El tren colgante

La ciudad de Wuppertal (Alemania) tiene el monorrail más antiguo del mundo. Inaugurado en 1901 por el emperador alemán Guillermo II, el tren no circula sobre las vías sino colgado a doce metros de altura. El llamado “dragón de acero” hace la mayoría de su recorrido sobre el río Wupper y transporta 25 millones de pasajeros al año.

Artículos relacionados

La ciudad que no amaba los rascacielos pero dio al mundo una lección de diseño

La arquitectura de Múnich se debate entre la tradición y la modernidad, entre los palacios neoclásicos y los estadios de...

Una montaña rusa para recorrer andando

En ella no experimentarás el clásico subidón de adrenalina, pero tendrás tiempo de disfrutar de las vistas.

La costa blanca de Alemania

Rügen, la mayor isla del país germánico, esconde un extenso litoral que mira al Báltico y que ha sido inspiración...

Berlín: planes alternativos en la ciudad más alternativa

Bienvenidos a la meca de los ‘hipsters’ europeos. Te enseñamos el Berlín que todo moderno debe visitar al menos una...

500 años de pura cerveza

En abril de 1516 el duque Guillermo IV de Baviera proclamó la ‘Reinheitsgebot’, la ley de pureza de la cerveza....

Alemania sobre ruedas

“El segundo es el primero de los perdedores”, decía Ayrton Senna. Y Alemania se lo toma al pie de la...

Heidelberg: a los que aman

Llévense un drama y vuelvan con una comedia romántica. Tras siglos de fascinación, Heidelberg sigue creando una química rara entre...

“Vivo del arte”

El tenor italiano Paolo Fanale se baja del escenario del Teatro de la Ópera de Munich para acompañarnos en un...