>>>Escapada a la Edad Media en Siena

Escapada a la Edad Media en Siena

Una ciudad en plena Toscana se resiste a decir adiós a su pasado. Solo necesitas recorrerla un par de días para retroceder varios siglos.
E

l color del cielo, la fuerza del mar”. Es el lema de la Contrada Capitana Dell’Onda (Contrada Capitana de la Onda) de Siena, pero bien podría ser el de una de las casas de ‘Juego de Tronos’. Su escudo, con un delfín sobre un fondo blanco y celeste, no tiene nada que envidiarle al de los Targaryen, aunque un auténtico fan diría que le recuerda más al de los Tully de Aguasdulces.

Es una de las 17 contradas en las que se divide Siena. Son los barrios del centro histórico. Cada contrada tiene su escudo, su lema, su sede… y sus enemigos y aliados. Su origen se relaciona con los antiguos oficios: la de la Onda la componían los ebanistas, la Nobile Contrada dell’Aquila (Águila) los notarios, la Contrada della Lupa (Loba) los panaderos… Todas llevan nombres de animales o elementos relacionados con la naturaleza que luego aparecen en sus blasones, aunque hay hasta un dragón. Como en ‘Juego de Tronos’, vamos.

Siena
El centro histórico de Siena fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995.

Viajar en el tiempo

La Toscana está llena de ciudades medievales como Siena donde viajar por unas horas al pasado. Florencia es perfecta como centro de operaciones para estas escapadas. Permite llegar cómodamente en tren a Lucca, Pisa o Cortona, escenario de la película ‘Bajo el sol de la Toscana’.

Esta tradición centenaria ha perdurado hasta nuestros días y sigue tiñendo las calles de Siena con estandartes para indicar en el territorio de qué contrada nos encontramos. Sus habitantes viven sus colores como si fueran los de su equipo de fútbol y los muestran orgullosos, sobre todo el 2 de julio y el 16 de agosto, dos fechas clave para Siena porque es cuando se celebra El Palio. Solo las guerras mundiales han logrado disuadir a los jinetes de participar en esta carrera, aunque lo compensaron con un palio extraordinario por la paz el 20 de agosto de 1945.

 

La fiesta tiene más de 400 años de antigüedad y engloba desfiles, comidas populares y un estricto protocolo que asegura la conservación del histórico evento. El momento más esperado es la carrera de caballos en la que participan diez de las diecisiete contradas jugándose el orgullo de todo un año. El premio es un estandarte de seda del que la competición toma el nombre.

Piazza del Campo el día de el Palio
El Palio se celebra en una abarrotada Piazza del Campo, que se cubre de tierra para la ocasión.

Si no fuera por el público, con gorras y gafas de sol, uno podría pensar que ha viajado a la Edad Media. Y no solo durante el Palio. El resto del año, Siena continúa siendo el perfecto escenario medieval, con sus casas de color ocre y callejuelas empinadas. Un “sueño gótico”, como suelen referirse a ella, lleno de pizzerías y heladerías artesanales, pastelerías y tiendas de souvenirs con pasta de todos los colores. Todo resulta anacrónico pero a la vez parece estar en su sitio. Es la magia de una ciudad que compitió con Florencia para convertirse en la ciudad más bella de la región.

San Domenico
La construcción de la basílica de San Domenico se prolongó durante más de dos siglos, de 1226 a 1465.
Foto: Pedro Lastra/Unsplash

El corazón se sitúa en la Piazza del Campo, una plaza en forma de concha que solo puede apreciarse en todo su esplendor desde los 87 metros de la Torre del Mangia. Desde allí arriba también puede verse cómo el Duomo de estilo gótico destaca entre los tejados mientras que la basílica de San Domenico domina sobre la colina. Y la campiña toscana, que rodea a la ciudad por los cuatro costados. Una vez situados, toca volver a perderse por el laberinto de sus calles, entre estandartes, turistas y algún que otro Lannister.

Artículos relacionados

Morir de amor en la Toscana

Un paseo de la mano por un pueblo medieval, un vino a la luz de las velas, admirar juntos el...

El Woodstock del jazz y el blues

Cada año más de medio millón de personas se acercan a Nueva Orleans para dejarse contagiar del swing de su...

El corazón del Mediterráneo

Con hermanas como Roma o Venecia parece fácil pasar desapercibida. Apulia no lo consigue. Su legado histórico, sus leyendas y...

De piratas, caimanes y otros cuentos

Sus playas cuentan leyendas sobre corsarios y tesoros, y una vez al año sus calles se llenan de banderas negras...