>>>El carnaval de hielo
Quebec es conocida como ‘la capital de la nieve’.

El carnaval de hielo

Es la fiesta invernal más grande del mundo. El Carnaval de Quebec ofrece más de 200 actividades para desafiar las bajas temperaturas.
A

20 grados bajo cero no hay cuerpos bronceados sacudiendo las caderas al ritmo de la samba. En el Carnaval de Quebec los que se calzan un bañador, puro acto de masoquismo, lo hacen para zambullirse en la nieve. Un vaso de Caribou, el ‘sol líquido’ ayudará a que la sangre vuelva a las extremidades. El mejunje tradicional canadiense se compone de vino tinto, brandy, vodka y, en ocasiones, sirope de arce. Casi 60.000 botellas se consumen durante los 17 días que dura el carnaval de invierno más grande del mundo.

Su historia se remonta a 1894, año de su primera edición. Los quebequenses, que habían adquirido las tradiciones de los franceses, celebraban el duro invierno -concretamente el final del mes de enero y el principio de febrero- saliendo a la calle, comiendo, bailando y bebiendo para “calentar los corazones”. La irrupción de las dos guerras mundiales y la Gran Depresión marcaron una larga pausa hasta 1955, cuando el carnaval regresa con el que se será su mayor embajador, Bonhomme, un sonriente muñeco de nieve de más de dos metros y 200 kilos de peso. Hasta perfil en LinkedIn tiene este símbolo de Quebec, amigo de Santa Claus, que personifica en toda su rotundidad el “joie de vivre” (la alegría de vivir).

El mayor sueño de Bonhomme es acabar con el cambio climático.
Foto: Maridav / Shutterstock.com

La parte artística

El carnaval acoge dos concursos de esculturas de hielo y nieve. Uno dirigido a los más jóvenes, que persigue promover la creación de esculturas entre los más pequeños y el Concurso Internacional, en el que cientos de artistas de todo el mundo acuden para realizar trabajos abstractos o figurativos.

Más de 400 toneladas de hielo se usan para crear las esculturas que convierten Quebec en un museo al aire libre, incluido el hogar de Bonhomme, un palacio de hielo de 12 metros de altura construido frente al Parlamento. La elección de la reina del carnaval y sus duquesas marca el inicio de las celebraciones, que este año tendrán lugar del 27 de enero al 12 de febrero. Carreras de trineos de perros, futbolines gigantes, un cine al aire libre, concursos de esculturas de hielo y desfiles nocturnos son algunas de las 200 actividades dispuestas para más de medio millón de asistentes.

La carrera de canoas es el evento más esperado. Forrados con abrigos, guantes y ‘tuques’ (versión canadiense del gorro de lana) los espectadores animan a los 50 equipos de Quebec, Canadá, Francia y Estados Unidos. Estos navegan, durante 23 minutos aproximadamente, por las aguas congeladas del río San Lorenzo mientras el hielo cruje bajo sus pies.

Los espectadores también pueden montar en canoa por el río San Lorenzo.
Foto: Vlad G / Shutterstock.com

Las Llanuras de Abraham, uno de los campos de batalla más importantes de la historia de Canadá (aquí se produjo en 1759 la derrota de Nueva Francia, quedando en manos de los británicos) concentra hoy las actividades más divertidas. Convertido en parque urbano, se llena de carpas, bares de hielo y jacuzzis al aire libre.

Le Château Frontenac es considerado el hotel más fotografiado en el mundo.

Como el protagonista de una bola de cristal, de esas que agitas y se llenan de nieve, Le Château Frontenac es el castillo de cuento que preside Quebec. Abierto en 1893 e inspirado en la arquitectura francesa del Renacimiento, es el lugar perfecto para alojarse durante el carnaval. Por sus 611 habitaciones y suites han pasado Charles de Gaulle, Ronald Reagan, Alfred Hitchcock o Grace Kelly. Goza de las mejores vistas de la ciudad vieja, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y el río San Lorenzo. Durante el carnaval acoge otro de los momentos estrella, el tradicional baile de la reina. Cerca de 400 invitados se reúnen en su salón de baile, decorado al más puro estilo Frozen. Porque el frío es el auténtico el rey de la fiesta, con permiso de Bonhomme.

Artículos relacionados

Canadá invita por su cumpleaños

Sigue el camino de sillas rojas –puedes empezar por sus parques nacionales– y descubre todo lo que Canadá ofrece en...

Fogo Island: del bacalao al arte

En los noventa, Fogo Island vivía de la pesca. Atacada por la crisis, está pequeña isla canadiense se reconvirtió en...

Cócteles en un glaciar

La nueva experiencia culinaria creada por Four Seasons incluye cócteles en un glaciar y una cena con vistas a la...

La senda más larga del mundo

Los 24.000 kilómetros del sendero The Great Trail atraviesan Canadá de punta a punta y convierten al país en un...