>>>El café más deseado del mundo está en Jamaica
Café jamaicano

El café más deseado del mundo está en Jamaica

Cultivado a más de 2000 metros de altitud y con una producción limitada, el grano jamaicano es uno de los más codiciados por los cafeteros más exigentes.
E

l Blue Mountain es el café preferido de James Bond, y si por algo destaca el agente 007, es por su buen gusto. Ian Fleming, creador del personaje, vivió una época en Oracabessa Bay. El autor británico llegó a construirse una mansión en esta zona de la costa norte de Jamaica, desde donde escribió algunas de las aventuras del mítico Bond. Inevitablemente, las tradiciones y costumbres de la isla se ‘colaron’ en los renglones de sus obras y en la propia personalidad –y los gustos– del personaje.

Pero la historia de este prestigioso café empezó mucho antes que en la máquina de escribir de Fleming (1908-1964). El gobernador británico de Jamaica, Sir Nicholas Lawes lo recibió como un regalo del gobernador de Martinica en 1728. Según avanzaba el siglo XVIII, el café cultivado en las Blue Mountains empezó a conocerse en otras partes del mundo, y en el XIX ya formaba parte de la gastronomía jamaicana. De acidez media, aroma suave y un regusto a madera, presume de un sabor más intenso que el de otros cultivos de Jamaica.

Cultivo de café.
En marzo se celebró la primera edición del Blue Mountain Coffee Festival, que repetirá en 2019.

Su peculiaridad reside en que se cultiva a más de 2000 metros de altitud, en un clima radicalmente opuesto al que impera en el resto de la isla caribeña. En el Parque Nacional Blue Mountains se dan las condiciones ideales para cultivar un café tan especial: suelo rico en minerales, a la sombra de las montañas, y con alta nubosidad y nieblas casi perpetuas, que dan un respiro a las plantaciones. Esto hace que las bayas tarden algo más en madurar que en otras zonas. Y precisamente se cree que en este tiempo extra, el Blue Mountain adquiere su rico aroma. Es conocido por ser uno de los cafés más raros y caros del mundo.

El Parque Nacional Blue Mountains y John Crow fue designado patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2015. Con más de 40.000 hectáreas –casi el 4,5% de la superficie de la isla–, se extiende por tres parroquias del sudeste de Jamaica. Su gran potencial natural convierte al parque en hogar de muchas especies endémicas de flora y fauna; entre todas destaca la mariposa gigante de Swallowtail, la más grande de todo el hemisferio occidental. El parque alberga el pico más alto de Jamaica (Blue Mountain Peak, 2256 metros) y se puede hacer una excursión de siete horas para alcanzarlo. También cuenta con 15 kilómetros de senderos que se pueden recorrer a pie o en bicicleta. En una de esas rutas se puede hacer una parada en las haciendas de la zona para conocer de primera mano los cultivos de este café gourmet.

Parque Nacional Blue Mountains y John Crow
Este café jamaicano tiene un bajo contenido en cafeína, en torno a un 1%.

La fábrica Mavis Bank Coffee (a 22 kilómetros de Kingston) está abierta a visitas guiadas, cata incluida. Aquí se cultiva –y se recoge manualmente– el Jablum Blue Mountain Coffee, un producto 100% Jamaica Blue Mountain®. Y es que, para proteger el prestigio de este café, Jamaica estableció una regulación muy estricta sobre su producción –que es bastante escasa– y exportación. Existen unos límites geográficos muy delimitados.

Mariposa gigante de Swallowtail.
El parque cuenta con tres áreas recreativas: Holywell, Portland Gap y Blue Mountain Peak Trail.

Los granos se clasifican según su tamaño (grado 1, 2 o 3) y aquellos que presenten algún defecto, son desechados a mano. Para mantener su calidad y promover el desarrollo de la industria cafetera, a mediados del siglo pasado se estableció una licencia que regulaba tanto los cafetales como las instalaciones dedicadas a la producción. Por aquel entonces se creó también la Junta de la Industria del Café de Jamaica. De hecho, es el segundo producto más exportado del país después de la caña de azúcar.

Cada lote se examina rigurosamente antes de exportarlo al extranjero. Es tradición que el café jamaicano se envíe en barriles de madera en vez de en las típicas bolsas o sacos. Es el único del mundo que se transporta así y la mayoría de estos barriles llegan a Japón, principal ‘cliente’ del Blue Mountain Coffee. Pero no hace falta viajar hasta el país nipón para probarlo. Menos kilómetros nos separan de Jamaica y las montañas donde nace el café más deseado del mundo.

Artículos relacionados

Reggae, ska y dancehall: la banda sonora de Jamaica

Sus playas han visto nacer algunos de los géneros musicales más influyentes de nuestro tiempo. Recorremos la isla caribeña siguiendo...

¿Fiesta en Jamaica? No Problem

La noche jamaicana suena a reggae, pero no solo. En la calle o en los bares, prepárate para no dejar...

Tropicales, especiados o con poderes de supervelocidad: platos que solo probarás en Jamaica

Recetas de antiguos guerreros, curry de cabra o cerveza que sabe a jengibre. Descubrimos el auténtico paraíso ‘foodie’ de la...

Un paseo de altura

Lagos, picos nevados y, lo mejor, la gente local, serán tus compañeros a lo largo de esta ruta de 120...