>>>El aprendiz de Caribe
La playa de Santa María, en la isla de Sal, es una de las más conocidas de Cabo Verde.

El aprendiz de Caribe

Cabo Verde es el nuevo Caribe africano. Diez islas a 700 kilómetros de Dakar que pueden convertirse en la alternativa perfecta a las Canarias durante el frío invierno europeo.
C

uando el nombre de tu capital significa ‘playa’ en portugués solo hay dos opciones: o eres un destino playero o te mueres por serlo. En el caso de Cabo Verde hay un poco de las dos: es un destino de arena y sol, pero tiene el encanto de los lugares poco explotados por el turismo. Poco a poco va abriéndose al mundo para mostrarse como un oasis con mucho que ofrecer en mitad del Atlántico. Sus diez islas atraen a cada vez más visitantes, y compite con la vecina Senegal por el titulo de ‘Caribe africano’.

En su capital, Praia, hay algunas playas, como Prainha y Quebra Canela, las más accesibles desde la ciudad. Pero las mejores se encuentran en las islas de Sal y Boa Vista. La primera, de origen volcánico, es la más turística de todas. En ella está el aeropuerto internacional y cuenta con una decena de ‘resorts’ donde alojarse para unas vacaciones de lujo. Sus paisajes áridos contrastan con el turquesa de sus aguas. Esta falta de vegetación tiene mucho que ver con su cercanía al Sahara, con quien comparte latitud.

 Praia, Cabo Verde
Además de las playas, la principal atracción turística es su centro histórico, el barrio de Plateau.

El verde de Cabo Verde

Se suele decir que Cabo Verde ni es un cabo ni es verde. Pero eso solo lo dicen los que no han visitado Santo Antão. Es la segunda isla más grande del archipiélago y tiene las mejores rutas de senderismo entre valles y cráteres.

Pero una vez en la orilla de la playa de Santa María, el desierto no puede quedar más lejos. Santa María invita a la tranquilidad y la contemplación, a dejarse mecer por la ‘morabeza’ de Cabo Verde. Esta palabra derivada del portugués, la lengua oficial a pesar del criollo, sirve para definir “sentimientos cálidos” como la hospitalidad, la belleza interior, el amor… Esto no es incompatible con su cara B, la de la adrenalina y los deportes náuticos. En sus ocho kilómetros de arena hay espacio más que suficiente para el kitesurf, el windsurf, la pesca y el buceo.

Pero no todo son playas de arena fina. El terreno volcánico hace posible rincones como Buracona, una bahía donde la erosión ha originado piscinas naturales protegidas por gigantescas rocas basálticas. Es el lugar más original para darse un baño junto con las salinas de Pedra do Lume, la otra gran atracción de la isla de Sal. Este curioso lugar ocupa el cráter de un antiguo volcán y es la razón por la que se cambió de nombre a la isla, antes conocida como ‘Llana’. La alta concentración de sal hace flotar a los visitantes que se zambullen en sus aguas rosadas.

Santo Antão, Cabo Verde
Santo Antão cuenta con tres picos que superan los 1.800 metros. El más alto es Tope da Coroa.

Para seguir chapoteando, esta vez en el océano Atlántico, la praia do Estoril es una de las más recomendables. Situada en la isla de Boa Vista, tiene un kilómetro de largo y está al sur de la capital, Sal Rei, protegida del viento por un pequeño islote. Es uno de los tesoros de Boa Vista, que con 55 kilómetros de playa, tiene para elegir.

Praia da Chave
Los deportistas frecuentan la praia da Chave y la de Atalanta, en Boa Vista, donde el windsurf se practica a diario.

Santa Mónica, llamada así por su parecido con la de California, es una de las más inaccesibles y, por tanto, casi virgen. La de Cruz es lo contrario, sus chiringuitos y bares contribuyen al bullicio y animan el ambiente. Baia das Gatas es la preferida por los delfines, que tampoco quieren perderse la belleza del nuevo Caribe africano.

Artículos relacionados

Cruza en tren el puente sobre el río Kwai

Una famosa película dirigida por David Lean hizo universal el puente de Tailandia con el origen más trágico.

El lado más salvaje de Cuba

Existe vida lejos de la Habana y su malecón. Es la Cuba oriental de Bahía de Taco y Baracao, que...

Destino al infierno

La depresión Danakil, en el Cuerno de África, es uno de los puntos más calientes del planeta. Con apenas 60.000...

Paisajes marcianos para futuros astronautas

El proyecto Mars One ofrece un viaje a Marte sin retorno. Si te sientes menos héroe, pero te gustaría experimentar...