>>>El viaje de Vaiana
Marlon Brando se enamoró de Tetiaroa durante el rodaje de ‘Rebelión a bordo’, en 1962.
Foto: The Brando

El viaje de Vaiana

La nueva princesa Disney no vive en un castillo. Viene de Oceanía y se embarca en una aventura por las islas del Pacífico Sur.

Los habitantes de Motunui se rigen por una sola norma: no pasar del arrecife. Solo Vaiana, la hija del líder de la tribu, se atreve a rebelarse. Quiere romper la maldición y recuperar el espíritu marinero de su pueblo. Con la ayuda del semidios Maui, se embarca en una aventura que la llevará a conocer su historia y la de sus antepasados.

La premisa de la nueva película Disney está basada en hechos reales. Durante sus viajes por el Pacífico, los directores descubrieron que los pueblos de estas islas habían dejado de explorar el océano durante una larga temporada. Los teóricos hablan de hasta 1.000 años, pero todavía se desconocen las razones. Con esta idea en la cabeza, imaginaron una teoría que explicara cómo volvieron los polinesios a los mares en forma de fábula. Así nació ‘Vaiana’, llamada a convertirse en el ‘Frozen’ del 2017.

Concept art of Moana
El nombre de la protagonista, Moana en la mayoría de los países fuera de Europa, también significa ‘océano’ en muchas de las lenguas locales.
Foto: ©2016 Disney

El nuevo ‘Let it go’

Con una ambientación tan cuidada, la banda sonora no iba a ser menos, por eso el equipo Disney dedicó uno de sus viajes a buscar inspiración musical e hizo que coincidiera con un festival de músicas del Pacífico. También contaron con la experiencia del cantante Opetaia Tavita Foa‘i, nacido en Samoa, y su grupo Te Vaka.

Para asegurar la fiabilidad histórica crearon el ‘Oceanic Story Trust’. Este grupo, formado por historiadores, arqueólogos, lingüistas, pescadores y otros profesionales como bailarines, tatuadores o tejedores provenientes de la Polinesia, aconsejaron al equipo en todo momento. De ellos aprendieron que en su cultura los océanos no dividen las islas, sino que las unen.

El Pacífico se convirtió en un personaje más de la película, el mejor amigo de Vaiana, un aliado en las situaciones más peligrosas… y la oportunidad de los animadores para lucirse. El 80% de las escenas de la película tienen efectos especiales, más de la mitad, ‘water effects’.

Casi 1.000 personas entre artistas, músicos y técnicos han participado en la nueva creación Disney. Muchos viajaron al Pacífico Sur en busca de inspiración. En cuatro viajes visitaron Fiji, Samoa, Tahití, Moorea, Bora Bora y otras muchas islas de la Polinesia y la Melanesia. Motunui, la isla ficticia donde habita Vaiana, es una mezcla de todas ellas y sus culturas.

Moana and Maui
El personaje de Maui iba a ser calvo, como ‘La Roca’, pero finalmente le añadieron una frondosa melena negra, pues es así como lo imaginaban en la tradición polinesia.
Foto: ©2016 Disney

Los tatuajes de Maui

Los tatuajes polinesios no son una simple moda: cuentan la historia familiar, indican la clase social a la que uno pertenece o creencias espirituales. En el caso de Maui, representan sus hazañas pasadas. En ocasiones, cobran vida. Como Mini Maui, una especie de Pepito Grillo de tinta que ayuda y aconseja al semidios.

La principal dificultad estaba en la localización de la película: la acción está situada en el Pacífico Sur y 2.000 años atrás, por lo que no existen fotografías que tomar como referencia. El trabajo del ‘Oceanic Story Trust’ fue fundamental. Ellos supervisaron los vestidos, tatuajes, bailes y costumbres de Vaiana y su tribu. En cuanto a los escenarios, muchos de los paisajes prístinos de la Polinesia de hace dos siglos los encontraron en Tetiaroa. El único atolón de las islas del Viento, a 60 kilómetros de Tahití, es uno de los lugares más vírgenes de la zona a pesar de ser mundialmente conocido por ser la isla privada de Marlon Brando. El que fuera refugio de la realeza tahitiana acoge hoy un lujoso ‘eco-resort’ con 35 villas, The Brando. Sus playas de arena blanca permanecen prácticamente inalteradas, tal y como aparecen en ‘Vaiana’.

Tetiaroa aerial
Las imágenes y el color de la película se basaron en las fotografías que el equipo de Disney tomó durante su viaje.
Foto: The Brando

La nueva protagonista Disney no está sola en su viaje. Maui, un gigante completamente tatuado, le acompaña en su aventura por el Pacífico Sur. Como el resto de la película, su aspecto y forma de actuar es una fusión de las diferentes visiones que las islas polinesias tienen del semidios. “Lo habéis clavado”, les dijo Dwayne Johnson (La Roca) a los animadores cuando le enseñaron una versión casi final de su personaje, al que pone voz en la versión original. El actor tiene orígenes samoanos y confesó que Maui le recuerda a su abuelo, también luchador profesional.

El cerdito Pua, el gallo Heihei y los malvados Kakamora, la versión oceánica y exótica de los Minions, completan el reparto de ‘Vaiana’ y prometen sustituir a Olaf y compañía. Llegó el momento de cambiar el reino de hielo de Elsa por una isla paradisíaca en medio del Pacífico.

Artículos relacionados

La cuna australiana del ‘boho-chic’

Más que un pueblecito, Byron Bay es una filosofía de vida. Jóvenes surferos y granjeros ecológicos alternan con artistas y...

Islas Cook, el edén con conciencia

Existe un lugar en el mundo, muy parecido al paraíso, donde los turistas bucean en la mayor reserva marina del...

A la caza de las luces del sur

Las luces del norte parecen un fenómeno único pero sus vecinas del sur le hacen la competencia desde Australia y...

En casa del tiburón blanco

Neptune Islands, en el sur de Australia, está considerado el mejor lugar del mundo para ver –desde una jaula– al...