>>>El crucero más grande del mundo
Foto: © Royal Caribbean

El crucero más grande del mundo

Con una longitud superior a la de tres campos de fútbol, Harmony of the Seas se prepara para dominar las aguas del Mediterráneo.
E
l tobogán Ultimate Abyss tiene una caída de más de 30 metros de altura. Los que se atrevan a tirarse por él alcanzarán los 14 kilómetros por hora en el descenso. Pero lo que hace especial a este tobogán es que no se encuentra en tierra firme. Es el más largo de alta mar y una de las atracciones del crucero más grande del mundo, Harmony of the Seas. Sus cifras aplastan: 227.000 toneladas de peso, capacidad para 5.749 pasajeros, 1.000 millones de euros de presupuesto para su construcción… Se trata del tercer buque de la clase Oasis de Royal Caribbean que apuesta por el gigantismo en el mar. Con la misma longitud que sus predecesores Oasis of the Seas y Allure of the Seas, es un metro más ancho. Centímetros que lo sitúan en primera posición entre los grandes cruceros del planeta. En total: 362 metros de eslora, 66 de mango y nueve de calado. Una ciudad flotante que en sus primeros meses de vida navegará por el Mediterráneo.
El crucero tiene un total de 16 cubiertas.
Foto: © Royal Caribbean

Todos quieren atracar en Barcelona

El puerto de Barcelona es el de mayor tránsito de pasajeros de cruceros de Europa. Más de 700 buques hacen escala en la ciudad española cada año, lo que supone un registro de 2,5 millones de cruceristas por temporada, superando a Civitavecchia (Roma).

Mismo mar que surcó el Lady Mary Wood, nave a la que se adjudica el honor de haber realizado el primer viaje turístico en barco. Corría el año 1844 y tenía capacidad para 60 pasajeros de primera clase y 50 de segunda. Habría que multiplicar esos 110 viajeros por 50 para obtener el número de pasajeros del Harmony of the Seas.
Se divide en siete vecindarios, organizados por áreas temáticas: Central Park, Boardwalk, Royal Promenade, zona de piscinas y deporte, Vitality at Sea Spa y Fitness Center, Entertainment Place y Youth Zone. Los pasajeros cuentan con pulseras electrónicas para entrar en sus camarotes o para gestionar compras y reservas a golpe de muñeca. Para que todo este engranaje funcione, Harmony of the Seas cuenta con una tripulación de más de 2.000 personas. A las que se suman los robots del Bionic Bar, unos camareros tecnológicos especializados en cócteles. Mientras los preparan –mezclados, no agitados– bailan al ritmo de la música. El espectáculo ‘Grease’ también pone el toque festivo a bordo del Harmony. De vuelta al camarote, los inquilinos de las habitaciones de interior no necesitarán imaginarse las vistas al mar, unas ventanas virtuales se encargan de replicar la misma panorámica que tienen los pasajeros de los camarotes exteriores.
El 23 de octubre saldrá de Barcelona el último crucero de Harmony of the Seas por el Mediterráneo.
Desde su lugar de construcción, el astillero francés de Saint-Nazaire, Harmony of the Seas ya ha realizado un primer trayecto por el norte de Europa. Pero el viaje inaugural oficial será el 7 de junio, con salida desde Barcelona. Durante el verano no abandonará el Mediterráneo, y cubrirá dos trayectos. Uno de cinco días con escalas en Roma y Nápoles, y otro de siete visitando Palma de Mallorca, Marsella, Florencia, Pisa, Roma y Nápoles. A partir de octubre, tomará nuevo rumbo. Cruzará el charco para establecerse en el mar Caribe.
23 millones de pasajeros viajaron en crucero en 2015.
Foto: © Royal Caribbean
Mientras, en el astillero de Saint-Nazaire ya se está construyendo el cuarto barco de la clase Oasis. Estará listo en 2018. ¿Arrebatará el récord al Harmony? No lo dudamos.

Artículos relacionados

La última playa desierta

La isla paradisíaca de Phi Phi Leh parece el decorado de una película, pero es real: es posible pisar sus...

Donde Robinson Crusoe se hizo turista

Piratas, tesoros, presos, expatriados y colonos. Aventuras recreadas por Daniel Defoe. El espíritu de su personaje más icónico, Robinson Crusoe,...

El lado más salvaje de Cuba

Existe vida lejos de la Habana y su malecón. Es la Cuba oriental de Bahía de Taco y Baracao, que...

Una isla hecha a mano

La fiebre por el D.I.Y (‘do it yourself’) no es algo nuevo. Siglos antes de que nacieran Pinterest y los...