>>>Guía ‘hipster’ de Jerusalén
Foto: Devin Justesen/Unsplash.com

Guía ‘hipster’ de Jerusalén

Repleta de cultura ‘underground’, la ciudad milenaria ofrece atrevidas propuestas hechas por y para sus jóvenes. Descubre los planes más alternativos en una de las capitales más tradicionales.
S

ituado a pocos minutos del centro, el tradicional y centenario mercado Mahane Yehuda se ha convertido en una de las atracciones turísticas imprescindibles de Jerusalén. Lo mejor del mercado, sin embargo, empieza por la noche, cuando cierra y se convierte en una improvisada ‘galería de arte’ que sirve de fondo a los animados bares. El pintor y artista callejero Salomon Souza ha decorado más de 150 persianas de los locales con pinturas de personajes contemporáneos e históricos. Souza, con 25 años, forma parte de la nueva generación de jóvenes que están cambiando la ciudad y añadiendo nuevas capas a los más de 3.000 años de historia y tradición.

Una de las mejores formas de descubrir el Jerusalén más moderno es a través de su expresión artística. Encabezada por la tradición de la famosa escuela de arte Bezalel, la escena del arte contemporáneo se reparte por toda la ciudad. Desde grandes instituciones como el Museo de Israel hasta proyectos más pequeños como Artist House, que alberga colecciones de arte moderno, o la galería Art Time que promueve las obras de artistas locales. Jenna Romano, que forma parte de la comunidad de guías internacionales de arte Oh-So-Arty, explica que “el movimiento artístico en Jerusalén es un centro de innovación que ofrece información sobre el intenso diálogo presente en la Ciudad Santa mientras se mantiene al día con el discurso y las tendencias artísticas internacionales.”’

Dos chicas en la Bienal de Jerusalén.
La guía Jenna Romano planifica visitas a todos los rincones ‘arty’ de la ciudad, tanto públicos como privados.
Foto: Sophie Weinstein

La pausa más ‘cool’

Si hay algo que les gusta a los ‘hipsters’ de Jerusalén es ‘perder’ el tiempo tomando un buen café, una tradición heredada de Oriente Medio. Uno de los locales de moda es Nocturno, que abre sus puertas hasta por la noche y atrae a intelectuales, artistas y estudiantes de la ciudad. Otra parada obligada es Tmol Shilshom, famoso por albergar lecturas de libros con importantes autores como Amos Oz o Yehuda Amichai.

Existe una nueva generación de jóvenes, portadores del gen ‘millennial’, que quiere compartir y comprender. Inquietudes que se extienden a espacios multidisciplinares como el centro social HaMiffal. Situado en pleno corazón de Jerusalén, esta vieja fábrica del siglo XIX reformada, se ha convertido en un hervidero de ideas donde buscar inspiración. Además de ser uno de los referentes –junto con las salas HaMazkeka y Yellow Submarine– donde escuchar música en directo, ofrece teatro, danza, debates y proyecciones.

En los bordes de la Ciudad Vieja, donde la silueta de la torre de David vigila el pasado, el ambiente fronterizo entre lo antiguo y moderno prevalece. El concepto ‘vintage’ cobra un nuevo significado en Razzouk Tattoo. Un estudio de tatuajes religiosos, situado dentro del muro, cuyo eslogan reza: “Tatuando desde 1300”. Allí los artefactos antiguos conviven con la tecnología. Sin duda el sueño (o la pesadilla) de cualquier ‘hipster’ que se precie.

Abraham Hostel en Jerusalén.
Abraham Hostel organiza encuentros y excursiones de ‘street art’ por las calles secundarias del barrio Nachlaot y de Mahane Yehuda.
Foto: Abraham Hostel

Muy cerca del muro, saliendo por la puerta de Damasco, el barrio de Musrara también merece una visita: ambiente comunitario, esculturas de vanguardia en las calles, jardines colgantes y familias de judíos ortodoxos reunidos al aire libre. Un microcosmos que se ha convertido en refugio de artistas emergentes gracias a espacios culturales como su escuela de fotografía o su centro de música oriental. El ambiente bohemio con un toque ‘funky’ se extiende hasta la cercana plaza Safra, punto de encuentro de los skaters y artistas callejeros de la ciudad. La tienda Gili’s de skateboard sirve de epicentro de este movimiento, con la organización de exposiciones de fotografía y su participación en diferentes eventos como la competición Vans Shop Riot.

Sesión DJs en el Festival de Israel.
Encuentros culturales como el Festival de Israel sirven de escaparate a nuevas tendencias musicales.
Foto: Ortal Nedaf /Israel Festival

La escena cultural independiente continúa en barrios como Rehavia o Nachlaot, dos áreas ya asentadas que siempre ofrecen buenas vibraciones y deliciosas opciones de comida callejera, restaurantes gourmet y bares de moda llenos de jóvenes creativos.

Una nueva generación que reformula identidades y espacios y sigue transformando esta ciudad, que después de miles de años de historia, sigue sorprendiendo.

Artículos relacionados

La Ciudad Joven

Por muchos milenios de historia que cargue a sus espaldas, Jerusalén va camino de rejuvenecer. Lo hace entre cafés de...

24 horas en el Jerusalén más moderno

Una antigua estación reconvertida en espacio cultural, cafés que podrían estar en Brooklyn y barrios artísticos muestran la cara más...

Amantes del diseño, Jerusalén es vuestra ciudad

Tel Aviv ya no es el único destino ‘cool’ de Israel. Ahora Jerusalén le hace la competencia con atrevidas propuestas...

“Escuchando el sonido de Jerusalén es sencillo encontrar inspiración”

Define su estilo como “música de mundo”, pero sus raíces se encuentran en Jerusalén, la ciudad donde nació y donde...