>>>Duerme ‘en casa’ de las celebrities

Duerme ‘en casa’ de las celebrities

Será lo más cerca que podamos estar de nuestros ídolos e intuir su forma de vida. Los hoteles de las estrellas son un fiel reflejo de sus gustos y, en algunos casos, de sus principios.
P

isar las huellas de Cristiano Ronaldo, impresas en la alfombra, al entrar en la habitación al ritmo de la ovación de la grada. Es parte de la experiencia que ofrecen los hoteles Pestana CR7, donde el protagonista absoluto es la estrella portuguesa. Ya son dos los templos dedicados al dios del fútbol, en Funchal y Lisboa, y en 2017 la cadena desembarcará también en Madrid y Nueva York.

Pero sentimos decirle a CR7 que la idea no es del todo original, el delantero del Real Madrid no es ni de lejos el primer famoso que plasma su personalidad en un hotel. Cuando Marlon Brando desembarcó en la isla tahitiana de Tetiaroa se enamoró; del lugar y de una de sus habitantes. Fue a rodar ‘Rebelión a bordo’ y acabó comprando la isla, casándose con una haitiana y poniendo en marcha un complejo hotelero ecológico de lujo. Quería preservar la isla del apetito urbanístico y conservarla tal y como era. Aunque el actor falleció antes de terminar la construcción, se respetaron sus deseos. El hotel The Brando se alimenta de energías naturales y sus habitaciones están separadas entre sí, para que el impacto humano sea mínimo.

Habitación y terraza con piscina de una de las cabañas del Blancaneaux Lodge
El Blancaneaux Lodge está decorado con piezas de arte de la colección personal de Coppola.

El primero que tuvo la idea

Tras viajar mucho y no encontrar nunca lo que buscaba en un hotel, Robert Redford decidió en 1969 abrir el suyo, el Sundance Resort. Fue el primer actor que tuvo la idea, y creó escuela. Lo hizo en Sundance, con la idea de que los asistentes al festival de cine independiente encontraran un lugar acogedor en el que esperar hasta saber si resultaban premiados.

Leonardo DiCaprio aplica su férrea defensa del medio ambiente también en su hotel, el Blackadore Caye, en Belice. Este exclusivo eco-resort abrirá sus puertas en 2018 dando el mismo protagonismo al lujo que al respeto por la naturaleza. Algo así como ‘El gran Gatsby’, pero en ‘La playa’. “Quiero hacer algo para cambiar el mundo, no lo haría si no estuviera convencido de que es un hito histórico en el movimiento pro medio ambiente”, explicaba el actor a ‘The New York Times’. En el mismo país centroamericano, y también con un espíritu ecológico, la familia Coppola ha encontrado el lugar perfecto para establecer uno de sus alojamientos de lujo, el Blancaneaux Lodge. Cuando Francis Ford Coppola lo encontró era un alojamiento abandonado, y lo convirtió en el refugio de la familia. Más de una década después, en 1993, lo abrieron al público.

En el corazón de la Gran Manzana, en el barrio de Tribeca, se encuentra el hotel de Robert de Niro. En el exclusivo The Greenwich Hotel los viajeros pueden disfrutar de comida gourmet a cualquier hora y de la tecnología más puntera. Y si van con sus mascotas, pueden estar seguros de que recibirán los mismos mimos que ellos, o incluso más. A las afueras de Nueva York, los mitómanos que busquen tranquilidad pueden optar por el Bedford Post Inn, propiedad de Richard Gere. En este hotelito volcado en el yoga y en la gastronomía cualquiera podrá sentirse Julia Roberts en el lujoso jacuzzi de ‘Pretty Woman’.

Suite principal de The Clarence
La suite Penthouse (The Clarence) tiene 2.000 metros cuadrados repartidos en dos pisos.

No sólo los actores disfrutan abriendo las puertas de sus refugios. En Dublín, el hotel The Clarence es más conocido como ‘el hotel de U2’, y en él han pasado los miembros de la banda más de un ‘beautiful day’. En 1996 Bono y The Edge remodelaron el viejo hotel, prestando especial atención a la suite Penthouse. Al cantante le gustó tanto el resultado que allí es donde se aloja cuando se queda en su ciudad natal. El chef de su restaurante posee una estrella Michelin. Su Octogon Bar es un referente social de la ciudad, y su azotea ha sido escenario de algunas grabaciones del grupo.

Montaña rusa en Dollywood
Además del parque de atracciones, Dolly Parton posee el hotel de lujo DreamMore Resort.

Gloria y Emilio Estefan han sabido imprimir el carácter de su tierra en el Miami más lujoso. Sus hoteles Costa d’Este (en Boca Ratón) y Cardozo (en Ocean Drive) ofrecen especialidades de comida cubana supervisadas por la propia cantante. También en Miami, los admiradores de la Madonna pueden alojarse en su hotel Delano South Beach, y darse el gusto de escuchar música clásica bajo el agua de la piscina.

Alejados del mundanal ruido están Olivia Newton-John, impulsora del australiano Gaia Retreat & Spa (Brooklet) y Clint Eastwood, dueño del Mission Ranch Hotel, situado cerca de San Francisco, en Carmel (localidad de la que fuera alcalde), y que parece un escenario de ‘Los puentes de Madison’… Los fans de las estrellas más emprendedoras están de suerte: casi casi pueden colarse en sus casas.

Artículos relacionados

Los mil metros más brillantes del mundo

Si cada diamante vendido en cualquier parte del planeta ha realizado una visita a Amberes, ¿por qué no seguir su...

El último paisaje de ‘El Renacido’

El rodaje se alargó más de la cuenta y la nieve acabó por derretirse. Hubo que viajar al “fin del...

Cuando la habitación eres tú

Llegas a tu hotel urbano y te apetece relajarte en la naturaleza. Gracias a la tecnología Broomx, con tu ‘smartphone’,...

Las mejores suites para dos

Camas con vistas para dormir abrazados… o para no dormir en absoluto. Tú decides. Pero te garantizamos que estas son...