Escapadas

Las torres de vigilancia y las montañas dominan el paisaje de Ushguli, la población habitada más alta de Europa. Ni el turismo ha llegado a alcanzarla.


Grasse huele a rosas

Texto: Isabella Mirkovic