>>>El corazón del Mediterráneo

El corazón del Mediterráneo

Con hermanas como Roma o Venecia parece fácil pasar desapercibida. Apulia no lo consigue. Su legado histórico, sus leyendas y su costa no se lo permiten.
6
0 millones de olivos, muchos de ellos milenarios, pueblan las seis provincias de Apulia: Bari, Barletta-Andria-Tranni, Brindisi, Foggia, Lecce y Tarento. La leyenda cuenta que fueron plantados por las mujeres de esta zona del sur de Italia en tiempos de las Cruzadas. Abandonadas por sus maridos marineros, caían en brazos de los cruzados y como penitencia por cada engaño debían plantar un olivo. Retorcidos y repletos de nudos, pueblan hoy el paisaje de esta región situada en el “tacón de la bota” italiana. Apulia en italiano es Puglia, derivado de ‘apuglia’: falta de lluvia. Una tierra seca pero con 860 kilómetros de litoral entre dos mares, el Adriático y el Jónico.
La ciudad blanca de Ostuni es la única del Valle de Itria que da al mar.

El baile como antídoto

Apulia suena a 'tarantella'. Y baila a su son. Parecida a la 'pizzica' siciliana, esta danza toma su nombre de la provincia de Tarento y hace referencia a la picadura de la araña taranta. Las mujeres picadas por ese insecto bailaban para frenar las convulsiones que les producía el veneno. Una leyenda que hoy perdura en su versión más festiva.

Esa situación geográfica, en pleno corazón del Mediterráneo, convirtió a Apulia en tierra de paso para mercaderes, monjes y cruzados con destino a Tierra Santa. Escenario de saqueos e invasiones (como la de los turcos a mediados del siglo XVI), buena parte de su costa está poblada de castillos y protegida por murallas. La ciudad de Acaya, en la provincia de Lecce, conserva un castillo amurallado que mandó construir Carlos V. Esa hermandad italo-española se refleja hoy en los colores del equipo de fútbol de la ciudad, amarillo y rojo. Los mismos que los de la bandera española. A Lecce la llaman “la Florencia del Sur”. Esta pequeña ciudad universitaria que comparte nombre con la provincia de la que es capital, tiene poco que envidiar a su vecina del norte. En los edificios de una misma plaza, la de San Oronzo, reúne tres legados históricos. El romano –anfiteatro incluido–, el barroco y la arquitectura fascista. Una herencia cultural ecléctica típica de Apulia.
Además de Lecce y Acaya, Apulia cuenta con varias ciudades dedicadas al arte. Desde Gargano –el extremo norte– al Salento –el sur– hay vestigios románicos y barrocos repartidos por toda la región. Museos y tesoros arqueológicos comparten protagonismo con un gran culto a la artesanía. Cestas y piezas de arcilla en Bari, cerámica en Tarento, o pasta de papel y piedra en Salento.
Bari es la ciudad más poblada de Apulia.
Un cuidado por el detalle que se ve reflejado en los pueblos blancos del valle de Itria, que se extiende por tres de las provincias pullenses: Bari, Brindisi y Tarento. Las calles encaladas de Ostuni, Locorotondo y Alberobello recuerdan a las de una isla griega. A Alberobello (en la provincia de Bari) se la conoce como la ciudad de los Trulli, una edificación construida a base de piedras calizas en seco, sin argamasa. Es típica de zonas rurales (para guardar aperos) y sobresale gracias a sus cubiertas, de pizarra y abovedadas.
En Apulia los ‘orecchietti’ suelen prepararse con verduras, o acompañados de tomate y requesón.
Foto: Viaggiare in Puglia. ©Carlos Solito
Bari es la capital de la provincia que lleva su nombre y también de toda Apulia. En las callejuelas de su centro histórico conviven pequeños talleres de artesanía con elegantes edificios. Un buen punto de partida para conocer los pueblos de la costa de Bari, bañada por el Adriático. Aguas cristalinas, arena fina y acantilados. Para paisajes de postal, los de Salento y todo el Arco Jónico. Dos mares y cientos de batallas y leyendas esperan a los que se atrevan a apostar por el sur.

Artículos relacionados

Roma, eternamente joven

Es la ciudad eterna porque en ella se funden pasado, presente y futuro. Pero también porque Roma es capaz de...

Si quieres pintar como Monet, viaja

Un recorrido por algunos de los escenarios que inspiraron los cuadros de los pintores más famosos: París, Monte Fuji, Holanda…

Londres quiere ser Manhattan

Desde las cúpulas de las catedrales hasta los imponentes rascacielos, el ‘skyline’ de Londres es conocido en el mundo entero....

La Habana se calienta

Se habla de deshielo, pero los mojitos se sirven bien fresquitos. La vida en La Habana continúa fluyendo al ritmo...