoras y de discos junto a diversos cantantes. “La música portuguesa tiene una identidad muy fuerte. No solo el fado; también otros grupos que se aproximan más a la música popular portuguesa”, afirma, sentado en el restaurante 100 Maneiras, cerca de su casa, en el mismo sofá donde se tomó la imagen de portada de su último disco, ‘Life is Long’, junto a Scott Matthew.

Cada vez hay una mayor oferta musical en Lisboa

Cuando no está de gira ofreciendo conciertos, divide su tiempo entre el Alentejo, donde tiene la tranquilidad para componer, y Lisboa. Allí, le gusta pasear por Chiado y la ribera del río Tajo, desde Cais do Sodré hasta Alcântara. “Es un paseo de una hora ida y vuelta con una luz extraordinaria. Cais do Sodré y Barrio Alto son dos sitios con mucho movimiento por la noche, con gente joven, muchos bares y restaurantes. Para aquellos a los que les guste la animación son los lugares más indicados de Lisboa”. Si se busca tranquilidad, en cambio, Leâo recomienda la Praça das Flores, cerca de Príncipe Real, y el jardín de Estrela. “En Lisboa han abierto espacios nuevos donde escuchar a grupos de música en directo, más restaurantes… Se ha dado una nueva vida a Lisboa, no sólo por la noche, pero durante el día también. Cada vez hay una mayor oferta de espectáculos. No sólo en el verano, con todos los festivales, a los que acuden los grupos más conocidos de pop rock; también con una programación en salas como el Coliseo del Centro Cultural de Belém que no existía hace diez años”, se felicita el músico.

“Claramente, siento que hay algo de Lisboa, de Portugal, en mi música porque me encanta vivir aquí. Tal vez no es muy visible, pero hay melodías que son muy portuguesas. Hay una cierta melancolía que es muy propia de Portugal, que está muy presente en las canciones que yo trato de hacer”. Pero Rodrigo Leâo especifica que esta melancolía o romanticismo no es necesariamente triste, sino que trae consigo una esperanza. “Hay algo de tristeza, de melancolía, pero también con algo de poesía y de esperanza; el hecho de vivir junto el mar, de tener vino, la comida, todo es parte de nuestra cultura”.

Direcciones útilesCompartir

Rua do Teixeira, 35
Beco dos Armazéns do Linho 2
Rua das Portas de Santo Antão 96
Av. Duque de Loulé, 81-83
Largo Chafariz de Dentro 1
Rua da Barroca 54-56
Rua do Meio à Lapa 18
Otros Passengers 6A
Federico Sánchez
Arquitecto
“El hombre no existe desnudo”
Leer entrevista >
Virgilio Martínez
Chef y empresario
“A Lima hay que comérsela entera”
Leer entrevista >
Gaggan Anand
Chef del restaurante Gaggan
“Yo no elegí Bangkok, fue el destino”
Leer entrevista >