>>>Fotografiar un glaciar como nunca antes
Foto: Mikael Buck/Sony

Fotografiar un glaciar como nunca antes

La belleza de las cuevas del glaciar islandés de Vatnajökull se revela con la mayor precisión alcanzada hasta ahora en las imágenes del fotógrafo Mikael Buck.
E
l segundo glaciar más extenso de Europa se mueve. Cada año Vatnajökull se desplaza y cambia, revelando complejos sistemas de cuevas que solo duran unas semanas. “Cada otoño localizamos las cuevas para la temporada de invierno”, cuentan Einar Runar Sigurdsson y Helen Maria, guías de la agencia Local Guide, experta en este glaciar. “Normalmente las encontramos en diferentes lugares de la cara sur de Vatnajökull. Algunas son realmente especiales y otras también en determinadas condiciones de luz. A veces son estables y se pueden visitar en todas las condiciones meteorológicas. Otras solo son accesibles con temperaturas bajo cero, cuando el agua que hay en el suelo debe estar congelada para poder entrar en la cueva”.
El glaciar Vatnajökull cubre más de 8.100 kilómetros cuadrados.
Foto: Mikael Buck/Sony

Un país bajo el hielo

El glaciar de Vatnajökull cubre el 8% de la superficie de Islandia. Más de 100 kilómetros en cada dirección están cubiertos de hielo. Con 400 metros de espesor de promedio y 900 metros en su punto más alto. Bajo él yace una cadena de volcanes, cuya erupción más reciente fue en 2011.

El fotógrafo londinense Mikael Buck ha sido uno de los afortunados en acceder al interior de estas cuevas. Su objetivo, fotografiar el hielo con la mayor precisión conseguida hasta la fecha. “Honestamente, es como estar en un planeta extraterrestre. Los colores y las formas son sorprendentes”, reconoce Buck. “La tecnología ha conseguido que podamos sentirnos dentro del glaciar como no había sido posible antes.”
Para lograrlo, el equipo de Buck, guiado por Sigurdsson y Maria, tuvo que recurrir a los mismos métodos que Robert Peary para explorar el Polo Norte. “Para llegar hasta las cuevas tuvimos que caminar sobre el glaciar durante dos horas cada día llevando crampones y utilizando un hacha para hielo”, recuerda el fotógrafo. “El mayor problema técnico fue llegar a las cuevas con suficiente tiempo. Como fuimos en noviembre, los días eran cortos y teníamos que darnos prisa para volver al jeep con la luz del día”.
Mikael Buck tiene más de diez años de experiencia como fotoperiodista.
Foto: Mikael Buck/Sony
El resultado de esta aventura fotográfica ha logrado hacer visibles las curvadas paredes de las cuevas. Talladas por el movimiento, se asemejan a neolíticas hachas de sílex. El glaciar se muestra como una fortaleza de caprichosos túneles de cristal de un profundo color azul. Las imágenes de Buck también han capturado a varios escaladores locales ascendiendo por las paredes de hielo para mostrar la magnitud de la majestuosa cueva.
Para acercarse al glaciar es necesario un vehículo 4x4.
Foto: Mikael Buck/Sony
Las fotografías fueron tomadas solo con la luz natural que se filtraba a través de las cueva. Los sensores desarrollados por Sony para las cámaras α7R II, RX10 II y RX 100 IV le han permitido reflejar con todo detalle los colores y la textura del glaciar a pesar de las bajas condiciones de luz. Gracias a que incorporan el primer sensor ‘full-frame’ retroiluminado que aúna una alta resolución y sensibilidad. Según la guía Helen Maria, que acompañó a Buck: “He explorado estas cuevas durante años. Estar aquí es una oportunidad verdaderamente maravillosa. Saber que se está experimentando un fenómeno tan efímero hace que sea aún más especial. Esta serie de fotografías ha hecho justicia al glaciar, y espero que como resultado muchas más personas se animen a visitarlo”.

Artículos relacionados

Bañarse a 40 grados en Islandia

La Laguna Azul es, como la definen, “un oasis de relajación”: aguas termales y un balneario de lujo donde alejarse...

Un universo de hielo

Langjökull es el segundo glaciar más extenso de Islandia. Into the glacier es un túnel excavado dentro de él que...

Bucea entre dos continentes

Las aguas más cristalinas del mundo provienen de un glaciar y fluyen entre dos placas tectónicas. Sus peculiaridades y su...

Phang Nga, la bahía de los secretos

De los agentes secretos, concretamente. Nos sumergimos en la bahía de Phang Nga, un territorio virgen y salvaje al que...