Zimbabwe

Las Cataratas Victoria son un auténtico espectáculo de por sí, pero los viajeros más intrépidos no tienen por qué conformarse con fotografiarlas de lejos: pueden zambullirse en la Piscina del Diablo.