Ahora

Es imposible saber qué grupos van a tocar, pero la fiesta más silvestre de Australia ya ha colgado el cartel de ‘no hay entradas’.


Bowie sigue vivo

Texto: Erika González