Naturaleza

Con la llegada de la primavera, Japón se convierte en una enorme nube de color pastel. Y parece que de tanto que los miran, los árboles se sonrojan.