>>>¿Fiesta en Jamaica? No Problem
Foto: Wine Dharma

¿Fiesta en Jamaica? No Problem

La noche jamaicana suena a reggae, pero no solo. En la calle o en los bares, prepárate para no dejar de bailar. Como diría Bob Marley, “jamming till the jam is through”.
S

i hubiera medallas por salir de fiesta, las hubiera ganado todas”, dicen que comentó en una ocasión Usain Bolt. Le creemos. Además de poder correr los 100 metros en 9,58 segundos, el excampeón olímpico es famoso por sus noches de juerga. Lo lleva en los genes, y cualquiera que haya pasado una noche en Jamaica sabe por qué. Desde las fiestas en la calle con los altavoces a tope hasta los chupitos de ron en un bar en la playa con música en directo, las posibilidades son infinitas.

El propio Bolt tiene un local en Kingston, la capital de Jamaica, y otro en Ocho Ríos. Es la cadena Tracks & Records, que pronto aterrizará también en Reino Unido. Un ‘sports bar’, el primero de este estilo en Jamaica, que cuenta con más de 45 pantallas planas para no perderse ninguna competición. La música y su menú de platos jamaicanos (con mucha salsa ‘jerk’) son otras de sus señas de identidad.

Margaritaville Caribbean, Montego Bay
Margaritaville Caribbean ofrece diversión también de día, con un tobogán acuático de 36,5 metros.

Singing don’t worry about a thing…

El “mejor espectáculo de reggae del mundo” tiene lugar en Jamaica. Los artistas más destacados del panorama acuden cada año al Reggae Sumfest en Montego Bay. Otras fechas imprescindibles son el Día Internacional del Reagge (1 de julio) y el cumpleaños de Bob Marley en Negril (6 de febrero).

Margaritaville Caribbean es otra de las cadenas de referencia en la isla caribeña. Con establecimientos en Montego Bay, Negril, Ocho Ríos y Falmouth ofrece un entretenimiento 360º que incluye restaurante, cócteles, parque acuático y discoteca desde las 10 de la mañana hasta la madrugada. El más famoso es el de Montego Bay o Mo Bay como la conocen los locales, la segunda ciudad más grande del país y una de las más animadas. Margaritaville se sitúa en pleno ‘Hip Strip’, la calle de las tiendas y los bares donde acudir, tanto de día como de noche, para vivir el espíritu vibrante de la ciudad.

 

Pier One es la otra gran estrella de Montego Bay, con un restaurante al aire libre especializado en mariscos y lunes de karaoke, aunque para vivir una verdadera experiencia jamaicana hay que dejarse llevar por el ‘groove’ callejero. Los miércoles es el día grande gracias a la fiesta Wacky Wednesday, entre la 1 y las 5 de la mañana no muy lejos del Hip Strip. Las ‘sound system parties’, como se conoce a esta especie de ‘raves’ donde la música no para ni un segundo, son un fenómeno que tiene su origen en los años 50’s en los barrios de Kingston. Los DJs (o ‘selectors’ como se les conoce aquí) se valían de potentes equipos de sonido y amplificadores instalados en furgonetas o en la propia calle para poner a bailar a todo el vecindario.

Stephen Marley en Reggae Sumfest
Reggae Sumfest reúne sobre el escenario a grandes artistas del reggae como Stephen y Jo Mersa Marley

R&B, ska jamaicano, dub, dancehall y, por supuesto, reggae, siguen sonando a todo volumen en los altavoces de estas fiestas nada improvisadas que tienen lugar casi todos los días de la semana en Kingston y otras ciudades jamaicanas. Para enterarse de dónde están basta con seguir el ‘beat’, pero también son útiles las redes sociales, los ‘flyers’ que cuelgan de las farolas y los consejos de los locales. Una vez allí, basta con abrirse una cerveza Red Stripe, la bebida nacional junto al ron caribeño, y dejarse contagiar por el ritmo.

Atardecer en Rick’s Café
Ver el atardecer desde las terrazas de Rick’s Café se ha convertido en una tradición en Negril.

Para disfrutar de la cara más caribeña de Jamaica, nada como trasladar la fiesta a la playa. O, al menos, a la orilla del mar, como propone Rick’s Café, encajado entre las rocas de West End Cliffs en Negril. Lleva en funcionamiento desde 1974 y USA Today lo definió como el bar más sexy del Caribe. Con música reggae en directo todos los días de 17:30 a 20:00, destaca por sus atardeceres y por su ‘happy hour’. Aunque, Usain Bolt lo sabe, en Jamaica todas las horas son ‘happy hours’.

Artículos relacionados

Tropicales, especiados o con poderes de supervelocidad: platos que solo probarás en Jamaica

Recetas de antiguos guerreros, curry de cabra o cerveza que sabe a jengibre. Descubrimos el auténtico paraíso ‘foodie’ de la...

Reggae, ska y dancehall: la banda sonora de Jamaica

Sus playas han visto nacer algunos de los géneros musicales más influyentes de nuestro tiempo. Recorremos la isla caribeña siguiendo...

La mejor fiesta de la Tierra

Una vez al año, en mitad del desierto sudafricano, se monta una ciudad efímera dedicada al arte en la que...

Bodrum, el Saint-Tropez turco

“Paraíso de eternos azules”, según Homero. Diez siglos después, la ciudad portuaria turca tienta por otros motivos a curiosos, ‘bon...