Playas

Rügen, la mayor isla del país germánico, esconde un extenso litoral que mira al Báltico y que ha sido inspiración de artistas y refugio de personajes ilustres.